Kevin Coyne “Nadie Muere en la Aldea de los Sueños”

5 Ene

Nobody dies in Dreamland – Home recordings from 1972.

Kevin Coyne fue un cronista, un cronista humano, con todo lo que eso implica, su catártico y dulce temperamento es lo que se transparentó en sus años como músico y performer en la marginalidad de la industria discográfica. Nacido en 1944 en Derby, una ciudad industrial en el centro de Inglaterra, un estudiante de Arte que se mudó a Preston a mediado de los sesentas para trabajar como asistente social en el Whittingham Psychiatric Hospital, algo que afectó su posterior carrera como músico. Se mudó a Londres y ahi formó el grupo “Siren” convirtiéndose en un admirado vocalista de blues, finalmente la banda se separaría luego de lanzar dos discos (Siren de 1969 y Strange Locomotion de 1971) bajo el sello Dandelion, dirijido por el DJ más progresista de esos dias, John Peel. LA falta de dinero haría dificil que la banda pueda llevar a cabo una carrera, asi que Kevin decidió hacer su trabajo en solitario.

Fue el manager de Dandelion, Clive Selwood quien le regaló una grabadora a cinta abierta para que pueda registrar sus ideas, en su departamento al Sur de Londres realizó los primeros registros de lo que luego sería su primer disco en solitario “Case History””. Lo que se siente en la escucha es justamente alguien cantando para sí mismo, en la soledad de su hogar, pensando sobre todo en su expresión , porque aunque su técnica es primitiva, tambien es asi de directa, su lirica es simple, por momentos furiosa, como en el blues a capella “I love you baby baby”, sinceras como “Now that I’m getting old (need somebody)” o “Evil Island Home”, somnolientas como “Sleepwalking” y algo psicotizadas como “Bitch” y ” Night Man”. Se nota que su experiencia como trabajador social, y su sensibilidad humanitaria es lo que lo convirtió en un referente de la clase obrera inglesa, su estilo siempre fue sencillo y directo, sus canciones no tienen vueltas complicadas y se reducen a unos pocos acordes, lo que importa es lo que nos cuenta: la historia de las emociones humanas como una manera para poder comprender su entorno, su denuncia contra el trabajo de las instituciones para hacerse cargo de los desamparados. Lo que Kevin Coyne pretende es poder ser comprendido, es una maquina de crear canciones, asi como otros artistas que sufrieron las trampas del sistema y de la conducta humana como Roky Erickson o Syd Barrett. Tuvo la necesidad de cantar con su corazón abierto y sin importar que es lo que se piense de ello.

Estas grabaciones datan del año 1972, cuando Kevin Coyne tenía 28 años, luego de mucho tiempo salieron a la luz por el sello Turpentine, fundado por él mismo y ahora manejado por sus hijos Eugene y Robert.

Christian Colangelo

Imagen

Descargar: http://www.mediafire.com/?djq88upaai6c4s4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: