El Misterio del Pibe Trosko (parte 1)

3 Nov

Entre el humor político y la contrainteligencia militante

por Lisandro Casiardi

Un avatar de las redes sociales, uno que tal vez se corresponda a una persona real con amigos y familia o que incluso comparta rostro con su foto de perfil, se hace llamar Pibe Trosko. Este avatar es cultor de un humor político bastante inteligente, sagaz, de los que escasean en estos momentos nac&pop donde todo parece ir, por lo menos para mi gusto, tan en serio. Sus intervenciones- microficciones, letras de canciones, diálogos con su arquetípica mamá, etc.- cuentan con todos los gags que un militante de pseudo-izquierda podría proferir, con las consignas y parafernalia visual de un psico-bolchevismo lavado por el aspecto más sano y pueril de la posmodernidad. Me divertí mucho leyéndolo durante un par de horas largas y decidí escribir algo acerca de su resuelto uso del humor y de su costado menos claro políticamente, simplemente porque no supe como interpretar ciertos posts en relación a la imagen que todos se hacen de él, o que se entiende proyecta de sí mismo.

Showtime Perejiles           

Como humorista nato que demuestra ser, El Pibe Trosko no repara en reírse irreverentemente de cuanto político, periodista, figura pública e histórica le deje la insólita coyuntura al alcance de la imaginación. En sus textos se mezclan consignas soviéticas, partidas de Play Station con Mauricio Macri, mensajes de texto con el perplejo Ricardo Alfonsín (H.), alusiones al travestismo ideológico de Patricia Bullrich y distópicas apariciones de Jorge Lanata como un Perón llegando a Ezeiza con facciones de seguidores disputándose los palcos. En el grueso de sus publicaciones sus desarrollos se basan en palazos equidistantes a todos los puntos del espectro político. Una de sus publicaciones es un poema llamado Perón era Milico.

Perón era Milico, poema del Pibe Trosko.

El texto reza en una de sus estrofas “Qué vergüenza me daría, Meter las patas en la fuente, Pa pedir que lo liberen, A un tirano Teniente…Decís que cambió la historia, Allá en el 40 y pico, Chabón, no se si me escuchaste, Juan Perón era milico […] Che peruca a vos te digo, Y prestame mucha atención, Nunca verás a un milico, Hacer la revolución”. Estas palabras, con las que uno puede acordar o no, constituyen una excepción al resto de sus textos por lo- digamos- “arriesgado” de pegarle a vaca sagrada semejante y es descriptiva de cierta actitud común tanto a la derecha conservadora como en las izquierdas críticas y no peronistas. Como ha de imaginar el lector, este post en facebook desencadenó, como casi todos los del autor, no pocos re-posteos, adhesiones y comentarios, la mayoría de los cuales celebraban o denostaban con igual vehemencia la autoproclamada posición “antiperonista” del Pibe. Mientras opositores se limitaban a asentir o festejar la lírica, oficialistas lo señalaban, acusándolo de venderse al multimedio corporativo, por tener un espacio en Revista Noticias. Un solo comentario llamome sin embargo poderosamente la atención. El mismo rezaba lo siguiente: “Hay cada perejil que se cree que tiene la mirada afilada por nombrar 3 veces a Clarín, y no son capaces de darse cuenta que el pibe trosko es Kirchnerista. Es sólo una publicidad para burlarse de la izquierda. A quién se piensan que jode este flaco? A Clarín? Al gobierno? No entienden nada.”

comentario de Marcelo Navarro en el post de Pibe Trosko

Tan avezado paréntesis en medio de los ventiladores de mierda de recíproca funcionalidad hegeliana, espejados casi miméticamente por las redes sociales, me pareció una saludable anomalía que venía a confirmar sospechas ajenas y propias. Fueron las ajenas las que me llevaron a conocer el blog del Pibe, mientras que las propias me fueron generadas tras leer varios memes como por ejemplo el que dice “¿Que es eso de andar juntando tan poquitos votos? Ay mi vida que cosa de Troskos” o este otro que ironiza “Para los actos los K tienen 10 agrupaciones y convocan 50.000 personas, nosotros tenemos 50.000 agrupaciones y convocamos 10 personas”, rematando “Igual no nos rendimos”.

fragmento de la breve entrevista por chat a Marcelo Navarro.

Para seguir la pequeña pista encontrada decidí solicitar amistad cibernética al autor del comentario, un estudiante de la Universidad Nacional de La Plata llamado Marcelo Navarro. Marcelo aceptó mi solicitud al instante y lo interpelé acerca de su comentario, anticipándole la primicia de esta nota y convidándole a leer mi blog como credencial de identidad. Él me respondió: “Mirá…el gobierno no tiene muchas excusas ante muchos reclamos que lo corren por izquierda. Su única forma de poder correr a la Izquierda (de cualquier tipo) es desprestigiándola sin caer en las discusiones de base. El Pibe Trosko es una burla a los militantes de izquierda, los toma de infantiles, que se quedan en la teoría y que solo militan desde sus casas, o por Facebook… En realidad las críticas del pibe al gobierno son light y estúpidas, y en cambio juega el 100% del tiempo a desprestigiar a los militantes de cualquier tipo.”

Ecuanimidad sólo inicial

Los dichos de Marcelo se corresponden con casi todos los posts del Pibe. Mientras acusa a los ambientalistas de Famatina de tener Ipads de madera y algas, o generaliza las diferentes marchas opositoras como cacerolazos de clases pudientes, evitando mencionar por ejemplo a Monsanto; a Cristina Fernandez le critica las carteras o comparar a “Chavez con Perón y Jack el Destripador”,pasando por alto cuestiones que supongo más importantes del episodio de Harvard, acerca de la naturaleza de las respuestas, en detrimento de quién hacía las preguntas. Unos de sus memes desnuda, creo, este juego: “¡Sin las viviendas, sin la Asignación Universal por Hijo, sin las nuevas universidades, sin los puestos de trabajo, sin las paritarias, no te vota nadie CFK, nadie!”. El Pibe ignora que las críticas por izquierda al gobierno no pasan por lo positivo de su enumeración. Pero evidentemente tampoco rechaza una ecuanimidad suficiente que le proporcione cierta legitimidad inicial, por eso no puede darse el lujo de dejar de criticar algo, aunque sea un poco, de lo más criticable del gobierno. En un meme menciona “Prefiero que la TV me muestre a la hinchada antes que ver el Futbol Para Todos que financian con la guita de los jubilados y la megaminería”.

No obstante, detrás de la cortina de nihilismo humorístico o presunta crítica incondicional no importa tanto cómo ni a quién critica, si no su burla de los legítimos reclamos del paradigma que satíricamente encarna, los del militante estudiantil de izquierdas y, por extensión, los de sus referentes ideológicos. De la histórica lucha de los movimientos obreros por la autogestión de las fábricas, el muchacho comenta: “Estoy tratando de convencer a un playero de YPF de que él tiene que tomar el control total de la compañía y dirigirla. Dice que no quiere.” Hay una entrevista, tal vez la única que se le realizó hasta el día de la fecha, publicada en la oficialista web Agencia de Noticias Paco Urondo (1). En ella el Pibe afirma “Cuando se aprobó el proyecto de ley salí corriendo a la YPF que tengo en la esquina de casa. Estuve dos horas charlando con los playeros, intentando convencerlos para que ellos tomen el control de la compañía y la dirijan. Ninguno quería. Parecían preocupados por otras cosas.”

Tal vez el Pibe ignore las experiencias de la Republica Española (2) y la Ucrania Makhnovista (3), que lograron precisamente eso durante sus años de persistencia, antes de ser sepultadas en el olvido y la sangre por las falanges fascistas, el PCE y el Ejercito Rojo. Ambas empresas, más cercanas al anarquismo que a la “dictadura del proletariado”, constituyen- por su éxito en haber elevado los niveles de producción, trabajo y vida sin liderazgos despóticos- un mal ejemplo que muchas veces incluso los auténticos izquierdistas ignoran. Un ejemplo muchísimo más cercano pero no menos importante es el de la neuquina FaSinPat (4), la fábrica de cerámicos que hace 10 años está en manos de sus trabajadores y que no se hubiera salvado de la ruina sin su intervención. Estas experiencias demuestran que las utopías no son proyectos irrealizables y que tampoco carecen los seres humanos del interés o la capacidad de autoorganizarse, si logran superar las estructuras de privilegios que, por ejemplo, este gobierno defiende como parte de supuestas alianzas de construcción de poder. Quizás el Pibe también ignore que si los obreros hoy en día están preocupados por otras cosas no es porque no quieran autogestionarse, si no porque tras décadas de asistencialismo han sido adoctrinados para reemplazar su original objetivo revolucionario por el más módico de la “justicia social”, algo así como permutar la libertad total por una cárcel más cómoda.

La entrevista en la ANPU cierra con una sarcástica declaración de anti-principios: “Leo Clarín, no te voy a mentir. Pero también escucho Radio Mitre, o miro a Lanata. Me gusta mucho PlazadeMayo.com, de Gaby Levinas. Pero no escucho solamente una campana, puedo mirar TN también, o escuchar Radio 10, soy un tipo muy abierto para informarme.” (5) Uno puede leer varios medios que se resisten a tomar partido en la riña bipolar, pero me pregunto si escuchando la campana de 678, Víctor Hugo Morales o Página12 podremos sintonizar alguna vez una alusión crítica al gobierno, ya que sería un alivio no tener que recurrir a veces a las fuentes que enumera el Pibe para poder hacerlo.

Continúa en parte 2

Notas

1 Exclusivo: habla el Pibe Trosko, el revolucionario más famoso de la web. Entrevista en Agencia de Noticias Paco Urondo, 9 de Agosto de 2012. http://www.agenciapacourondo.com.ar

2 Documental Vivir la Utopía, 1997 TVE. Dir.: Juan Gamero.

3 Documental Néstor Mahkno, campesino de Ucrania 1996. Dir.: Heleine Chatelain.

4 Documental FaSinPat, fábrica sin patrón 2004. Dir.: Daniele Incalcaterra.

5 Op. Cit: http://www.agenciapacourondo.com.ar

Anuncios

12 comentarios to “El Misterio del Pibe Trosko (parte 1)”

  1. toroide 4 noviembre, 2012 a 14:12 #

    Lo nefasto del Pibe Trosko es cuando desinforma adjudicándole a la izquierda posiciones que esta no tiene. Por ejemplo, apoyos a Macri, cuando es la izquierda la que combate verdaderamente a Macri y no el FPV que le vota todas las leyes en la legislatura, aún las más privatizadoras.

    • heraldopsicotronico 4 noviembre, 2012 a 18:48 #

      Gracias por tu comentario, pronto más info en próximas entregas de esta nota!

    • juan 18 marzo, 2014 a 14:28 #

      Que sarta de boludeces decis,donde la izquierda combate a macri? Si hasta comparten pensamientos como el 82% y demas estupideces,hasta con massa congenian,dejense de joder,una vida entera teorizando y criticando todo lo que el resto hace,esa es la revolucion? Andá flaco

  2. BigMountain 8 noviembre, 2012 a 01:34 #

    Buena nota! Quedo a la espera si es que van a haber proximas entregas!

  3. Juan 8 diciembre, 2012 a 02:19 #

    Venias bien hasta que sacaste el libreto “Tal vez el Pibe ignore las experiencias de la Republica Española (2) y la Ucrania Makhnovista… ” y ahi dale que va…Al final de la nota ya eras el pibe trosko hablando de un kircherista que se hace pasar por el verdadero pibe trosko.

    • heraldopsicotronico 8 diciembre, 2012 a 04:03 #

      Ojo, no se trata de defender a la izquierda, se trata de entender por qué el kirchnerismo la ataca y cual es la funcionalidad del Pibe Trosko en ese contexto específico. Por eso las referencias citadas, independientemente de que compartas o no la ideología y las visiones históricas sobre la República Española y el Makhnovismo, fueron experiencias exitosas dentro de sus propios parámetros, incluso excediendo cualquier espectativa, de ahi su ocultamiento. Al ridiculizar a la izquierda como inviable el Pibe Trosko ignora estos ejemplos o los omite deliberadamente. Te invitamos a seguir leyendo las partes 2 y 3… Salut y gracias por comentar!

  4. Yo 20 febrero, 2013 a 09:07 #

    Pibe Trosko es Mariano Feuer (@foier).

  5. Mijail Durruti 16 marzo, 2013 a 14:05 #

    El Pibe usa tecnicas semejantes a las que los troskos emplean para ningunear y descalificar a sus adversarios. Idem la Kampora. No habran hecho entrismo los troskos dentro de la Kampora?

  6. Gastón Argañaraz (@hiperloop) 6 junio, 2013 a 22:54 #

    Excelente y completísima investigación. Mil veces felicitado

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Misterio del Pibe Trosko (parte 3) « el heraldo psicotrónico - 13 noviembre, 2012

    […] leer parte 1 – leer parte 2 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: