Tag Archives: cultura popular

El ataúd de Schrödinger (parte 6)

5 Feb

CFK-Egiptóloga

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5

Allegro prestissimo con fuoco: La Egiptóloga

El 28 de Agosto de 2012 la presidente anunciaba la creación de un polo audiovisual en la Isla Demarchi. En esa ocasión, por Cadena Nacional, dijo: “Amo construir, debo ser la reencarnación de una gran arquitecto egipcio.” [1] Quienes conocen mis predilecciones paranóicas corrieron a avisarme sobre el discurso, que por supuesto no estaba escuchando. Es que para la mayoría de la gente tal vez sea un dato menor, un síntoma megalomaníaco más de los que acusan a la mandataria, no sin fundamentos. Pero para la creciente aldea “conspiranoica”, no es sólo eso, es todo: una declaración de parte y principios, una invocación mágica de una oficiante consciente de su labor y poder. Al saber por numerosas fuentes de sus filiaciones masónicas, no resulta incoherente ni casual la alusión al Antiguo Egipto, o al Gran Arquitecto. Y como aseguraba Salbuchi, “Si este truco lo armaron los Kirchner lo tienen que haber armado con el apoyo y la cobertura de instancias muy arriba.” [2] ¿Qué instancia inmediatamente más arriba, con una competencia comprobada históricamente para Psy o Black-Ops, como la falsa muerte de un presidente, que la Masonería u otras sociedades secretas análogas, cultoras de la sabiduría egipcia y tributarias de sus “dioses”?

Sin embargo no era la primera vez que CFK se comparaba con sus ídolos imperiales o dejaba ver su admiración por ellos: ya en 2010, al inaugurar en Ushuaia el gasoducto sobre el Estrecho de Magallanes, había afirmado sentirse “como Keops frente a la pirámide terminada”[3]. Numerosas veces la presidente arregló su agenda para desviar el itinerario oficial y hacerse tiempo de visitar museos y reliquias en diversas partes del mundo, como en Luxor o Berlín, y no es la única en hacerlo; muchos políticos iniciados emprenden este tipo de ‘peregrinaciones’ en sus giras diplomáticas. Los casos de Madeleine Albright y Obama son los más reconocibles. CFK incluso empezó trámites que no prosperaron, para traer exposiciones de arte egipcio antiguo a la Argentina[4]. En un descriptivo análisis del escritorio presidencial, el golpista matutino La Nación logra reconocer un minúsculo busto de Nefertiti en el costado derecho de la fotografía [5]. Muchos reconocen a Nefertiti como una basal influencia para la “compañera jefa” al punto que artistas han llegado a retratarla escultóricamente para una muestra de arte y humor político [6].

029b1011 Existe una segunda psicografía parraviciana que habla a las claras de la actual líder, según conjeturo, en relación directa a los mencionados intereses presidenciales. La psicografía reza “Egiptóloga en Argento” y muestra una figura de largo cuello y aureola estrellada. Similar morfológicamente a la fémina invertida de “La Incógnita Argentina”, la mujer preside un paisaje con una pirámide, un ojo que todo lo ve, una hoz y otros detalles más sujetos a una libre interpretación, como esa silueta que en el lado derecho parece delinear una mano con el pulgar en alto, en signo de aprobación.

El acto de la noche de la reelección en Octubre de 2011 puede ser interpretado como consagración de CFK en tanto avatar de Isis. En él, un telón de fondo hecho de leds proyectaba la bandera Argentina con sus franjas heterodoxamente en sentido vertical contrariamente al sol central, en la orientación apaisada original. Las franjas celestes hacían las veces de Jaquin y Boaz; las columnas del templo, representaciones de la dualidad a ser trascendida. Mientras, desde el punto de vista adecuado, que muchos fotógrafos obtuvieron al parecer sin dificultad, los rayos del sol marcial coronaban convenientemente la testa presidencial, como la de la Libertas neoyorkina, entronizando a la líder argentina cual “diosa” viviente: Toda una hazaña de ingeniería simbólica para un impactante “Masonic Sorcery Theater”.

CFK-Isis

Dentro del imaginario parraviciano Egipto es constantemente mencionado, llegando a ser equiparado a la Argentina, volviéndose incluso metáfora de esta. Algunas de las profecías que así lo muestran son:“Era demoníaca será la era de la hora, hora de paz llegará a esta para demostrar la existencia de Cristo. Egipto dirá.”; “Ya Cristo llega. Morire est. Egipto hablará. Núcleo. Roma.”; “Maranahata. Cristo. Fe. Egipto hablará.”; “El fuego Egipto se impondrá. Egipto dirigirá. Egipto matará. Egipto dirá en Argentina.”[7]

En el sitio Argemto Foro Activo se explica extensivamente la relación entre Egipto, Argentina y su presencia profética en Parravicini. La palabra ‘Egipto’ tiene según los foristas de Argemto, dos acepciones: “La Casa del Espíritu de Ptah” y “Más Allá del Egeo”. En la primera definición es importante el nombre propio. Ptah, principal dios creador del imperio antiguo, el más poderoso del panteón, fue patrono de los albañiles, constructores y arquitectos, identificado con la hegemonía Menfita y edificador de todos los templos y ciudades. La metáfora del dios constructor o arquitecto es muy recurrente, llegando al punto que podemos trazar paralelismos bastante obvios entre el Demiurgo, Cronos, El Gran Arquitecto, Javhe, y muchos otros nombres, probablemente todas formas de identificar al mismo ente o conjunto de entes cuatridimensionales que establecieron liasones con todos los pueblos antiguos.

CFK-Egiptóloga2

Como si eso fuera poco, la representación de Ptah incluye una cofia o gorro esférico azul, cuyo perfil lo hace muy similar al de la Egiptóloga y al de la mujer invertida de ‘La Incógnita…’. [8]

¿Existe en la actualidad nacional otra mujer con visibilidad e influencia suficiente, con reconocibles intereses y gustos, capaz de ser nominada como la Egiptóloga, además de CFK? Viendo sus delirantes declaraciones e interés egiptológico a la luz de la obra parraviciana, la consiguiente identificación de la presidente como la presunta Egiptóloga argentina deja de ser ya una mera especulación peregrina para pasar al estatus de asociación bastante directa entre puntos cada vez más conexos.

Pero eso no es todo. Las pocas dudas que han de persistir sobre su presunta filiación ocultista a favor de una agenda extraña al bienestar de sus representados pueden fácilmente ser disipadas cuando se la escucha repetir las palabras “Nuevo Orden Mundial” en varias de sus apariciones y discursos, mantra con el cual es absolutamente consecuente su gobierno. Muchos creen que el NOM es una entelequia persecutoria del conspiracionismo. Sin embargo, nada más lejos de la verdad. Correctísimos académicos del mainstream intelectual han estudiado e historiado este tema confirmando, basados en bibliografía ampliamente reconocida y sin resquemores, que efectivamente la élite tiene un plan de dominio mundial que se ejecuta bajo esos términos desde hace por lo menos un siglo y medio [9]. Otros autores, más populares y marginales, postulan que la élite ejecuta pacientemente este esquema desde tiempos remotos, designándolo internamente como “El Gran Trabajo de las Eras’. [10]

CFK-Nuevo-Orden-Mundial

El término y el concepto de un NOM es casi un tópico de alocuciones de CFK, como lo fuera en las de Gorbachov, Bush padre e hijo, Reagan y hoy Obama: en su visita oficial a la India dijo estar “relanzando nuestra relación con la India en el marco de un nuevo orden mundial” y refiriéndose a la relación de nuestro país con el asiático subrayó “estamos llamados a ser protagonistas en este nuevo mundo” [11]. Su más reciente referencia a semejante orden fue en la patriótica recepción de la Fragata Libertad en Mar del Plata, donde señaló: “[…] es necesario entender que esta lucha que estamos llevando a cabo los Argentinos no sólo es algo que importe a nuestro país, depende también en gran medida la suerte de un nuevo orden que debe darse en el mundo…” [12].

Al decir de David Icke podríamos, no sin cierta sorna, rematar: “Just a coincidence, nothing to worry about” [13].

Continuará…

Notas:

1 Cristina: Debo ser la reencarnación de un Gran Arquitecto Egipcio; 29/08/2012, Clarín.com

2 Casiardi, Lisandro: El Ataúd de Schrödinger (parte 3); 06/01/2013 Elheraldopsicotrónico.wordpress.com

3 Op.Cit; 29/08/2012, Clarín.com

4 Op.Cit; 29/08/2012, Clarín.com

5 Los secretos del escritorio de la Presidenta, 27/01/2012, Lanación.com.ar

6 El Reino de Bolonquia: Una sátira sobre la política argentina contemporánea; 19/09/2011, Clarín.com

7 Benjamín Solari Parravicini, Wikipedia.org – Solari Parravicini, Benjamín: Psicografías; Rosario, Eleven, 03/01/2008. Scribd.com

8 El por qué BSP identifica a EGIPTO como la Argentina…; 01/03/2009, Argemto.foroactivo.com

9 Hillard, Pierre: Historia del ‘Nuevo Orden Mundial’. 07/08/2010, Voltairenet.org

10 Icke, David; The Biggest Secret. Bridge of Love, Scottsdale, AZ, EE.UU. 1999. Pág. 6: “Al plan que llaman su ‘Gran Trabajo de las Eras’, llamaré el Programa de la Hermandad. La magnitud actual del control de la Hermandad no ocurrió en algunos años, incluso algunas décadas o siglos: puede rastrearse miles de años hacia atrás. Las estructuras de las instituciones de hoy en gobierno, banca, empresas, ejército y medios de comunicación no han sido infiltradas por esta fuerza, fueron creadas por ellos desde el comienzo. El Programa de la Hermandad es, en verdad, el Programa de muchos milenios. Es el desarrollo de un plan, paso a paso, para el control centralizado del planeta.”

11 “Estamos llamados a ser protagonistas de un Nuevo Orden Mundial”, 14/10/2009, Ambitofinanciero.com

12 Discurso de Cristina Kirchner en el acto de Mar del Plata por el regreso de la fragata Libertad; 09/01/2013, min. 15/17. Usuario: Resumen de los Medios, Youtube.com

13 Icke, David: Op.Cit.; Pág. 86.

El ataúd de Schrödinger (parte 5)

27 Ene
Néstor no solo Vive, si no que la pasa bomba...

Néstor no solo Vive, si no que la pasa bomba…

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1, parte 2, parte 3, parte 4

Prestíssimo: La Incógnita Argentina

Mi primer acercamiento a las variopintas versiones sobre la presunta falsedad de la muerte de Kirchner se dio vía Youtube. Haciendo mis investigaciones en los marginales campos del conspiracionismo kirchneriano, me topé con una serie de videos que imbricaban astutamente diferentes teorías de orden internacional más o menos comprobadas, con la muerte del ex-presidente. Uno de estos videos, editado por el youtuber ChipandolfoMorrison, desglosa toda una serie de anécdotas de la década kirchneriana apuntando a desentrañar el germen masónico oculto en ellas. La pieza, musicalizada por una versión newage de Losing my Religion de REM, reza las siguientes afirmaciones: “El Carnaval es una fiesta saturnalia en honor a Baal; en la saturnalia se realizaban sacrificios y orgías de todo tipo en honor a Baal. Los masones lo saben porque continúan adorando al mismo dios. [Cristina Kirchner] mostrando su ojo izquierdo declaró los días de carna-baal como feriado nacional. Los masones también son conocidos como los hijos de la viuda (Isis), Isis llegó al poder luego de su esposo Osiris. Cristina es Isis, la viuda, Osiris es Kirchner, el difunto. El velorio fue a cajón cerrado. Sellado como la caja en la que Seth encerró a Osiris cuando lo mató.”

El video prosigue con una serie de coincidencias simbólicas muy poco casuales, que suman al paralelismo entre la santísima trinidad egipcia y la ‘sagrada’ familia presidencial, para cerrar con la presentación y el análisis minucioso de una pieza única en este caso. Se trata de un dibujo de un artista plástico argentino que entre las décadas del 30’ y el 70’ profetizó buena parte de los acontecimientos más relevantes del siglo XX y XXI, algunos de ellos con muchas décadas de anticipación. El profeta en cuestión es Benjamín Solari Parravicini [1] que vaticinaba por medio de una conjunción de dibujo y poesía perpetrada vía automatismo psíquico, arrojando estos resultados que él daba en llamar “psicografías”.

Muchas de las psicografías de Parravicini han sido ya confirmadas por hechos históricos tan importantes como la caída de eje fascista, la bomba atómica, la Guerra Fría, la carrera espacial, la irrupción de la TV, el ataque a las Torres Gemelas y la crisis financiera de 2008. Sin embargo existen algunas, tal vez las más enigmáticas, que aun restan ser reveladas. Una de ellas ha estado dando que hablar por sus semejanzas con los episodios de la desaparición del ex-presidente. Las coincidencias son más que fascinantes y aunque no constituyen en si prueba alguna, podrían ser una señal a la luz del asombroso grado de certitud de la obra Parraviciana. Su nombre, La Incógnita Argentina, es ya de por sí sugestivo. Para analizarla en todo su detalle y complejidad la recorreremos símbolo a símbolo:

Benjamín Solari Parravicini, "La Incógnita Argentina".

Benjamín Solari Parravicini, “La Incógnita Argentina”, 1939.

El Féretro: La psicografía muestra una figura de ojos abiertos yacente en una cajuela o féretro. La misma cuenta con una capelina o halo triangular en su testa, similar al pañuelo de Madres de Plaza de Mayo ofrendado en el funeral.

La mujer: En la cabecera del ataúd flota una figura feminoide invertida cuya actitud parece de congoja. Es menester señalar que en la aplicación mágica de los símbolos, la inversión de los patrones geométricos o la subversión de la simetría, implica una negativización de la fuerza simbólica, que puede señalar falsedad o inicuidad en lo representado [2]. ¿Será en este caso que la congoja invertida devela impostura? El video anteriormente citado menciona que los masones se autoproclaman como “Los Hijos de la Viuda”. Esto se debe, según cuenta la leyenda, a que luego de la muerte de Hiram, arquitecto del templo de Salomón, los albañiles de la obra se pusieron al servicio de su madre que era viuda y se llamaron a si mismos hermanos de su maestro. Otras interpretaciones alegan que la viuda es Isis y los miembros de la orden son sus adoradores [3].

El ataúd, el pañuelo y la incógnita que crece...

El ataúd, el pañuelo y la incógnita que crece…

El Buho: Desde un hueco en el lado derecho inferior del dibujo vigila un ojo que aparenta pertenecer a un buho cornado. El buho es uno de los símbolos de la élite global, una de las representaciones de las entidades negativas veneradas por esta en sus ritos. El buho, el águila y otros animales son formas cifradas de caracterizar a las entidades invisibles al ojo físico, convocadas por las sociedades secretas por medio de ofrendas sacrificiales, a cambio de poder en el plano tridimensional. El buho de Minerva era un símbolo de los Iluminatti de Baviera y es venerado en el Bohemian Grove, una cofradía que se reúne en un predio hiper exclusivo en los bosques de sequoias al norte de California [4]. Allí políticos, magnates y estrellas del esteblishment se congregan regularmente en secreto y algunas fotos filtradas de la década del 50’ retratan a los entonces futuros presidentes Reagan y Nixon, desconocidos aun en la escena política. En el Bohemian Grove- Bosque Bohemio- los oficios son impartidos a la vista de un buho símil piedra de 12 metros de estatura que mudo, atestigua los rituales frente a un lago. Todo parece indicar que Parravicini nos habla de un poder elitista tras bambalinas, operando la situación.

El buho de minerva, en el sello de los Illuminati de Baviera, en el mapa de Capitol Hill y el un fotomontage humorístico de David Dees sobre Bohemian Grove, en comparación con la figura de Parravicini...

El buho de Minerva, en el sello de los Illuminati de Baviera, en el mapa de Capitol Hill y en un fotomontage humorístico de David Dees sobre Bohemian Grove, en comparación con la figura de Parravicini…

La hoz: la interpretación profana de este símbolo nos habla de su relación con el campesinado bolcheviche y los soviets. Sin embargo poco se atina a ver la significación previa de esta imagen en la cultura occidental. La hoz fue el instrumento con el cual Cronos o Saturno, el dios padre Zeus, castro a su progenitor Urano para destronarlo. Dado ese antecedente mitológico el instrumento de cosecha era identificatorio de dicha deidad. A Cronos, conocido fagocitador de su progenie, se lo asocia con Moloch y con el irascible Javéh del antiguo testamento, de similares hábitos y probablemente todos ellos versiones de una misma entidad [5]. Si los padres de la Unión Soviética pusieron este símbolo en su bandera es, claro está, no solo por su relación con la plebe cuyo favor ansiaban conquistar. Como indica el periodista estonio Juri Lina, todos en la cúpula fundadora de la URSS eran masones de alto grado que, de acuerdo a varios testigos de la época muy involucrados en la Revolución de Octubre, realizaron las masacres a gran escala que establecieron y encumbraron la nueva nación “proletaria” en sacrificio a seres invisibles que los patrocinaban [6]. En el caso de la psicografía de Parravicini, la hoz tal vez nos hable de la supuesta herencia ideológica izquierdista de la que se jacta públicamente la administración kirchneriana, mas en un sentido profundo quizás se distinga una relación con la escenificación de la “incógnita” como una ofrenda al ser reverenciado por los hombres detrás del telón.

La hoz, símbolo de Cronos-Saturno en la bandera de la URSS y en la psicografía parraviciana...

La hoz, símbolo de Cronos-Saturno en la bandera de la URSS y en la psicografía parraviciana…

Formas vegetales: muchos intérpretes de la psicografía ven en las formas vegetales a los frutos de la planta del cacao, y por dicha razón atribuyen su presencia a una post-muerte de Néstor Kirchner en tierras tropicales. Si así fuera el caso, la planta de cacao carga un simbolismo enormemente sagrado en la liturgia de los imperios precolombinos y elocuente en una supuesta relación con la “Incógnita Argentina”: Los mayas creían que el xocolatl que bebieran en vida los alimentaría después de la muerte. Los aztecas por su parte creían que la planta era un regalo del dios serpiente Quetzacoatl, al bajar de los cielos para transmitir la sabiduría a los hombres [7].

Las foras vegetales de la Incógnita y su semejanzas a la planta, flor y fruto del cacao, en fotografias y otras representaciones.

Las formas vegetales de la Incógnita y su semejanzas a la planta, flor y fruto del cacao, en fotografias y otras representaciones.

Trinidad Egipcia: En la psicografía se leen las palabras “Osiris, Isis, Amenphis”. Como adelantamos en apartados anteriores, Osiris fue el dios solar egipcio muerto y descuartizado por su hermano Seth, contraparte suya, dios de las tormentas de arena, arquetipo de la oscuridad y la noche. Seth encerró su cadáver desmembrado en una caja que arrojó al mar, pero en el miasma de carne una pieza se perdió: su pene. Cuando Osiris fue encontrado y revivido su miembro tuvo que ser suplantado por una prótesis de oro. A partir de entonces su falo es el símbolo solar que se yergue en forma de obelisco a lo largo y ancho del mundo desde la antigüedad. Su esposa Isis es la diosa de la fertilidad y madre de Horus, el dios crístico egipcio que llevaba los nombres Mitra, Dionisos y Tammuz en Fenicia, Sumeria y otros lares del Asia Menor. Las interpretaciones más difundidas de la psicografía, de hecho casi todas las que he leído, traspolan las figuras de Isis y Osiris a CFK y Néstor Kirchner, y si bien no se menciona en ella a Horus, transliteran la palabra Amenphis como Amenhotep o Amenophis III [8], faraón que subió al trono siendo niño y cuyo gobierno fue regido por su madre. Esto se ve como vislumbre de un posible mandato de Máximo Kirchner. Otras explicaciones arguyen que se habla de A-Menphis, refiriéndose a Menphis la capital del imperio egipcio, en comparación a Buenos Aires, la capital y ciudad más importante del país. Sin embargo, debido a la presencia de un pequeño y taciturno personaje de perfil- mirando a la figura materna invertida- desde la esquina superior derecha, me inclino personalmente por la primera lectura.

image[30]

Otros youtubers y sitios en la web incluyen además interpretaciónes consciente-paranoicas sobre las imágenes cenitales del funeral, donde creen ver la diagramación coreográfica de un Ojo de Horus en la disposición del cajón, la alfombra redonda, los 4 granaderos en cada esquina y la multitud en derredor [9]. El Ojo y la pirámide aparecen alucinantemente en otra importante psicografía de Parravicini, que muchos creen, habla de estos sucesos y sus consecuencias.

Continúa en parte 6

Notas:

1 Benjamín Solari Parravicini, Wikipedia.org – Solari Parravicini, Benjamín: Psicografías; Rosario, Eleven, 03/01/2008. Scribd.com

2 Hall, Manly Palmer; The Secret Teachings of All Ages, 1928/John Bruno Hare, 2004. Ebookbrowse.com. Pág. 302: “In symbolism, an inverted figure always signifies a perverted power (…) Black magic is not a fundamental art; it is the misuse of an art. Therefore it has no symbols of its own. It merely takes the emblematic figures of white magic, and by inverting and reversing them signifies that it is left-handed.”

3 Widow’s Sons; Masonicdictionary.com

4 Melanson, Terry: Owl of Wisdom: Illuminati, Bohemian Club, Schlaraffia, James Gordon Bennett Jr; 08/03/2009, Conspiracyarchive.com. Bohemian Grove 2011, El Campamento de Verano de la Élite; 02/07/2011, Pijamasurf.com.

5 Hoffman, Michael A. II; Secret Societies & Psychological Warfare, Wiswell Rufin House, Dresde NY, 1992. Pág. 11: “The sickle symbolizes Saturn, also known as Chronos-Saturn or as the Greeks called it, Demiurgos, the operating engineer of the universe as opposed to the Creator of that universe. In the reign of Saturn we see exorbitant building and modeling activities and this is reflected in the masonic reference to their god as the ‘Big Builder’ or ‘Architect.'”

6 Lina, Juri; Under the Sign of the Scorpion, 1994. Animatrix.org “Certain ‘historians’ have tried to conceal that some cabbalistic signs were also found on the same wall. These signs were impossible to simply explain away and so Edvard Radzinsky kept quiet about them. The signs were eventually deciphered: ‘The Tsar was sacrificed here, by order of the secret forces, to destroy the state. This is told to all nations.’ (Komsomolskaya Pravda, No. 169, 1989, Vilnius.) This was confirmed by the historian Sergei Naumov. This alone is evidence enough to prove that this had been a Jewish ritual murder, since this cabalistic text also indicates the Old Testament (Daniel 5:25): “Mene, mene, tekel, upharsin!” (which, among other things means that the kingdom has been divided or destroyed).”

7 Theobroma Cacao, la leyenda; Wikipedia.org

8 Amenofis III, Wikipedia.org

9 Néstor Kirchner, ¿Vivo, muerto, suicidado, asesinado o suplantado?, 31/10/2010, Batallaespiritual.wordpress.com

La paranoia fundamental de Michael Hoffman

18 Ene

they-live

Aeolus Kephas realiza una crítica implacable a un importante libro en el género conspiranóico, Secret Societies & Psychological Warfare (1992) de Michael A. Hoffman.

Trad. por Franco Vico – fuente original NewLeafsDescargar el libro en inglés original

Es difícil imaginar una inteligencia más penetrante apremiada por una ideología tan tristemente conservadora como lo muestra el caso de Michael Hoffman. En Sociedades Secretas y Guerra Psicológica, Hoffman ofrece algunos asombrosos análisis sobre las turbias aguas de la Teatral Hechicería Masónica y la intriga política posmoderna. Aun así Hoffman parece haberse desquiciado bajo el impacto de sus propias revelaciones, ya que el trabajo en general es severamente reducido por las conclusiones “morales” y los juicios personales que el autor impone a sus hallazgos, y a sus lectores.

Hoffman arroja juicio no solamente sobre las facciones políticas que (él arguye) controlan nuestra sociedad en todo nivel por medio del abuso de ciertos principios ocultos; si no que también pone en cuestión la practica misma del ocultismo. De hecho, la perspectiva de Hoffman está casi perfectamente alineada con la del fundamentalismo Norteamericano, aunque en otros aspectos se posiciona en contra de este grupo como lo está- aparentemente- en contra de cualquier otro. Los chivos expiatorios de Hoffman (ya sean perpetradores o títeres de su hipotética agenda sombría) incluyen a John Dee, Aleister Crowley, Eliphas Levi, Robert Anton Wilson, Terence McKenna y la primer película Matrix (extrañamente, Hoffman es admirador de los libros y Films de Hannibal Lecter). Si tuviera tiempo su animosidad estaría también direccionada a Carlos Castaneda, Jacques Vallee, John Keel, Whitley Strieber, y a cualquier otro escritor “ocultista” decente, vivo o muerto (aparte de él mismo, claro está).

Una excepción es Jim Keith, a quien Hoffman etiqueta como un escritor “anti-ocultista” como si otorgara con ello la recomendación más alta posible; Hoffman incluso alude a que la muerte de Keith (reconocidamente sospechosa) resultó de su valiente denuncia del ocultismo (algo nuevo para mí). Por momentos la visión de Hoffman sugiere que sólo aquellos personajes asesinados por sus creencias (como el “Anti-masón” Edgar Allan Poe- víctima de la “mentalidad grupal”- y Christopher Marlowe) son de confianza. Nunca pone en juego la posibilidad de que su omnipotente Dios (a quien rinde repetidas loas a lo largo del trabajo) debería proteger a sus más leales agentes de semejante perjuicio; aparentemente solo la todopoderosa criptocracia de Hoffman puede decidir entre la vida y la muerte.

La paranoia fundamental de Hoffman postula un complot global que es nada menos que el trabajo preliminar para “el abierto e indisimulado reino de Satán en persona”. Empaqueta juntos a todos los intereses y propósitos ocultistas como parte integrante de este diabólico complot. La Kabalah y el ocultismo en general no son meramente sistemas de los que han abusado individuos inescrupulosos, son corruptos en sí mismos- y ni siquiera en el sentido de ser impuros, si no absolutamente malvados. Y ay de aquel embaucado por las astutas manipulaciones y siniestros juegos mentales de esta pandilla diabólica- a quienes Hoffman atribuye el esencial pecado del hubris- si piensa que podemos actuar conscientemente en pos de nuestro propio desarrollo. Como lo dice Hoffman, la única forma proba de vivir es en perfecta sumisión a su Dios (Cristiano), aceptando nuestras limitaciones y renunciando a “Satán” y junto a él a toda herética enseñanza (oculta), excepto a las de Hoffman. Incluso recomienda a aquellos deseosos de verdadera sabiduría que lean la Biblia.

Él escribe: “Fue Dios quien intervino para fijar los límites, hacer divisiones y sembrar fronteras y separación… por lo tanto sabemos que los autores de la maquinal unidad y su lenguaje son diabólicos y no divinos, y que la unidad cuando es usada en el sentido de un ‘Nuevo Orden’ universal y secular es de hecho un orden muy anticuado despreciado por Dios… ahí yace la escisión en la Historia Occidental: entre los profetas de la expansión irrestricta y los defensores de los límites prescritos por la ley divina”.

Para darle lo que es justo, Hoffman construye un alegato extremadamente fuerte contra nuestra cultura actual, por ser inherentemente corrupta y degradante. El tema es que su forma de argumentar lo socava muy gravemente. Hoffman nunca parece considerar la posibilidad de que los símbolos, enseñanzas y terminologías ocultas de los cuales abusan las sociedades secretas para sus propios malévolos fines, puedan tener algún valor más allá de los sórdidos usos a los que han sido expuestos. Al vincular la “caída” de la Humanidad al origen de estos sistemas, él arriba a la conclusión de que esto es en sí, prueba de su falta de credibilidad. La idea de que estas herramientas y símbolos son lo único que nos queda para navegar la oscuridad proyectada por la pérdida de la consciencia divina no se le ocurre a Hoffman; o si acaso lo hace, él la descarta como si se tratara de un obstáculo más entre nosotros y un necesario sojuzgamiento al Ser Supremo.

El Dios de Hoffman, como su Satán, es una fuerza externa a ser adorada y obedecida (o resistida y vilipendiada) si es que queremos escapar a la horrible trampa de las demoníacas mentiras sustentadas por la elite en el poder. Primera entre estas está la blasfemia masónica, “No hay Dios salvo el Hombre”. Irónicamente, Hoffman parece admirar a William Blake, aun cuando Blake abogó por esa misma “blasfemia” cuando escribió que Dios solo puede expresarse y manifestarse en, a através y como Hombre. Hoffman está demasiado ocupado apuntando su miedo y desprecio hacia los egomaníacos magos negros como para, aparentemente, notar la diferencia entre aquellos que desean suplantar o negar a lo divino, y aquellos que buscan encarnarlo. Como resultado, su libro es a la vez tan exasperante como revelador.

En cierto punto Hoffman admite que, al revelar los planes de la oscura camarilla, puede estar involuntariamente sirviendo a sus fines. Sin embargo continúa y lo hace de todos modos. Citando a la Inteligencia Británica, él afirma: “Percatándonos de que nuestras actividades saldrán tarde o temprano a la luz, estructuramos nuestras acciones de manera que, mientras los investigadores conspirativos las descifran, liberarán información a la conciencia pública de modo tal que espejarán nuestro procedimiento iniciático. De esta forma, cuanto más nos investigan, más masas de gente son psicológicamente procesadas por la misma gente que busca desenmascararnos. El meme que constituye nuestra estructura esencial es mimetizado exitosamente dentro de la consciencia de quienes nos investigan. Nuestro éxito puede medirse precisamente por la medida en que nuestro trabajo es ‘descubierto.’” (Pág.77)

they-live::

Hoffman continúa: “Revelar estos secretos a posteriori en nuestros tiempos modernos, a un pueblo que carece de memoria, voluntad de poder e interés en su propio destino salvo mientras sirva a la exaltación momentánea o el entretenimiento, en verdad fortalece su esclavitud. La exposición y la publicidad por sí mismas, sin un entendimiento epistemológico más amplio de la Alquimia Hermética del proceso de control en sí, es peor que inútil, de hecho juega a favor de los conspiradores.” (Pág.78/79)

¿Será quizás el miedo de jugar a favor de sus adversarios la razón de Hoffman para estar tan abocado a propagar sus creencias religiosas y morales? Esto podría también explicar su insistencia en propugnar la supremacía de “Dios” y el correspondiente peligro y locura del desarrollo personal por medio de la “hechicería”. Por dichos medios, Hoffman tal vez siente que está difundiendo un mensaje “positivo”, junto con sus oscuras y posiblemente dañinas revelaciones del método.

No obstante, me llamó la atención al leer este libro que el “mensaje” de Hoffman y el giro que le da a sus revelaciones sirve a la agenda Masónica mucho más de lo que él imagina. Al demonizar las verdades ocultas y a las personas que ayudan a diseminarlas, Hoffman está efectivamente ahuyentando a sus lectores de la herética noción de tomar sus destinos en sus propias manos. Está abogando por los viejos rituales y desalentando el pensamiento individual o la exploración del espíritu (“expansión de la mente”, como él despectivamente lo llama), en favor de leer la Biblia. ¿Habrá Hoffman tomado un ácido en mal estado, allá por los 60’s? Para ser un pionero de la Conciencia Paranoica es bastante cuadrado.

Aaron Swartz ¿un suicidio?

14 Ene

swartz-635x357

Con 26 años y una brillante carrera en el mundo de Internet desde los 14, el programador y cyberactivista Aaron Swartz fue encontrado muerto el pasado 11 de Enero

por Martín Iván Yañez

Es muy pronto tal vez para analizar en toda su profundidad un caso como el de la prematura y trágica muerte de Aaron Swartz. Tampoco es nuestra intención como medio realizar peregrinas afirmaciones que falten el respecto al sentimiento de congoja que muchos hoy abrigan en la comunidad cibernética y en general, a raíz de esta inesperada pérdida. Lo cierto es que, como buscadores de la verdad hemos siempre de preguntarnos más allá de la percepción pautada de las cosas, de las versiones oficiales, tal y como lo indica la premisa de este sitio.

Me enteré del fallecimiento de Swartz como casi todo el mundo, leyendo las noticias. Lamenté mucho el hecho aunque desconociera en gran parte hasta ese momento, su contribución a la evolución de la web.

Al día siguiente un amigo me acercó un artículo al parecer muy conocido, de un joven que se molestaba en refutar las aseveraciones del mismísimo Jim Wales, creador de Wikipedia, quien pretendía desmitificar la visión popular de que la mayor enciclopedia online es escrita en tandem por todos sus usuarios. Mientras Jim Wales aseguraba que el 73% del contenido de Wikipedia es aportado por sólo un 2% de los usuarios, el jóven autor de ese artículo- “Who writes Wikipedia?”– logró descargarse la enciclopedia completa en un cluster y por medio de un software de su autoría contó la cantidad de letras por autor. El resultado era una señal de aliento para los escépticos como él que dudaban de las declaraciones arrojadas por Wales en todas sus conferencias. La diferencia radicaba no sólo en el método, si no sobre todo en el prejuicio que el método supone: Wales contaba las ediciones por usuario lo cual lo llevaba a la extraña conclusión de que unos 1000 a 2000 usuarios full time y registrados son los mayores contribuyentes de Wikipedia. Esta conservadora perspectiva de Internet es de por sí bastante disonante cognitivamente ya que es imposible para un grupo relativamente tan pequeño escribir tanto con un mínimo grado de solidez investigativa. Al contar los caracteres, es decir el contenido en sí, este joven logró percatarse, analizando una cantidad indefinida de artículos al azar, que casi el 100% de cada artículo había sido provisto por usuarios no registrados en pocas ediciones per cápita. Es decir, la mayor cantidad de ediciones son realizadas por pocos usuarios full time que mayormente reformatean y editan el contenido aportado desde afuera por una masa mucho mayor de usuarios ocasionales. ¿Quién era este joven que además se candidateaba para el Consejo Directivo de WikiMedia?

Bueno, parecía ser un tal Aaron Swartz. Clickeé en el link con su nombre y resultó ser la foto del mismísimo muchacho que habían encontrado muerto en su apartamento de Brooklyn el día anterior. No tardé en saber a partir de allí, que ya a la edad 14 Swartz había colaborado en la creación del sistema RSS, que a los 15 su contribución al lanzamiento de la licencia Creative Commons fue crucial, que fue fundador de la red social Reedit, que además fue activista por la libertad de Internet y que con su organización Demand Progress contribuyó en gran parte a convocar y concentrar la oposición a las leyes SOPA y PIPA. Por aquellos tiempos Swartz dio un discurso memorable, “How we stopped SOPA”, donde marcaba la importancia del accionar colectivo en el fracaso de las leyes. En ese discurso Aaron decía: “Fue la gente la que detuvo la ley. La gente dejó a la ley bien muerta. Tan muerta que cuando los miembros del Congreso propongan algo que apenas toque el Internet, tendrán que dar de antemano un largo discurso de porqué no es como SOPA”.

Fue también por entonces que su persona entró en abierta colisión con el sistema, que a fuerza de inepcia pretende encorsetar el naturalmente libertario dominio de la web. En 2009 Swartz entró bajo el radar del FBI al descargar y liberar para circulación pública documentos pertenecientes a PACER, una base de datos de información judicial propiedad del estado. Dos años más tarde Swartz bajó del sitio JSTOR la enorme cantidad de 4 millones de artículos de divulgación académica por medio de la intranet del Massachussets Institute of Technologies, por lo cual fue acusado de fraude cibernético y obtención ilegal de información. Este caso lo tenia sujeto a un proceso judicial que estaba mermando sus arcas y sus buenos ánimos, por enfrentarlo a la posible sentencia de hasta 50 años de prisión. Si bien los medios se apresuraron a diagnosticar aceleradamente su reciente depresión, el único dato que se repite como indicio de su virtual condición médica es un post de su blog de… ¡2007! ¿Quien a los 21 años no se siente un poco deprimido, por estar lejos de su casa, por tener un amorío frustrado, fracasar en los estudios, o por simplemente escuchar más new wave de la cuenta? ¿Es normal esperar más de 5 años para suicidarse? ¿No tienen otra pista para publicar o es que no la hay? También publicaba sobre filosofía védica y nadie salió a decir por eso que practicaba Yoga…

Imagen-4

Algunos amigos programadores y su propia familia culparon al MIT y al sistema judicial por el asedio constante que podría haberlo abismado a este resultado, eso sin contar con posibilidades no analizadas todavía por lo cercano del deceso. Al comentar el hecho con una colega investigadora ella me agitó: “Se suicidó, sí, seguro. Como suicidan gente últimamente”.  Es muy pronto aun para asirnos de presentimientos como ese, aunque no podemos negar lo “conveniente” de una pérdida semejante.

La carrera de Swartz fue meteórica, vertiginosa, como la de muchos en su generación visionaria y ansiosa de cambios, que además no temen en enfrentar a la autoridad si es necesario. Personalmente creo que no podían retenerlo mucho tiempo por medios legales, que su causa no sólo no prosperaría demasiado si no que se hubiera convertido en la primera grieta que señalaría la obsolescencia irreversible de los antiguos aparatos frente al nuevo paradigma; una puerta abierta para un mayhem hacktivista rumbo a la liberación definitiva de la información, con todo lo que ello conlleva. Además su personalidad no daba con el tipo delincuencial fácil de demonizar mediáticamente, si no más bien con el del potencial mártir político del establishment. Incluso de ser posible, el remedio de 35 años de cárcel habría sido peor que la enfermedad misma.

Swartz no era un activista cualquiera, era principalmente uno que había entendido cómo Internet excede cualquier instancia centralizada de emisión de contenidos y control de información, y como el antiguo régimen intenta canalizar eso por medio de “gate keepers” como Google o Facebook, que tarde o temprano mostrarán su verdadero rostro. Probablemente Swartz hubiera sido en los próximos años, como lo fue hasta su fin, un referente importantísimo por el triunfo definitivo de un nuevo tipo de sociedad. Por eso fue un dolor de cojones significativo para el status quo y sus acólitos deseosos, entre otras cosas, de derrumbar el mundo de Internet y el ideal de libertad y equidad mundial que tan concretamente representa. Quizás, desde esa perspectiva, era mejor quitarse el problema de encima mientras no era incontrolable y al mismo tiempo enviar un claro mensaje a los que como él, pretenden evolucionar y que algo cambie.

Sin embargo las transformaciones por las que Swartz trabajaba ocurrirán de todas formas, pues trascienden la consciencia individual. Somos muchos más que 1000 tipos los que escribimos el futuro.

Fuentes:

Aaron Swartz; Wikipedia.org

Swartz, Aaron; ¿Quien escribe Wikipedia?, 04/09/2006, Wikipedia.org

¿Quien se beneficia con la muerte de Aaron Swartz? una hipótesis de su posible asesinato; 14/01/2013, Pijamasurf.com

Se suicidó Aaron Swartz, cofundador de Reedit; 13/01/2013, InfoBAE.com

El ataúd de Schrödinger (parte 4)

12 Ene

NéstorK-masonería

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1, parte 2, parte 3

Presto: The Masonic Connection

Ya en previas ocasiones de una muerte presidencial argentina, la sociedad secreta más grande y reconocida del mundo, la Masonería, ha mostrado condolencias. Kirchner no ha sido una excepción y está el reciente caso del masón Ricardo Alfonsín para comprobarlo. Sin embargo un dato es curioso y hasta pintoresco, se podría decir: No sólo la Gran Logia de la Argentina en Buenos Aires envió su pésame, si no que la Agencia de Prensa Masónica de Rumania hizo también lo propio. La comparación entre ambos mensajes deja entrever algunas pistas. La solicitada argentina dice: “La Masonería Argentina expresa su profundo dolor por el fallecimiento del ex presidente de la Nación, Néstor Carlos Kirchner. Sin dudas su muerte es una pérdida importante para la democracia, el debate de las ideas y los proyectos de la república. La Masonería acompaña en el dolor a nuestra presidente de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Más allá de las discrepancias cotidianas, Néstor Kirchner logró contribuir al equilibrio y la paz social durante su presidencia, luego de la crisis económica y social de principios de siglo en el país. La Masonería, como siempre, llama a la cordura y a la racionalidad de todos los actores políticos en estos momentos singulares. La racionalidad y el respeto a la institucionalidad, sin excepción alguna, deben estar presentes en todo tiempo en favor de los intereses de la Nación y su pueblo. Ángel Jorge Clavero – Gran Maestre”[1]. Extrañamente, la misiva rumana es más poética y elogiosa: “El día 27 de octubre de 2010 queda en la historia de la nación como un día de luto para un entero país y un entero continente. El paso al Eterno Oriente de Su Excelencia Néstor Carlos Kirchner, Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas y ex Presidente de la República Argentina, despierta en los Hermanos argentinos sentimientos que Néstor Kirchner ha sembrado en el espíritu de la Argentina después de la crisis social y económica que esta nación pasó a principios del siglo 21. Néstor Kirchner ha marcado la historia de la Argentina y la de la América del Sur durante una década. Néstor Kirchner entró en la historia de Sudamérica como el primer Secretario General de UNASUR, esta Unión Europea del continente sudamericano.” [2] Como vemos el mensaje rumano habla de Kirchner como “Su Excelencia” y a los argentinos como “hermanos” ambos términos masones para referirse a un compañero de oficios iniciáticos. Además se refiere a su muerte como el “paso a Oriente Eterno”, término simbólico para referirse al Sol Naciente y a Sirio, la estrella en torno a la cual gira nuestro sistema planetario con su astro rey incluido. En términos simbólicos las tradiciones esotéricas se refieren a la Puerta Dorada o la Puerta de Oriente, portal que desandan las almas fuera de este plano [3]. Al chequear el sitio de la Agencia de Prensa Masónica Rumana, la noticia de la muerte del ex-presidente lo muestra estrechando manos con otra “Excelencia”, Luiz Ignacio Lula DaSilva y con una “Majestad”, el Rey Juan Carlos que, masón o no, es llamado diferente. En nuestro sitio fuente inicial, el mexicano Diario Masónico, se nombra con el mismo título a las autoridades del APMR y a otros masones[4].

Las "excelencias" Kirchner y DaSilva posan para la foto, en el sitio de la APMR. Whiskyyyy!!!

Las “excelencias” Kirchner y DaSilva posan para la foto, en el sitio de la APMR. Whiskyyyy!!!

Vemos que la necrológica rumana hace alusión, como lo hiciera Sarmiento en su cena masónica de asunción presidencial, a una “Unidad de los pueblos” como premisa para un gobierno mundial, diciendo que la UNASUR es una “Unión Europea del continente sudamericano”. ¿Sería demasiado descabellado pensar que la masonería internacional envió un saludo fraternal al difunto eludiendo la coyuntura local para evitar las acusaciones y el develamiento de la filiación de ex-presidente? Ya es sabido que un masón puede reconocerse públicamente como tal pero no develar la membresía de aquel que elige permanecer en secreto y, teniendo en cuenta el cripticismo de sus métodos, no sería anómalo el uso de estos artilugios para evitarlo y así poder dar una despedida al hermano que parte, dado la importancia que se atribuye en la orden a la ritualidad. Pero ¿Existen pruebas de la pertenencia de Kirchner a la Masonería? Muchas diría yo, aunque es necesario saber y querer verlas, dado el caso.

Para variar empezaremos citando a un reaccionario pasquín, que se molesta en investigar estas cosas, tanto como en taparlas si sus intereses comunes con los denunciados se resienten demasiado. En este caso recurriremos a una breve investigación del pulpo corporativo Perfil.com, que produjo un audiovisual llamado “El Cementerio y la Plaza”[5]. De acuerdo a esta producción en el año 1991 Néstor Kirchner, siendo entonces intendente y buscando alcanzar la gobernación de Santa Cruz, mandó a erigir junto con una comisión de Río Gallegos, un monumento en la llamada Plaza de los Poetas, frente al cementerio local. El monumento carga con toda la simbología de una digna diagramación masónica, con dos pirámides concéntricas presidiendo una forma ojival definida por dos secciones de semi-círculo. La producción de Perfil se hace eco de la tan mentada rivalidad entre la Iglesia Católica y la Orden, ignorando la gran cantidad de religiosos y clérigos que se enlistan en sus huestes. En esa línea, el mini-doc abre con una aseveración: “Cuando el Obispo de Rio Gallegos, Juan Carlos Romanin llegó, hace poco más de tres años, a la capital santacruceña, varios de sus fieles le advirtieron que su labor no iba a ser sencilla, ya que se trataba de una provincia manejada desde siempre por los masones”. El video asegura que fue el tío del ex-mandatario, Manuel López Lestón, quien acercara al joven Néstor a la Masonería y además patrocinara desde sus tiernos inicios, su carrera política. Tal es así que una famosa fotografía de abril de 1982 lo muestra a Néstor junto a su tío, integrando la comitiva de recepción y apoyo al General Oscar Enrique Guerrero, a pocos días de desencadenado el conflicto de Malvinas. Muchos aseguran que posicionar un símbolo masónico de tamaña importancia como la pirámide frente a un campo santo es una forma de afrenta anti-clerical. Mi mente paranoica me dice que es mucho más que eso. No veo a los masones moviendo un dedo para insultar a un cura, mucho menos levantar un monumento, si no les provee un beneficio práctico puntual. Por eso creo que se trata más bien de una forma de canalizar energías, tal vez de bajo tenor como las que se concentran en los cementerios, para un fin político concreto como el de escalar posiciones en el escenario provincial.

Un contacto anónimo vinculado a la masonería de la ciudad de Rosario, asegura que los Kirchner son ambos miembros iniciados de la orden y que movieron los hilos para poveer a la Logia rosarina de la personería jurídica desde hacía tiempo anhelada. Ese mismo insider anónimo nos señaló que la operación ‘Falsa Muerte’ fue una maniobra para sustentar el plan global en la Argentina, que hubiera peligrado si el el kirchnerismo claudicaba. [6]

Una serie de fuentes aseguran que en el juramento de los senadores electos en 2005, Kirchner golpeó tres veces sobre el estrado de madera mirando cómplicemente a su esposa, en el momento de la jura de Carlos Menem. Los bloggeros conspiranoicos aseguran que golpear tres veces en el féretro es un gesto masón de despedida al muerto en un funeral, dado que si el difunto no responde es porque reálmente ya no se encuentra en este mundo. Por su parte Kirchner habría realizado este gesto de manera irónica, refiéndose al riojano como un ‘muerto político’.[7] Según sostienen dichas fuentes, Néstor Kirchner contaba con un alto grado de iniciación, aunque no con el máximo.

El investigador Cosme Beccar Varela asegura en su sitio LaBotellaalMar.com, que en su nro. 79 (diciembre 2003) la revista Símbolo, de la masonería vernácula, publicó un artículo titulado “La Masonería Argentina y Néstor Kirchner”. El texto se trata de un repaso area por area de los logros alcanzados hasta entonces por el recientemente asumido mandatario, y aunque admite “los problemas que subsisten” supone que los argentinos estábamos superando la peor etapa de nuestra traumática historia reciente”.[8]

En cuestiones simbólicas el mausoleo kirchneriano está plagado de iconografía. En la entrada al predio una llama eterna da la bienvenida al caminante. La llama eterna, representación del conocimientos divino, de la Gnosis, es el fuego prometéico robado del Olimpo, sostenido por la estatua de la Libertad y por el Prometeo del Rockefeller Center, en New Yor City [9]. La estructura helicoidal del panteón recuerda al caduceo hermético, antiguo símbolo de Hermes, dios del engaño, el comercio y la palabra. La escalera espiralada asciende hasta una claraboya de reminiscencias solares en el cenit de la edificación. El ascenso culmina con el mirador perimetrado por un cristal o acrílico facetado, que espeja y repite la claraboya solar. Desde allí se ve, hacia abajo, el suelo que reproduce el circulo con el centro marcado. El círculo con su punto central es un símbolo antiquísimo, usado desde tiempos inmemoriables como representación del astro rey en el centro de la creación universal y de la unión de lo masculino (punto) con lo femenino (circunferencia). Para la alquimia representa el oro- metal solar- y es el símbolo masónico del solar y fálico dios Ra, del antiguo Egipto [10].

La liasón entre Hermes y el Sol- Apolo- es mitológica. Hermes y Apolo, igual que Enki y Enlil de la tradición Sumeria, eran medios hermanos. Siendo apenas un recién nacido Hermes engaña a Apolo y roba algunas reses de su rebaño, pero es sorprendido por este. A modo de disculpa, Hermes mata una tortuga y con su caparazón fabrica la lira- considerada uno de los instrumentos musicales más arcáicos- y la obsequia a su hermano. En agradecimiento, Apolo regala a Hermes su cetro de serpientes, el caduceo, que pasa a ser, junto con las zapatillas y el yelmo alados, el símbolo hermético por excelencia. Mientras, la lira pasa a ser el emblema distintivo de Apolo. De esta manera Hermes llega a ser considerado dios de los ladrones, los farsantes, los músicos, los artistas y los mercaderes. Hermes también es adorado como el dios de la comunicación, pues por su velocidad era el emisario entre el Olimpo y los hombres. A su variante egipcia, Thot, se le atribuye la invención de la escritura y fue quien enseño a los hombres las artes alquímicas. De ahí proviene la palabra hermetismo, como métafora de secretismo o conocimiento oculto. Para los griegos estas artes fueron transmitidas a Hermes por Apolo, que le enseñó al joven los métodos para la profecía y el sacrificio [11].

Orden por medio del Caos, el motto latino del emblema del grado 33 de la Masonería, cuyo colgante porta D.F.Sarmiento en la foto

Orden por medio del Caos, el motto latino del emblema del grado 33 de la Masonería, cuyo colgante porta D.F.Sarmiento en la foto

La relación Hermes/Apolo es central a la masonería, pues la comunicación es siempre velada o arcana y la adoración de la divinidad solar masculina es fundamental a sus ritos. Una confirmación de este par complementario es facilmente asequible en la tumba de Domingo Faustino Sarmiento, en el cementerio de la Recoleta. Allí, un obelisco- forma fálica del poder solar- es coronado por un Condor, versión autóctona del Águila, una de las formas de Zeus y símbolo del mundo invisible. En una de sus placas principales, en la base del obelisco, un broncineo Hermes porta todos sus estandartes. Se podría decir que el kirchnerismo- y el peronismo-, con su estilo confrontativo y diatríbico y su obsesión por la cooptación de los medios masivos, es representativo de la bicefalia masónica hermético-apolinea. El paralelo con Enlil y Enki tambien es obvio. Enki y Enlil fueron los hijos de Anu, el dios padre de la mitología sumeria. ANU siegnifica ‘cielo’ en sumerio antiguo, y es de esa raíz que proviene la palabra Anunnaki- “aquellos que del cielo a la tierra vinieron”- dioses mesopotámicos interpretados por los autores modernos como seres ‘superiores’ de orden extraplanetario, que llegaron a nuestro planeta e intervinieron en la evolución humana desde su origen. Cuando Anu se retiró del gobierno, los medio-hermanos libraron una cruenta guerra para decidir la sucesión terrestre [12]. De allí, entre otros lados, surgen las representaciones masónicas del águila bicéfala y el blasón con el motto “Ordo Ab Chao”, aludiendo a la utilización de la dialéctica hegeliana, el “dividir y reinar”, la creación de conflictos controlados hacia la persecusión de un fin específico [13]. ¿Les suena conocido?

Continúa en parte 5

Notas:

1 Declaración Pública del MRGM.: Angel Jorge Clavero en nombre de la Masonería Argentina; 27/10/2010, Fenix137rls.blogspot.com.ar

2 El Secretario General de la Agencia de Prensa Masónica de Rumania… 27/10/2010, Agenciadeprensamasonica.blogspot.com.ar

3 Daza, Juan Carlos; Diccionario Akal de Francmasonería. Ed. AKAL, 1997: “La creencia masónica de la irrealidad de la muerte […] se expresa cuando se produce el tránsito de la muerte, designándole como ‘el pase al Oriente Eterno’; este pase expresa la idea de que es preciso morir para renacer (en una nueva vida, en un nuevo nivel)” Books.google.com.ar

4 Fallece ex-presidente Néstor Kirchner; 27/10/2010, Diariomasonico.blogspot.com.ar

5 López Masía, Marcelo y Solis Cristian; El Cementerio y la Plaza, 14/05/2009, Perfil.com

6 Yañez, Martín Iván; Entrevista al Insider #1: “Ahora en Rosario la Masonería es sobretodo K. Les dieron la personería jurídica ni bien llegó Néstor al poder. Ellos dos (CFK y Néstor) son super masones, como su mentor, tío de él, a quien le debe su éxito como ‘abogado’, siendo que era más bien un cobrador de los militares, con todo lo que eso implica. […] Yo creo que sigue en el poder. Está guardado. Más allá de ser o no competencia de alguien, el tema es que corría riesgo lo que hoy sucede, se les caía el mejor plan orquestado.” 30/11/2012. Elheraldopsicotronico.wordpress.com

7 Kirchner y la Masonería: “Luego al jurar Menem, Kirchner dio los tres golpes, se dan sobre el cajón del muerto, y es un antiguo ritual de la masonería, para saber si ‘esta muerto realmente’, al ‘no responder’… Kirchner miró hacia donde estaba Cristina, y con un gesto cómplice dio tres golpecitos sobre el estrado de madera… Los tres golpes de Kirchner, fueron en alusión a Menem, ‘que no responde , porque esta muerto’, o en otras palabras porque es un muerto político… Ese fue el verdadero significado de los tres golpes.” 14/05/2009, Centro-izquierda.blogspot.com.ar

Ybarra, Gustavo; Kirchner desairó a Menem en el Senado, 30/11/2005. Lanacion.com.ar

8 Beccar Varela, Cosme; La Masonería Argentina y Néstor Kirchner. 10/12/2003, Labotellaalmar.com

9 Icke, David; El Secreto Más Grande. Scotsdale, AZ.: Bridge of Love, 1999. Pág. 174: “Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es una figura de héroe que toma fuego (conocimientos) de los “dioses” y lo da a las personas – es decir, las pocas personas elegidas. Los Observadores llamados Azazel y Shemyaza estaban entre aquellos que dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. El símbolo más famoso de estos Observadores es el dios griego, Prometeo, que se dijo que salió de los Montes Cáucasos. […] En el Rockefeller Center en Nueva York hoy hay una estatua de oro de Prometeo (oro, el metal solar de los dioses) y está sosteniendo la luz, el fuego, de acuerdo con la leyenda (vea la sección de imágenes). Para los Rockefellers ésta no es no sólo una estatua, es un símbolo del completo engaño en el que están involucrados. La Estatua de la Libertad es otro símbolo de la Hermandad que resalta la antorcha encendida.”

10 Point Within A Circle: “This is a symbol of great interest and importance, and brings us into close connection with the early symbolism of the solar orb and the universe, which was predominant in the ancient sun-worship. […] But that this was not always its symbolic signification, we may collect from the true history of its connection with the phallus of the Ancient Mysteries. The phallus was among the Egyptians the symbol of fecundity, expressed by the male generative principle.” Masonicdictionary.com

11 ApoloHermes; Wikipedia.com

12 Icke, David; Op. Cit. Pág. 10: “Anu envió a dos hijos para desarrollar y gobernar la tierra, dicen las Tablillas. Eran Enki, el tipo que ellos dicen que creó al Homo Sapiens, y su medio hermano Enlil. Estos dos se harían grandes rivales después por el control final del planeta. Enki, el primogénito de Anu, estaba subordinado a Enlil debido a la obsesión de los Anunaki con la pureza genética. […] Las Tablillas describen cómo Enki dio a los humanos la habilidad de procrear y esto resultó en una explosión en la población humana que amenazó con abrumar a los Anunaki, que nunca fueron numerosos. Los Anunaki tenían muchos conflictos internos y guerras de alta tecnología entre sí, cuando las facciones de Enlil y Enki lucharon por el control.”

12 Lina, Jüri; Architects of Deception. Estocolmo; 2004, Pág. 113: “The two heads of the eagle symbolize good and evil, which counterbalance each other.” Curezone.com

¿MK-Castaneda? (parte 2)

8 Ene

MK-Castaneda-pt-2

Un ejercicio especulativo. Este artículo apareció en el fanzine Le Mutant Diplomatique, en un número monográfico dedicado a la figura de Carlos Castaneda. El autor agradece a Drew Hempel sus aportes bibliográficos.

leer parte 1descargar Le Mutant Diplomatique

por El Reverendo JFK Tadeo

Bien, ¿dónde nos deja todo ésto con Castaneda? Podríamos especular que podría haber tomado parte en algún experimento en la UCLA e incluso haber sido sujeto de algún programa tipo “candidato manchuriano”. Sin embargo, el control al que se le habría —hipotéticamente— sometido no habría sido total, y le habría dejado un amplio margen para interpretar su desestabilizador papel de bufón cósmico. Del mismo modo, el hecho de que las agencias de inteligencia se hubiesen puesto en contacto con fuerzas ocultas no significaría necesariamente que las acabasen canalizando de forma efectiva. Jeff Wells hace una interesante reflexión a este respecto en Rigurous Intuition: «dudo que existan grandes magos en el Pentágono. Lo que me imagino, sin embargo, es a una panda de sociópatas mierdosos jugando con el Necronomicón y pensando que tienen el poder porque algo parece funcionar, pero sin comprender el por qué ni si eso podría ser algo malo». En la misma línea argumenta George Hansen en The trickster and the paranormal señalando que «cuando las agencias de inteligencia juegan con lo paranormal y lo mitológico, en realidad tienen poca idea de dónde se están metiendo. El contacto con poderes sobrenaturales puede provocar problemas a la hora de distinguir realidad y fantasía (…) Históricamente, muchos de los grupos que intentaron entablar una relación con los fenómenos paranormales se volvieron inestables. Hay pocas razones para pensar que los proyectos secretos del gobierno escaparían a dicho sino».

Éste es sin duda un escenario más ambiguo: el de un inevitable estallido de un tipo de consciencia pre-industrial —el “renacimiento de lo arcaico” de que hablaba Terence Mckenna— permeando todas las capas sociales, y que estaría intentando ser manejado/canalizado por los organismos de poder, quienes en vez de imponer un tipo de control más directo que habría puesto de manifiesto sus temores, reaccionarían de forma más discreta —y por lo tanto más imperceptible. En este escenario Castaneda aparece no como una víctima directa de las manipulaciones de la élite, sino más bien como un peón de lo que Laura Nader llamó el “factor fantasma”: el fluido, casi espectral reclutamiento y la reforma sutil de los antropólogos destinada en último término a mantener su red de proyectos e inteligencia.

Factor fantasma

En “Revisiting ‘Magical Fright’”, el profesor Bruce Lincoln da cuenta de cómo podrían funcionar estos mecanismos. Su argumento versa sobre el trabajo del antropólogo John Gillin, quien publicó en 1948 el primer informe sobre una ceremonia de sanación por pérdida de alma en Guatemala. Tras revisar notas no publicadas de Gillin y compararlas con las de su ayudante, Lincoln llega a la conclusión de que, aunque ciertamente meritorias, las investigaciones de Gillin vienen distorsionadas por su propia visión del mundo —en otras palabras, éste estaría «acostumbrado a ver lo que quería ver». Su propio sentimiento de auto-importancia resaltaría el papel central del curandero como figura de la resistencia indígena en el país —cosa que a su vez resaltaría su papel de investigador, aunque la realidad era que los curanderos eran vistos por los indígenas como sospechosos de colaboracionismo. Al compararse las notas de Gillin con las de su ayudante se demuestra que el antropólogo llegó a autocensurar sus informes. La misma visión parcial llevaría también a infantilizar a la paciente, obviando las dinámicas de género de su situación sociopolítica —de las cuales habría derivado su “pérdida de alma”.

El pensamiento de Gillin fue tomando tintes faustianos en los siguientes años, abogando por la creación de un nuevo estilo de investigación que sistematizaría a escala nacional el estudio tanto de las élites locales como de las comunidades de campesinos, y de hecho fue enviado a otros seis países en donde operaba la United Fruit Company para realizar peritajes para tal fin. La United Fruit Company mantenía estrechos vínculos con la CIA —el hermano de Allen Dulles trabajó allí como abogado jefe corporativo— y fue la amenaza hacia el monopolio agrícola de la compañía por parte del gobierno de Jacobo Árbenz lo que instigó el golpe de estado de 1954 —planificado por la CIA— en Guatemala. Para entonces, Árbenz ya había rechazado los planes de investigación de Gillin, quizás sospechando que podrían formar parte de una estrategia de infiltración por parte de los norteamericanos. Las notas autobiográficas de Gillin revelan que sus estudios fueron financiados por la Carnegie Corporation, siendo su contacto con la misma John W. Gardner, también involucrado en el pasado con la OSS —la precursora de la CIA— y clave en el establecimiento de otros centros de espionaje encubierto durante la Guerra Fría como el Russia.

Research Center

¿Podría haber sido promocionada la figura de Carlos Castaneda desde el poder? Recientemente se ha sabido que ésto de hecho sucedió con el movimiento artístico del expresionismo abstracto. Del mismo modo que la anti-antropología de Castaneda, el expresionismo abstracto también iba en contra de los valores establecidos, y sin embargo y paradójicamente recibió de la CIA abundante financiación. El objetivo, según el artículo de voltairenet.org “La CIA, mecenas del expresionismo abstracto” sería «mostrar la creatividad y la vitalidad espiritual, artística y cultural de la sociedad capitalista en contraste con la monotonía de la Unión Soviética y de sus satélites». Castaneda fue bautizado como “el abuelo del movimiento de la Nueva Era” por la Time Magazine, la misma publicación que le dedicara su portada en 1973 y que contaba entre sus filas con Henry Luce —miembro de Skull & Bones y que había participado en otras operaciones de la inteligentsia anticomunista— o con C. D. Jackson, anterior jefe del departamento de Guerra Psicológica de los EEUU. Sin embargo, y como declara el ex-agente de la CIA Donald Jameson en el artículo de voltairenet.org: «claro que no los artistas no estaban al corriente de nuestro juego. Hay que excluir que gente como Rothko o Pollock supiesen nunca que estaban siendo ayudados desde la sombra por la CIA, que sin embargo tuvo un papel esencial en el lanzamiento de ellos y en la promoción de sus obras. Y en el vertiginoso aumento de sus ganancias». Desde luego podría haber ocurrido lo mismo con Castaneda.

Hechizos solipsistas

Si el objetivo de las élites habría sido crear un movimiento espiritual en último término solipsista y positivista con el fin de pacificar a sus seguidores, la propia filosofía de Castaneda podría haber servido a sus intereses. Como él mismo admite en una entrevista:

“[…] cuando conocí a don Juan, estaba imbuido de ideas sobre la reforma y la injusticia social. En realidad, creía que podía ser útil política o ideológicamente desde un punto de vista clásico. El rebelde que tira bombas y que quiere la revolución. Don Juan acabó con toda esa afiliación mía. Me dijo: “Mira, si hay alguien entre los dos que debe quejarse, soy yo, soy yaqui, indio” Creía que él tendría que quejarse y no yo. Al final, los yaquis no me interesan en tanto que tales, porque interesarme por ellos significaría dejar de lado una idea más importante: la salvación del individuo.”

Dejando de lado las connotaciones judeocristianas de “la salvación del individuo”, la posición individualista de Castaneda puede entenderse como reaccionaria, aunque también puede que filtre la sensibilidad de las sociedades tribales. En este sentido, señala Robert Anton Wilson, «el chamán asume, incluso transmite, ciertos valores que son tribales y ecológicos y que casi inevitablemente se tiñen de anarquía: el “todo está permitido” de Hassan i Sabbah, el notorio “haz lo que quieras, será la ley” de Crowley, o el “no puedes hacer nada bueno hasta que te sientas bien” de Abbie Hoffman. La tribu está descentralizada y es radicalmente individualista (compárese con  la máxima de los indios Cherokee “Ningún hombre debería ser obligado a hacer algo que va contra su corazón”». Sin embargo, el factor comunitario se halla ausente en los libros de Castaneda, y en la misma entrevista citada más arriba él mismo da cuenta de ésto:

“Yo, como individuo, no como elemento cultural, entendí las enseñanzas de don Juan de la mejor manera posible, en mi propio interés. Dejé de lado todo lo que significaba una posición social. Es una de las críticas que me hicieron la noche de la conferencia de prensa. Consideraban que don Juan no era un chamán, en el sentido de que no tenía ninguna función social.”

Ésto contrasta fuertemente con la visión que ofrece Jeff Kripal en Autores de lo Imposible acerca de la interrelación del chamán con su grupo: «muchos chamanes han proclamado que no pueden acceder a sus poderes mágicos sin la presencia de un grupo. Y del mismo modo, el grupo social es contínuamente influido por la presencia y los rituales dramáticos de los chamanes. Juntos, la psique del chamán (…) y el grupo cultural se erígen recíprocamente». Se ha hablado del poso machista de la personalidad de Castaneda, y puede que ésto impregnase su concepción del chamanismo. Si nos atenemos a lo que Karen Vogel expone en su ensayo “Female Shamanism, Goddess Cultures, and Psychedelics”, el componente femenino dotaría a la práctica del chamanismo de este equilibrio con la comunidad:

” […] el chamanismo como actividad comunitaria es especialmente visible en el caso del chamanismo femenino. Bonnie Glass-Coffin explica las tradiciones sanadoras femeninas con el término coesencia: «La coesencia, en contraste con la trascendencia y la inmanencia, no localiza el poder chamánico y la energía espiritual a la que se conectan los chamanes ni dentro ni fuera de los límites de este mundo. En lugar de esto, la coesencia implica que dicha energía fluye entre los mundos. Cuando la chamán accede a esta fuente de poder, ni está trascendiendo dicotomías ni está sanando “en representación” de sus pacientes. Lo que hace es facilitar un reestablecimiento del flujo energético entre el espíritu y la materia, entre el indivíduo y el grupo, entre la chamán y el paciente. El poder chamánico y el viaje chamánico son, por lo tanto, inherentemente relacionales».”

En este sentido, la visión del chamanismo de Castaneda/don Juan habría cartografiado un territorio que no tiene por qué ser inválido, pero que se hallaría desconectado en último término de su entorno social y por lo tanto carecería de una utilidad práctica. O como explicaba Jerry Mander en una entrevista:

“[…] muchos de los proponentes de la Nueva Era afirman festejar a los indios, aunque solo festejan verdaderamente lo que ellos piensan que es el misticismo indio, sin apreciación alguna de donde viene éste, de como se halla enraizado en la comunidad, en la Tierra y en el igualitarismo. Su interés en la espiritualidad india no da importancia a la situación política que los indios enfrentan en este planeta. Si el conocimiento de los nativos va a ser preservado, uno debe involucrarse políticamente para ayudarlos. Y la gente de la Nueva Era no está interesada en ello; están interesados en leer por encima lo que consideran lo enjundioso —los aspectos místicos, los rituales de peyote o quizás el arte. Se trata simplemente de autoindulgencia orientada hacia el ego, hacia el engrandecimiento personal. Es políticamente de derechas y muy contraproducente para los ideales de un mundo sostenible y de una consciencia humana sana, dado que preserva el sistema de valores que está causando el problema.”

Conclusión

Por último, y volviendo a nuestra disquisición inicial del artículo: ¿qué movería a Castaneda a escribir una novela acerca de su rol como asesino para la CIA? Hemos hecho un examen especulativo de los diversos grados de control al que podría haber estado sometido, pero aún queda una última hipótesis que personalmente encuentro no sé si más plausible, pero desde luego sí más poética: la de que, habiendo identificado al final de su vida todas estas tendencias y siendo plenamente consciente de su influencia literaria en los países occidentales, la respuesta de Castaneda habría sido inventar de nuevo una narrativa que lo caracterizaría precisamente como un agente de estos sistemas de control.

Haciendo literal la influencia de la CIA en su persona y desvelándo a su autor como un agente doble, el libro, de haberse publicado, hubiera causado un revuelo descomunal. De haberse llegado a materializar esta narrativa nos hallaríamos de nuevo ante una jugada maestra de un consumado embaucador que, aún habiéndose descubierto preso —tanto de los mecanismos de control como de sí mismo—, continuaría utilizando el caos y la confusión deliberados como sus herramientas liberatorias preferidas.

El ataúd de Schrödinger (parte 3)

6 Ene

Ataud-Schrödinger3

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1leer parte 2

Vivace: Operación Maracaibo

El reconocido politólogo argentino Adrián Salbucchi [1] dice en una entrevista radial para España: “[…] Si este truco lo armaron los Kirchner lo tienen que haber armado con el apoyo y la cobertura de instancias muy arriba […] Cuando falleció el ex-presidente Kirchner vinieron los jefes de estado de Chile, de Brasil, de casi todos los países de la región […] sin embargo todos estos presidentes vinieron, atendieron al funeral y se volvieron a sus respectivos países, todos muy cercanos en tiempo de vuelo. Sin embargo Hugo Chávez se quedó un día más, acompañó a la familia en el entierro que se produjo en la ciudad de Río Gallegos […] y al día siguiente el avión presidencial de Venezuela partió raudamente hacia su destino final en Caracas, supongo sin pasar por ningún tipo de control por ser el avión de un presidente. […] Uno podría pensar, si es mal pensado, y yo a veces lo soy… uno podría suponer que entre la carga que transportó este avión presidencial venezolano el 29 de Octubre próximo pasado, quizás había un octavo pasajero que no era exactamente Alien. […] Las circunstancias han sido muy sospechosas, porque siempre que fallece un jefe de estado o una personalidad importante, se lo suele velar a cajón abierto o por lo menos con un vidrio, para darle la oportunidad a un pueblo doliente de despedirse de quien fuera su primer mandatario[…] Hasta John Fitzgerald Kennedy, que recibió balazos en la cabeza que le destrozaron parte del cráneo, su velatorio se realizó a través de un vidrio.” Aquí el fragmento completo de la entrevista [2]:

Otro dato que suma a esta hipótesis es un post del blog Inteligencia Nacional Argentina, una publicación online nacionalista, un presunto colectivo de insiders que a primera vista parece filtrar información clasificada que acusa complots vernáculos hacia el Nuevo Orden Mundial. Entre sus muchos posts plagados de jerga de servicio secreto, se encuentra el que afirma que Néstor vive en Maracaibo con una identidad falsa y se supone, con rostro modificado quirúrgicamente: “Néstor Kirchner está viviendo actualmente en el centro de Maracaibo, Venezuela, casa con vista a la playa, bajo falsa identidad venezolana a nombre de Miguel Hernández, con secretaria y amante argentina Cecilia Lorenzo. Con actividad bajo sombra “fantasma” de seguir manejando la cadena de sobornos a legisladores argentinos, con Fondos Reservados de la Secretaría de Inteligencia Argentina y las Cuentas del Bco. Nación con Testaferros organizados por Aníbal Fernández, Jefe de Gabinete de actual Presidenta Cristina Kirchner. Con planes acuerdo inmunidad al Juicio Político a cambio de adelantamiento elecciones presidenciales 2011 y la reelección candidato gerente del Nuevo Orden Mundial y el Plan Insurgente Terrorista Exterminio Argentino, con Pandemia Virus Biológico Letal a inocular con Alimentos Transgénicos y Vacunas envenenadas.” [3]

Imagen 3

Conozco gente hospitalizada que podría redactar con el mismo tipo de ímpetu y terminología. Más allá de mi sarcasmo, no pretendo desprestigiar per sé a esta publicación: quien esté libre de locura que arroje la primer teoría. Sin embargo es necesario tener en cuenta que, por las razones que fuera, algunos de sus posts han sido desmentidos por los hechos, como el que afirma que la intervención quirúrgica de tiroides de CFK era una operación de cambio de rostro para darse a la fuga [4]. Tal vez se trate de verdaderos insiders cuya sanidad mental ha sido comprometida por sus experiencias, tal vez se trate de víctimas o victimarios de operativos desinformativos que los trascienden. Tal vez se trate de bien o mal intencionados desinformantes. Por otra parte, de más está aclarar que muchos de sus posts, contrariamente al último señalado, se basan en evidencia comprobable [5]. Cualquiera sea el caso, lo interesante es la coincidencia con las sospechas verbalizadas por Salbucchi y con lo que veremos a continuación.

Continúa en parte 4

Notas:

1 Salbuchi, Adrián: Web PersonalMetapedia.orgBlog RT.com

2 Adrián Salbuchi- Néstor Kirchner Murió [?] Fraude Illuminati? Youtube.com: Usuario Barbielippman /Legnalenja.blogspot.com.ar/

3 Rovati, Alejandro: Néstor Kirchner con vida domicilio Maracaibo, Venezuela, conspirando con el Nuevo Orden Mundial contra la Nación 17/04/2011, Inteligencia-nacional-argentina.webnode.com.ar

4 Rovati, Alejandro: Informe de Inteligencia sobre la Operación de falsa muerte y cambio de Identidad de la presidente Cristina Fernandez de Kirchner y el plan de traición a la República Argentina. 29/12/2011 Inteligencia-nacional-argentina.webnode.com.ar

5 Rovati, Alejandro: La Organización Gubernamental de propaganda mediática kirchnerista La Cámpora pidió datos sensibles sobre 1.000 empresas privadas. 03/01/2013, Inteligencia-nacional-argentina.webnode.com.ar

El ataúd de Schrödinger (parte 2)

4 Ene

Ataúd-de-Schrödinger-2

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1

Allegro: To be or not to be (dead)

Las teorías conspirativas de la muerte de Néstor Kirchner se podrían dividir en dos grupos que, como en casi todas las demás, se completan entre sí. El primer grupo es el de carácter meramente materialista y se podría decir que reconoce casi únicamente la esfera de lo político-pragmático-probabilístico desde el punto de vista de la realidad consensual. Este primer grupo a su vez se divide en dos sub-grupos, sintomáticamente shrödingerianos: las que afirman que murió, y las que no murió. Entre ellas se encuentran las siguientes:

a) Kirchner fraguó su propia muerte para escapar de la judicialización de los escándalos de corrupción que protagonizó como intendente, gobernador y presidente, y/o lo hizo como parte de un operativo de cooptación de la consciencia popular que le permitiera al gobierno de su esposa recuperar la adhesión que había perdido desde 2009 con el fin de ser reelecta en 2011.

b) Kirchner murió aunque no de un infarto, si no de una forma más truculenta, como producto de un suicidio o asesinato que deformó su fisonomía y fue velado a cajón cerrado para evadir sospechas. Esta teoría alega que su muerte pudo haber sido fruto de una conspiración de muchas instancias de poder contrarias a su influencia. O bien Kirchner sí murió de un infarto y todo es mas o menos como se dijo oficialmente, pero su cuerpo, por diversas cuestiones prácticas u otras, nunca llegó a Buenos Aires para ser velado y el funeral se realizó en presencia de un féretro vacío.

Estos dos sub-grupos contemplan, más allá de su grado de separación de la versión oficial, la utilización práctica de la desaparición de una figura del carácter de Kirchner como herramienta política, aunque en términos estrictos no baste más que escuchar los discursos presidenciales del último bienio para constatar dicho uso, sin necesidad de considerar ninguna de estas versiones.

El segundo grupo es el que ve, en los episodios descriptos por el primero, la intervención de agentes velados al conocimiento público general, como sociedades secretas, profecías, simbología esotérica y analogías rituales escondidas a plena luz del día en ceremonias, mausoleos, propaganda, etc., de la misma manera que las grandes élites internacionales ofician sus planes, trazan sus ciudades o pactan sus agendas.

El primer grupo presenta una serie de hechos poco claros en torno a los sucesos nacionales del 27 de Octubre de 2010. Estos hechos en sí mismos han sido presentados por numerosos portales web, no como pruebas en sí mismas si no como factores generadores de incertidumbre los cuales, lejos de ser disipados por la versión oficial, son favorecidos por esta.

Los hechos o indicios a tener en cuenta son:

1) La noticia de la muerte trascendió en las primeras horas de la mañana, el día del censo nacional, cuando la población estaba recluida e inactiva esperando ser contabilizada, y por ende más expuesta al impacto mediático del anuncio.

2) Los sucesos políticos, judiciales y sociales previos al 27/10/2010 indicaban un gran peligro para la estabilidad del gobierno, o bien una fuerte baja en la imagen positiva del Kirchnerismo. Los episodios de los mails del secretario de transporte Jaime, el asesinato del militante de izquierda Mariano Ferreyra en la semana anterior y el fracaso en las elecciones de medio término en 2009, entre otros casos, ameritaban una audaz operación si se quería saltear la coyuntura rumbo a las presidencias de 2011 sin mayores riesgos.

3) Poco antes de las 9 de la mañana del 27, un grupo de periodistas presuntamente de Revista Noticias o Perfil, quienes esperaban frente a la residencia privada del matrimonio Kirchner en El Calafate para capturar el momento de la visita del censo, fueron expulsados por Gendarmería Nacional sin explicaciones, a 200 metros del lugar.

Fotos tomadas por el equipo de Noticias expulsado a 200 m de la residencia presidencial en El Calafate, minutos antes de que se conociera el anuncio oficial del deceso.

Fotos de la ambulancia tomadas por el equipo de Noticias expulsado a 200 m de la residencia presidencial en El Calafate, minutos antes de confirmar el deceso por medio de fuentes internas.

4) El avión presidencial con los restos de ex-presidente llegó a las 4 de la mañana al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery el día 28 de Octubre, por lo cual la cobertura y la información al respecto fue escasa o nula. Algunas fuentes afirmaron que el Aeropuerto había sido extrañamente cerrado días antes por presuntas refacciones, aunque oficialmente se anunciara su cierre por el mismo motivo desde el 3 de Noviembre hasta el 1ero de Diciembre de ese año.

5) El velatorio se realizó, contrariamente a lo usual en el caso, en Casa Rosada, siendo que los ex-presidentes fueron despedidos siempre, sin excepción, en el Congreso de la Nación. Coincidentemente la sala del Congreso que se utiliza para estos menesteres también estaba cerrada por refacción, y de acuerdo a comentarios de visitantes así se encontraba desde hacía tiempo.

6) El velatorio se realizó a cajón cerrado, aumentando el grado de misterio alrededor del suceso. Las explicaciones oficiales o afines rondan en torno a la decisión de los deudos, la preservación de su imagen pública en vida, y a cuestiones prácticas como la ausencia de un tratamiento de preservación del cuerpo, esta última sin asidero alguno ya que existen avanzadísimas técnicas de preservación que eluden el embalsamamiento o momificación.

7) El féretro en cuestión se percibió como más corto que la estatura de Kirchner, esto dicho de boca de empleados de la Casa Rosada, que conocían personalmente al ex-presidente y podían dar cuenta de su generoso 1,90m de altura. Fuentes personales de extrema confianza alegan que los agentes que integraban la custodia policial del cortejo coincidían unánimemente con que el cajón parecía demasiado liviano por como fue cargado entre el coche y las diferentes instancias del funeral. La misma fuente señala que lo extraño en este caso es además que, en un país y una tradición política tan necrofílica como el Peronismo, la oportunidad de exhibir el cuerpo sin vida del líder y establecer un parangón histórico con el General Perón fue inusual y olímpicamente desaprovechada, lo cual abre el terreno a dudas.

8) Se supo luego que el empresario mediático y ex-chofer de los Kirchner, Rudy Ulloa, gestionó en la municipalidad de Río Gallegos, la adquisición de la mejor parcela del cementerio de la ciudad natal del mandatario y acordó la construcción del mausoleo con la compañía constructora de Lázaro Báez, otro empresario K; todo esto con la increíble anticipación de 20 días al 27 de Octubre de 2010 y por orden del mismísimo Néstor Kirchner.

9) El parte médico oficial de fallecimiento por muerte súbita no fue confirmado, como se acostumbra en casos similares, por una autopsia. El antecedente más directo fue el de la hija de la productora televisiva Cris Morena, Romina Yanquelevich, cuyo cuerpo, por la formalidad jurídica pertinente, si fue sujeto a ese procedimiento.

Según algunos foristas esta foto fue tomada dias previos al 'deceso' del ex-presidente, cuando se suponía CFK estaba enferma.

Según SEPRIN esta foto fue tomada el día anterior al ‘deceso’ del ex-presidente, cuando se suponía que CFK estaba enferma y de licencia.

10) La presidente Cristina Fernández de Kirchner suspendió el 26 de Octubre de 2010 toda su agenda por motivo de una supuesta gripe. Sin embargo viajó a El Calafate junto al ex-presidente, donde ambos pudieron ser fotografiados junto a una familia con un bebé en la salida del hotel Alto Calafate, propiedad de los Kirchner. La pregunta que surge es ¿Por qué no estaba en reposo debido a la gripe? ¿Había pedido licencia en vista del conocimiento de la futura desaparición de su cónyuge? ¿Por qué no parece “engripada” durante los días del velatorio? Independientemente de la consistencia- o falta de ella- de estos interrogantes, la foto fue denunciada como preexistente al hecho por algunos foristas web, dato que personalmente me es imposible aun refutar o confirmar.

11) En los días posteriores a la muerte de Kirchner muchos sitios, foros y portales web de variadas características y filiaciones partidarias, todos caracterizados por su libertad de comentar y opinar, comenzaron a bajar elementos incómodos e inquisitivos respecto a la “muerte” del ex-presidente. Incluso en los opositores La Nación y Perfil, o en Yahoo Respuestas se vieron este tipo de violaciones a sus propias normas internas.

12) En el caso de una muerte real, existen muchas fuentes que indican que Néstor Kirchner fue expuesto a una serie de tensiones que habrían sido definitorias a la hora de desencadenar el final episodio de descompensación- ya sea por falta de cuidados personales, de su entorno o incluso como parte de un plan urdido por numerosos factores externos e internos a su núcleo-. El ex-presidente poseía antecedentes cardiopáticos recientes, entre ellos varias intervenciones quirúrgicas desde el año anterior, por lo que se le había recomendado alejarse de la vida política y la exposición mediática, lo cual desoyó. Aún así, momentos y días previos a su presunto deceso el ex-mandatario, fue presa de una serie de discusiones con allegados, como Hugo Moyano y Cristóbal López, que lo sometieron a una alta cuota de stress. Al respecto el periódico on-line Tribuna de Periodistas publicó una serie de notas que ofrecen pistas sobre un posible complot para matar al líder. Por su parte el periodista de ese medio Christian Sanz, elaboró una lista de preguntas sin responder, entre las cuales se lee:  “¿Por qué su médico personal, Luis Buonomo, jamás atendió a la requisitoria de los medios? ¿Por qué exigió a los médicos del Hospital Formenti -quienes atendieron al ex Presidente- que no hablaran con la prensa? […] ¿Sabía Kirchner que se acercaba su final y quiso permanecer en El Calafate? ¿De eso hablaba cuando afirmó que radicaría su domicilio allí?[…] ¿Qué lo motivó a caminar repentinamente por los rincones de Río Gallegos que hacía años que no visitaba? ¿Por qué a primera hora del jueves cuando aún no se sabía si Kirchner había fallecido Wikipedia publicó “Death 27 October 2010? ¿Por qué no se le hizo autopsia al cuerpo del ex mandatario? ¿A nadie le llamó la atención la repentina desaparición de la agenda política del ex mandatario, quien no se quiso mostrar más desde el viernes 22? ¿Es cierto que Hugo Moyano lo extorsionó la noche anterior a su perecimiento en el marco de una conversación muy subida de tono? ¿En qué términos lo hizo?” [1] A raíz de observaciones de usuarios de nuestra página de Facebook descubrimos que, de acuerdo al historial del artículo sobre Néstor Kirchner en Wikipedia.com, [2] tanto en inglés como español, la afirmación de Christian Sanz sobre la modificación de la fecha de fallecimiento estaría errada, pues según lo registrado al día de la publicación de la presente nota, el 27 de Octubre de 2010 no hubo modificaciones previas al anuncio oficial del ‘fallecimiento’, habiendo sido realizado el primer cambio a las 13:32 hs. en la versión de Wikipedia.com en inglés. Despejada aunque más no sea parcialmente esta incógnita formulada por Sanz, su lista sigue por lo demás en pie.

El robo más delirante de la historia del No-crimen, en el Hospital de El Calafate

El robo más delirante de la historia del No-crimen, en el Hospital de El Calafate

13) En el sanatorio José Formenti de El Calafate, donde se atendió por última vez y se firmó el acta de defunción de Néstor Kirchner sucedió algo descabellado: un equipo de última generación en análisis bioquímicos valuado en 30.000 U$D fue robado la Nochebuena de 2010 y luego devuelto con escasos días de diferencia y en perfectas condiciones [3]. ¿Cuál fue el objetivo de tan insólita sustracción y posterior devolución? ¿Puede haber otro móvil oculto detrás de este suceso, como extorsión, pujas internas del personal, robo de documentación, etc.? ¿Cómo pudieron los cacos perpetrar un robo en una zona normalmente tan vigilada como un hospital si no con el tácito acuerdo de una autoridad policial o de seguridad? De acuerdo a un bioquímico consultado por este medio, uno de los equipos de análisis valuados entre 15.000 y 30.000 U$D son los denominados autoanalizadores, que analizan químicamente las muestras de fluidos corporales de manera automatizada, almacenando los datos- fecha, hora y resultados-  en una computadora interna. Una hipótesis de nuestro especialista es que este equipo al pertenecer al Hospital donde se trataba y según se indica, murió el ex-presidente, probablemente haya tenido información sensible sobre su historia clínica y datos acerca de su estado de salud el día de su presunta muerte. Si estos datos comprometían la versión oficial, lo más seguro es que los perpetradores hayan robado el equipo para borrar el registro interno del aparato. Esta hipótesis por lábil que parezca es la única que alcanza a explicar mínimamente el hecho. Por otra parte, el robo de un equipo semejante es, en sí, un hecho delirante. Se trata de un equipo pesado y dificil de cargar que requiere como mínimo dos personas fuertes para ser movilizado y salvo que exista una cofradía de bioquímicos tratando de conquistar el mundo y nuestro asesor lo desconozca, un autoanalizador carece de valor en cualquier mercado lícito o ilícito por fuera de instituciones de sanidad y otras afines. Por eso, si robar un autoanalizador no es algo de por si muy inteligente, devolverlo es algo exponencialmente más idiota, por lo menos desde el punto de vista de quien desconoce ciertos propósitos.

14) De todos los líderes internacionales que asistieron al funeral, Hugo Chávez fue el único que permaneció en Río Gallegos posteriormente al entierro. El avión presidencial venezolano partió de regreso a Caracas 24 horas después que el resto de sus pares regionales, sin hacer escalas en Buenos Aires o en otro destino. Por este último y otros indicios, las suspicacias acerca de una presunta sobrevida de Kirchner en Venezuela se multiplican.

Continúa en parte 3

Notas

1 Alderete, Héctor: La extraña muerte de Kirchner: las dudas y el disparo 29/10/2010; Seprin.com.

2 Néstor Kirchner: Revision history Wikipedia.com

3 En el hospital donde murió Néstor Kirchner pasan cosas raras , 30/12/2010; Perfil.com.

Fuentes

Lo unico que cierra es el Ataud: Censura K en la red ante dudas sobre la supuesta muerte de Nestor Kirchner, 29/10/2010; Bolsonweb.com.ar

Osimani, Nidia G. Muerte de Kirchner, algo no cierra. , 29/10/2010; Bolsonweb.com.ar

Ataud cerrado: Crecen las dudas sobre la muerte de Kirchner , 28/10/2010; Bolsonweb.com.ar

Ataud Cerrado 2: ¿Esta muerto Nestor Kirchner? Se multiplican las dudas., 28/10/2010; Bolsonweb.com.ar

Ataud Cerrado 3: ¿Kirchner murió? Y si lo hizo ¿fue realmente de un infarto?, 29/10/2010; Bolsonweb.com.ar

Ataud Cerrado 4: Rudy Ulloa gestionó hace 20 días una parcela para el Panteón de Kirchner, 29/10/2010; Bolsonweb.com.ar

¿Alguien vio a Néstor Kirchner muerto?, Ar.answers.yahoo.com

El ataúd de Schrödinger (parte 1)

31 Dic

AtaudShrödinger_Ilustracion1

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi

Gravíssimo: Yo fui K

La semana posterior al 27 de Octubre de 2010 recibimos con mi novia a unos amigos para cenar. La conversación de la mesa no tardó en derivar al tema de la desaparición física del ex-presidente. Los hombres, amigos de años, ya habíamos leído y comentado las numerosas notas de medios oficialistas y críticos, ya sea rescatando la gestión kirchnerista por sus puntos más meritorios, o bien admitiendo lo preferible de su gobierno frente a las flacas y nefastas cortes opositoras. Muchos de nuestros amigos eran de pensar que la situación política era incierta y que era menester apoyar el gobierno de la viuda por cuestiones estratégicas. Algunos de mis amigos más inteligentes y leídos habían linkeado en las redes sociales la contratapa de Mempo Giardinelli en Pág.12 [1] y no me fue difícil inclinarme por dicha opinión, sobre todo porque ellos no eran ni nunca habían sido grandes simpatizantes del gobierno, condición que compartían conmigo y con el mismo Giardinelli.

En la cena, las mujeres, en cambio, se inclinaron unánimemente, sin pudicias, por una hipótesis que me pareció en ese momento absurda. Ellas decían convencidas que Néstor Kirchner no estaba muerto, que nunca nadie vió su cadáver, que el ataúd era más corto que su estatura, que tenía razones para querer escapar, que luego de la derrota electoral de 2009 un muerto era lo mejor que podía pasarle al desfalleciente oficialismo, etc., etc., etc.

Imagen 1

Nos dedicamos a hacer chanzas al respecto y proseguir, mi amigo con relatos de la plaza llena de deudos populares, y yo con mi imprecisas impresiones políticas, influídas en parte por las opiniones de mis compinches más politizados. Las chicas insistían y no escatimaban cinismo para hacernos entender lo orquestado que parecía estar todo y lo crédulos que no admitíamos ser. En los meses posteriores atestigüé y me sentí tímidamente parte- indeciso entre la observación y el entusiasmo- de una primavera K que luego juzgué necesaria para el ajuste definitivo de mi formación política, aunque mi posición actual sea un resultado fallido de la ‘muerte’ del ex-presidente. Desde cierto momento en adelante comencé a juzgar la posición de las damas durante aquella velada, como producto de eso llamado intuición, que los varones tardamos o fallamos en desarrollar y por eso se adjetiva tan extensivamente como “femenina”.

Adagio: Stop your Kaization

Preocupada, al ver mi incipiente pero decidida Kaización y las encendidas discusiones domésticas que esta provocaba, mi novia decidió instruirme, un poco, facilitándome una serie de pistas para investigar a estos señores que, como muchos otros, yo insistía en ver como el mal menor frente a las nefarias hordas derechistas. Fue así que aprendí acerca de los evaporados 600 Millones de fondos santacruceños de YPF, sobre el último decreto Nestorista para la fusión de Cablevisión y Multicanal, sobre la oscurecida relación del matrimonio presidencial con la dictadura militar, sobre su inédita defensa de los Derechos Humanos desde 2004, sobre su relación con Carlos Menem, actual senador del frente por ellos fundado, sobre su “lucha” solo contra monopolios cuya amistad es prescindible; y sobre muchísimos otros escándalos que me impidieron definitivamente creer que eran algo mínimamente mejor que quienes los precedían y de quienes pretendían diferenciarse [2]. Esto no significa que no rescate las medidas positivas tomadas desde 2003 hasta hoy, pero tiendo más bien a verlas como una serie de decisiones necesarias para hacerse con el calor de las plazas y las urnas, siempre a juzgar por el abismo que usualmente se genera entre el discurso y la práctica de las mismas, entre el a priori y su a posteriori.

Conforme me desencantaba de mi breve sueño kirchnerista, iba incrementando mi conocimiento en autores de historiografía indudablemente alternativa, de esos que no temen afirmar cosas que parezcan irrisorias, si es que fueron arrastrados a esas conclusiones por las inevitables luces de la evidencia. Autores de los mal llamados conspiranoicos, a los que medios de comunicación, academias y dogmáticos acólitos no dudan en estigmatizar cada vez que ven amenazadas las sombras donde suelen resguardarse, tanto ellos como sus defendidos.

Andante: Nosotros vs. Ellos

Mi proceso de despertar de la primavera K fue lento pero no demasiado largo. Eso me dio una perspectiva casi de shock, entre lo que veía que podría haber sido y en lo que realmente me convertí. Mi entorno cercano, de intelectuales y gente vinculada al mundo cultural, parecía caer más y más envuelto en la falacia del mal menor, en el chantaje de todo o nada frente a la derecha, que veían y siguen viendo sólo afuera del gobierno. Dicha falacia poco a poco se transformaba en una versión descafeinada del goebbelsiano “Clarín Miente” o más tarde en “LTA 54%”. Al mismo tiempo mis opiniones o lecturas de la realidad se hacían gradualmente más marginales y desusadas. Para un país enfrascado en la dualidad de Federales vs. Unitarios y sus innumerables reediciones hasta el presente, hacer una siquiera tangencial comparación de la investigación Suttoniana de Wall Street financiando la Revolución Rusa [3], con la dialéctica estratégica entre corporaciones y un gobierno disque combativo, era poco menos que un disparate. Comencé a ver todo aquello y sus ramificaciones hasta el día de hoy como un fruto imposible de no ser por el martirio de un salvador, el sacrificio de un líder en pos de sus representados. Es absurdo negar que buena mayoría del electorado favorable en 2011 fue corolario del fatídico Octubre de 2010 y que muchos de los actuales kirchneristas, más o menos militantes, son producto directo del mismo episodio. Ya sea por obra de una maquivélica operación, por acción del trágico cese de una vida o por la coexistencia de ambas eventualidades, los resultados son los que se ven. Como veremos, mucha de las incógnitas en derredor de la ‘muerte’ del ex-presidente son directamente proporcionales a las inconsistencias de la versión oficial. La diferencia radica, siempre, en lo que uno quiere ver, de acuerdo o más o menos a contrapelo de lo que se nos dijo que pasó.

Moderato: Shrödinger y su gato

En el año 1935 el físico alemán Erwin Schrödinger diseñó un dispositivo imaginario para ilustrar las leyes de la mecánica cuántica [4]. En el interior de una caja sellada herméticamente se encuentra un gato, una ampolla de veneno y un martillo suspendido sobre ella. El martillo se encuentra atado a un detector de partículas alfa. Si el detector recibe una partícula alfa, el martillo cae sobre la ampolla y esta revienta dejando escapar el letalmente volátil veneno. A su vez, el detector esta sujeto a la presencia de un átomo radioactivo que, en el lapso de una hora, tiene 50% de probabilidades de emitir una partícula alfa. Al cabo de una hora el dispositivo arroja equivalentes probabilidades de que el gato muera víctima del veneno o salga absolutamente ileso. Para comprobar el resultado, que será alternativamente uno o su contrario, el observador tiene que perturbar el equilibrio del sistema, abriendo la caja. Sin embargo, de acuerdo al formalismo de la mecánica cuántica, mientras tal cosa no ocurra, el gato estará a la vez vivo y muerto, puesto el sistema se basa en una función de onda que superpone complejamente los estados antagónicos “gato vivo” y “gato muerto”. Esto dio lugar al nombre de la conclusión como “Paradoja de Schrödinger”.

El Gato de Shrödinger y el Perro de Pavlov: duelo de titanes en la fauna científica.

El Gato de Schrödinger y el Perro de Pavlov: duelo de titanes en la fauna científica.

Semejante artilugio demuestra teoréticamente que el observador produce la realidad con su observación. En este sentido las religiones no teístas de oriente y las tradiciones esotéricas de occidente están siendo confirmadas por la paradoja del gato vivo/muerto y otros modelos teóricos como el horizonte de sucesos de los agujeros negros, luego de miles de años.

Ateniéndonos a terrenos menos especulativos, de más esta decir que, si este experimento se realizara, nada nos impediría abrir la caja y comprobar el estado del gato y así poder establecer nuestro espectro de reacciones a partir de un dato fáctico. Esto sin embargo no ocurre con el ataúd de un ser humano y mucho menos con el de un presidente, donde no sólo median la pudicia, la moral y los escrúpulos de la religión, si no también las vigilantes estructuras del estado y otros intereses tanto más inimaginables. En las redes sociales, en los foros cybernéticos y en las discusiones de café, aquel que ose poner en duda la veracidad de la muerte de Néstor Kirchner en base a la ausencia de testimonios o registros visuales que la confirmen, se expone a la acusación de morbosidad. Particularmente no creo que a nadie en su sano juicio le agrade ver la fotografía de un cuerpo sin vida ni necesite verla por cuestiones personales. Sin embargo no logro entender por qué estamos obligados a creer en algo que no vimos sobre todo cuando hay, política y culturalmente, tanto en juego.

casarosada1_0

Volviendo al la caja de Schrödinger, imaginen que no sólo no pueden comprobar la supervivencia del gato, si no que un megalítico aparato comunicacional nos repite día y noche durante meses que el gato está muerto; que por esa razón hay millones y millones de gatos en toda la extensión nacional que lloran frente a la caja sin abrir; que el gato del experimento era un importante ex-presidente gatuno, que la viuda es la actual presidente de los gatos de la nación, que ella lo nombra elípticamente en cada una de sus subsiguientes apariciones, que sobre todo el proceso se cierne un halo de felino misterio y que desde entonces un mito mesiánico se contruye en torno a su figura, bautizando con su nombre a calles, nosocomios y fábricas de la República de Los Gatos. Yo, si fuera gato o supiera hablar su idioma, diría- Meowww, dispulpen, pero todavía hay un 50% de probabilidades de que esté vivo ¡Abran la puta caja!-

Continúa en parte 2 y parte 3

Notas

1 Giardinelli, Mempo: Néstor y lo que se viene; 28/10/2010, Página12.com.ar

2 Masia, Marcelo L. 80 razones que demuestran que Kirchner nunca fue progresista 30/10/2010, Periódicotribuna.com.ar. Masia, Marcelo L. Documental: Serás lo que has sido, 2003/2007 Youtube.com

3 Monteith, Stanley: Wall Street, Nazis y la Revolución Bolchevique; Entrevista a Antony Sutton. 1980, Youtube.com

4 Gato de Schrödinger, Wikipedia.com

¡Arcontes, son los arcontes!… por utilizar una palabra

3 Dic
El Dragón Rojo y la Mujer vestida de Sol, William Blake (1805/1810)

El Gran Dragón Rojo y la Mujer vestida de Sol, William Blake (1805/1810)

por Chitauri – fuente original Chitauri.blogspot.com.es

“Nuestra civilización, como toda civilización, es un complot. Numerosas divinidades minúsculas, cuyo poder sólo proviene de nuestro consentimiento en no discutirlas, desvían nuestra mirada del rostro fantástico de la realidad.”

Louis Pauwells, La Rebelión de los Brujos

Bueno, volvamos con mi tema favorito, el del control hiperdimensional, ya que veo a la peña muy perdida con tanto contactado de medio pelo que probablemente aunque se crea las historias que cuente, no deja de ser un engranaje más, con el cerebro lavado (literalmente ) por ciertos servicios de inteligencia, con el fin de crear un nuevo acervo cultural que sirva de preludio a la Nueva religión mundial del NWO, la cual lleva preparándose desde finales del S.XIX, utilizando en esa época fuentes tan variopintas como la teosofía de madame Blavastsky o la ciencia ficción de H.G Wells, y en la actualidad a mi modo de ver, sectas como la federación galáctica o a ex militares chivatos del Disclosure Project. Tomaos esto último como lo que es, la opinión de un chaval que ayer cumplió 31 años ( Joder, puto paso del tiempo ).

Así que haciendo uso del hipervínculo y tomando prestado del mítico blog de Don Calladito, Paren el ruido [1], una traducción de un sugerente texto del profesor de historia y mitología comparada John Lash [2], creador a su vez de la página Metahistory [3], que consta en mis links desde hace un mes, os dejo con una visión alternativa del fenómeno Ovni, con la que concuerdo en un porcentaje muy elevado:

“Desde la explosión del fenómeno ET/OVNI en 1947, especulación acerca de la intrusión en el planeta Tierra ha sido rampante. Media docena de teorías dominan el debate, pero hay una teoría que necesita aún ser examinada. No surgió después de 1947, sino aproximadamente 1600 años antes. Para ser precisos, la evidencia de esta teoría salió a la luz a través de un descubrimiento en Egipto en diciembre, 1945, aunque la importancia del descubrimiento no fue tomada en cuenta sino hasta – ¿adivinen cuándo? 1947.

En ese año, el académico francés Jean Doresse identificó el descubrimiento egipcio en Nag Hammadi como un escondrijo de raros textos gnósticos. “Gnosticismo” es la etiqueta que los académicos utilizan para un grupo de enseñanzas derivadas de las Escuelas de Misterios de la antigüedad pre-cristiana. Los gnósticos que protestaron contra las doctrinas cristianas tales como la retribución divina y la resurrección de Cristo se vieron señalados como herejes y fueron brutalmente reprimidos por los primeros conversos a la Única Fe Verdadera. Ésta es la historia no relatada de cómo terminaron los Misterios. Desde el año de la señal, 1947, alguna parte del conocimiento perdido de la Escuela de Misterios ha sido recuperada.

Gnosis (“saber interno”) era un camino de misticismo experimental en el que los iniciados de las Escuelas de Misterios exploraban la psique y el cosmos en su grandeza. Haciendo uso de plantas psicoactivas, yoga, y magia sexual, estos antiguos videntes experimentaron estados alterados y desarrollaron siddhis, habilidades ocultas tales como la clariaudiencia y la visión remota. Gnosis era una especie de ciencia yógica noética combinada con parapsicología. En la percepción acrecentada, los gnósticos desarrollaron una vasta visión cosmológica centrada en una deidad femenina, la Sofía Divina. El mito de la creación gnóstico es el único que incluye una completa explicación de cómo seres inorgánicos extraterrestres se presentaron en nuestro sistema solar.

El material de Nag Hammadi contiene reportes de experiencias visionarias de los iniciados, incluyendo encuentros de primera mano con seres inorgánicos llamados Arcontes [4]. La enseñanza gnóstica explica que estas entidades surgieron en la primera etapa de formación del sistema solar, antes de que la Tierra fuera formada. Los Arcontes habitan el sistema solar, el reino extraterrestre como tal, pero pueden intervenir en la Tierra. Interesantemente, esta idea gnóstica va cercanamente de acuerdo con el punto de vista de Jacques Valle [5], quien sostiene que los ET/cyborgs pertenecen probablemente al reino planetario local. Vallee también propone que el enigma ET/OVNI es un “sistema de control espiritual”, un fenómeno que “se comporta como un proceso de condicionamiento”. (Mensajeros del Engaño). Esto es exactamente lo que los gnósticos dicen acerca de los Arcontes: pueden afectar nuestras mentes por medio de técnicas de condicionamiento subliminales. Sus principales tácticas son el error mental (virus intelectual, o ideología falsa, especialmente doctrinas religiosas) y simulación. Los Arcontes son predatorios, a diferencia de una amplia gama de seres no-humanos y de otras dimensiones que también eran conocidos por los gnósticos, seres que son benévolos o neutrales hacia la humanidad.

Las descripciones físicas de los Arcontes ocurren en muchos de los códices gnósticos. Dos tipos son identificados claramente: un tipo neonato o embriónico, y un tipo dracónico o reptiliano. Obviamente, estas descripciones corresponden a los Grises y Reptiles de los reportes contemporáneos […]

Una cosa que los gnósticos enseñaron es que estas entidades nos envidian y se alimentan de nuestro miedo. Sobre todo, intentan impedir que reclamemos y evolucionemos nuestra “luz interna”, el don de la inteligencia divina interna. […]”.

Notas

1 Un pastor muy ingenioso II – el predador. Parenelruido.blogspot.com.es

2 John Lamb Lash. Wikipedia.com

3 Lash, John; Metahistory.org

4 Comandante Clomro; Lo Religioso en la Farsa Cósmica. Bibliotecapleyades.net

5 Jacques Vallée; Wikipedia.com

John

22 Nov

Hoy 22 de noviembre se cumple un nuevo aniversario del asesinato de JFK. He aquí un breve recordatorio de los hechos más relevantes de su vida y su muerte, en clave de prosa poética.

por Franco Vico

Irlandés y católico hijo de la élite, lo pusieron allí por eso. Irlandés y católico, su padre, el millonario del licor, entrenó a la progenie en los ministerios del dinero y la influencia, allanándoles camino bajo la protección de otros clanes. De sangre real, un partido seguro, aunque irlandés y católico, quién sabe. Irlandés y católico, mujeriego impenitente, hasta llego a follar en plena fiesta e intercambiar pareja con su amigo Kefauver, sin que el resto de la concurrencia considerara siquiera quitarse la ropa. Irlandés y lujurioso, asombrosamente no dado al trago pues su padre le pagó mil billetes para que no bebiera hasta sus 21, cosa que él le agradecía. Millonario del licor su padre, pero no borracho, detestaba el estereotipo del Úlster, de beodos buscapleitos. Millonario del licor, inversionista y embajador en Londres, sin él la guerra no se hubiera urdido, incluso hizo apresar a Gatewood Kent por querer avispar al ganado, de la carnicería pergeñada.

Irlandés y católico, womanizer, amigo en secreto de magos negros y amante de esclavas mentales, se caso con ella solo para fraguar un perfil de padre trabajador adicto a las buenas costumbres, tan necesario. Pero ella lo sabía todo y su suerte, por lo cual escribió una breve profecía literaria sobre su búsqueda del vellocino de oro, la noche de bodas. Ascendió rápidamente desde sus días en Choate y el London School, donde entró por un judío, amigo de su padre, una excepción a la regla. Todos le decían Jack y, aunque pensaba dedicarse al periodismo, la fortuna dictó que su hermano mayor muriera y alguien más en la familia debiera sojuzgarse en la política. Ascendió rápidamente, primero diputado y luego senador, votó leyes ganadoras y acompaño a MacCarthy en su gesta incendiaria, todo útil para presidenciarle. Irlandés y católico, hijo de la élite, de un modo u otro un chorlito en la oficina. Solo debió negociar con su rival Johnson para la fórmula, si no quería que las grabaciones de Hoover salieran al ruedo.

Debatió con el malo públicamente, por TV y radio, tres veces. La primera, los que escucharon la radio dijeron que ganaría el malo, los que lo vieron supieron que sería él. El malo transpiraba, era feo y torpe; él en cambio era un esposo ideal, atractivo y resuelto, tanto que ni parecía católico. Convenció a la multitud de su integridad o progresismo, y todos asintieron mientras el malo se secaba la cara con un pañuelo. Y él no transpiraba, no por irlandés, si no por haberse dejado maquillar.

Las elecciones resultaron sencillas aunque ya presentía que era Johnson su guardiacárcel. Declamó frases únicas e hipnóticas en su asunción, prometió cosas a negros y radicales. Sus patrones lo entendieron como parte del juego y por qué no, tal vez lo fuera. Fue el más joven electo por las masas en su cargo, el más joven, todo un símbolo, llamando a la acción, al compromiso. Era un buen oficiante, como deben serlo los que ahí llegan, hijos de la élite. Dio discursos y tomó medidas que señalaron la fractura nacional, lo acusaron de comunista, de nigro lover, de cobarde, católico e irlandés. Pretendió acabar con lo que hacía daño y derrochaba energías, pero no se dio cuenta que eso enfurecería a sus mentores, jefes de la élite, quienes verían adelgazar varios centímetros su cartera de dominios. No intervino en la gran isla, decapitó a los servicios secretos, reformó la corte, no era suficientemente hostíl, quería la paz del mundo, el desarme, todo eso sin revocar dos penas de muerte, una de ellas la última de Iowa. Un chorlito en la oficina que no hace su trabajo, probablemente no sea tan inocuo.

Trayectoria de la “Bala Mágica”, de acuerdo a la Comisión Warren.

Muchos lo detestaban, por no entenderlo o por irlandés y católico. Tal vez fuera parte del plan pero la 11.110, resolución un tanto pasada por alto, quizás haya sido la que selló su destino, sin marcha atrás. Planeaba reconquistar la maquina de imprimir notas de cambio, eludiendo tanto privilegio mal habido de los padres de la élite. Como  fantasearon el escuálido Lincoln, Gardfield y otros muertos como ellos, el pueblo podía también pintar papeles y llamarlos plata, pues no hay nada especial en ello, salvo el acto de magia. Y así firmó, sonriente, la orden de dicho número difícil de recordar, con cuatro unos que suman cuatro, elocuente cifra de la materia terrenal. Fue así que el monstruo de Jekyll, de la isla con ese nombre, se sintió desnudo, amenazado por vez primera desde 1913. O acaso fue que así lo concibieron desde un comienzo, como sacrificio televisado por el cincuentenario monstruoso, ofreciendo un irlandés y católico hijo de la élite, cuyo cerebro se esparciría sin remedio, sin marcha atrás, como su destino sobre aquel Lincoln negro modelo ’61, en la curva de Dealey Plaza.

Había que prepararlo todo; planificar la gira nacional, calcular los tiempos, apostar los tiradores; sin olvidar un buen chivo expiatorio, uno con mala puntería, que hiciera sospechar de la versión oficial tanto como de las marginales. Divide y reinarás, pensaron, y dispusieron cada detalle; la ambulancia que se llevaba al actor fingiendo epilepsia, el desvío y la disminución de velocidad frente al depósito de libros, el ralentamiento de los motorizados y la apertura de los guardaespaldas, las ventanas abiertas, la quita cristal de seguridad, el gabinete en gira europea y los teléfonos cortados durante horas.

Pero la verdad tiene el vicio de escurrirse y persistir. Nadie puede controlarlo todo ni existe tiempo para ocultar cada pista, de amarrar cada cabo. No se podía preveer a un Zapruder y su cinta 8 mm, o los testigos del humo y la escaramuza a la vera de la empalizada, o los 18 mártires del ferrocarril, el estacionamiento y el terraplén, ni siquiera a un topo traidor como Fletcher Prounty, apodado Mr. X casi 30 años más tarde por un aceptable cineasta.

Agarraron inexorablemente al cabeza de turco y lo interrogaron 36 horas seguidas para luego entregarlo al gordo en el pasillo de la comisaría, quien estrujó la 38 cavando su propia fosa en la cárcel, siglos después. Desesperado, el gordo confesó sin confesar, señalando elípticamente conspiraciones, secretos a gritos, pero nada de nombres ni responsables serios. Algo es algo, se consolaron los miles y millones del mundo al ver morir al gordo en su calvario de uno en 300 billones, verificando amargamente la forma en que el encubrimiento confirma la trama. Yo soy un cordero, dijo el chivo, “patsy” se autoproclamó, mientras lo arrastraban del atuendo hacia el patíbulo. Y había estado en Rusia, ido y vuelto con dólares de espía, y había completado entrenamientos que posiblemente le hacían responder como un autómata, a chasquidos y canciones, y hablaba varios idiomas mientras repartía propaganda comunista a pocas calles de las pulcras oficinas de los oscuros servicios en el sur racista. Pero no sabía tirar y sobraban testigos jurando que 3 tiros, desde tamaña altura a tal velocidad, eran una hazaña incluso para los mejores snipers, cuya excelencia tampoco permite hacer doblar a las balas, como según Warren sí dobló el tercer proyectil mágico, denunciado por Garrison en el juicio de la década. No sabía tirar y lo aseguraban compañeros suyos de las fuerzas, que se reían de solo pensar que el chivo pudiera tanto en solitario. 3 o más dijo Jim, por la cantidad de sicarios para bajar a Jack en su Lincoln ’61 con un árbol en el medio, y por eso le montaron un show con cámaras para dejarlo en ridículo y después censurarlo, nationwide. Y el chivo aseveró ser un “patsy” mientras el editor fotográfico de Life, o algún pinche tercerizado por los servicios, recortaba su cara y la pegaba sobre otra de un masculino, con un rifle en el patio de atrás de una casa blanca y negra, sin contar con que la sombra del mentón no coincidía, por esas cosas que tiene la verdad, de persistir en ser descubierta.

Mientras, el guardiacárcel Johnson se apuraba a jurar en el avión junto a ella todavía con el vestido rosa de sesos manchado, como una doble traición. A pesar del esfuerzo en dibujar cara de consternación, al guardiacárcel se le deshace la mueca, en un milímetro de distracción cuando el demócrata de atrás de la foto le guiña satisfecho su ojo malo.

3 balas, dos certeras y la primera de simple presagio. Una en la garganta para callarlo y otra en el hemisferio derecho, para lo mismo. Aun así los choferes se giraron para confirmar el éxito de la misión, prevenidos con pistola, siempre listos. Y lo lloraron la tríada de amantes principales, judías, negras y arias, actrices o hechiceras, y sus críos pequeños y ella, que escapó a gatas sobre la cajuela; y lo lloró todo su pueblo y el mundo, no por lo que era mas sí por lo que representaba; y lo lloraron sus hermanos, sobre todo el tan cercano Bobby, próximo en la lista. Y allí donde el tiroteo, encendió la élite una llama alumbrando otros símbolos de su magia sacrificial, velados para el iluso que solo cree en la pantalla de rayos letárgicos. También hay placas hoy, con frases de Jack y una bandera de la provincia del sur, la de la pena capital con sombreros de ala ancha, haciendo que toda parezca bastante humano.

El cerebro desaparecería junto con las toneladas de papel sobre el chivo, el gordo, la mafia, el monstruo de Jekyll, Tonkin, el malo y su entrada en el hotel, los dos negros muertos e innúmeras otras cosas que sucedieron antes y después de la oblación de aquel irlandés católico, hijo de la élite.

Civilizar

19 Nov

Hialoidea Shrödinger nos acerca un clásico de la Ciencia Ficción, “Civilizar”, cuento corto del año 1954…

portada de la novela “¿Who?”, obra maestra de Budrys del año 1958.

por Algis Budrys

Después de tantos años, de tantas generaciones, los terráqueos estaban volviendo al hogar, pacíficamente, sometiéndose a la orden de exilio. ¿Cuál era el significado de todo ello? ¿Por qué dejaban los terráqueos que les expulsaran? No había luna, no había estrellas; el cielo estaba sombrío. Las luces del espaciopuerto elevaban hacia el cielo un paraguas amarillo-blancuzco, atravesado por los plateados reflejos arrojados por la nave en el sitio de despegue. Los grandes montacargas situados en las compuertas de carga de la nave hacían crujir sus cables, con un ruido desproporcionado. Exceptuando el constante rumor de fondo del ruido provocado por el esfuerzo del metal, el campo estaba tranquilo.

¿Está realmente tan tranquilo?, pensó Deric. ¿Era el silencio que se esconde en la vanguardia de una tormenta, a punto de ser rasgado en jirones cuando el viento repentinamente comienza a aullar? ¿Es así como va a terminar? Deric descansó su peso contra el raíl de la plataforma de observación, su ágil cuerpo extendido como una tensa cinta. Veía brillar las luces del campo desde la pulida oscuridad de su escondite, destellando en los cortados y plateados folículos de su cresta. ¿Es ésta la forma de actuar de los terráqueos? Exceptuando los gráciles cuerpos de su propia gente, que operaban en los silenciosos transportadores de carga que fluían de la nave, no había vida en el campo. Ni siquiera detrás de las grandes puertas de carga había ningún signo de movimiento. Debajo de él, al nivel del suelo, los Galácticos esperaban en su gran habitación que terminara la operación de carga. Luego habría una procesión de figuras, cargadas con su equipaje personal, caminando a través del campo hacia la nave. Habría mujeres llevando o guiando a ¡os niños, y hombres caminando al lado de ellas.

En el comienzo, cuando la orden había sido publicada, Deric había pensado que habría problemas, los Galácticos no eran mansos. Cuando eran lo suficientemente independientes en sus asuntos cotidianos, y aunque ocasionalmente discutían entre ellos, los había visto en emergencias unirse en un hermético y compacto grupo que operaba con una elevada y tranquila eficiencia. Había todas las razones para esperar algún tipo de demostración por parte de ellos. Nada había sucedido. Los Galácticos habían vendido sus pertenencias al gobierno sin un murmullo, y dispusieron de sus otras pertenencias no esenciales rápida y silenciosamente. Sus hijos habían sido borrados de todas las clases o grupos especiales a los que estuvieran atendiendo; se habían efectuado las despedidas, y ahora, un escaso mes GST después de la publicación de la orden dada por el Voroseii, los Galácticos estaban abandonando Voroseith, para no volver nunca. ¿Nunca? Incluso ahora, a Deric le resultaba casi imposible creerlo. La orden era específica, e impuesta, pero él había visto otras leyes relajadas o evadidas con el paso del tiempo. O, por ese motivo, superadas.

¿Era ésta igual? Deric había oído muchas historias acerca de los GSN y sus grandes y verdes naves que derramaban el fuego de un sol desde sus innumerables armas. ¿Estaban los terráqueos abandonando Voroseith de tal forma que el planeta quedaría desprotegido frente a los bombardeos del espacio exterior? No, esa posibilidad había sido considerada antes, y rechazada. Verdaderamente, ningún planeta solo podía enfrentarse a la Federación. Ni siquiera un grupo de sistemas solares podía hacerlo. La lección de la Secesión Ardan aún estaba fresca, y era terrible. Pero la protección de Voroseith residía en el mismo hecho de que era un solo planeta, y relativamente sin importancia para la Federación como un todo. Comparado con la flota de la GSN, su propia flota era un insignificante grupo de naves. Pero, nave a nave, era igual de mortal, y el precio de la conquista sería alto; demasiado alto para la ganancia que se obtendría. No habría ninguna guerra.

Aun así, ¿por qué no había ninguna protesta? Los Galácticos tenían hogar y propiedades en Voroseith. Los nietos de los pioneros habían crecido en este mundo. Había centenares de amistades, relaciones de negocios, lazos de mucho tipo. Como un amante de un extraño arte de composición como era la ópera, Deric sentiría la pérdida de los nuevos libretos Berkeley, porque nadie podía trabajar tan bien con Marto Lihh. La Federación misma no había hecho más que enviar las naves de transporte. Toda referencia a la orden había sido repentina, casual, como una cosa que existe sin preguntas.

El no dejaría que los Galácticos partieran y lo dejaran sin una respuesta. Se bajó del raíl y se deslizó rápidamente por la rampa hacia la habitación en la que estaban los terráqueos.

Aquí también había silencio; incluso los niños estaban callados. Los Galácticos se sentaban en hileras de bancos, dándose la cara los unos a los otros a través de los angostos pasillos. No había conversación, pero grupos de amigos se habían sentado juntos y ocasionalmente había una sonrisa o un movimiento de cabeza a través del pasillo.

Cuando Deric entró, algunas cabezas se giraron en su dirección. En cada caso, hubo una sonrisa amistosa en cuanto fue reconocido; algunas personas se separaron del grupo al que pertenecían y vinieron hacia él.

—¡Deric! —Era Morris, uno de los hombres que había trabajado con él en el museo. El Galáctico se dirigió hacia él rápidamente, y posó su mano detrás de la cabeza de Deric con un firme y amistoso golpecillo de bienvenida. Deric chocó gentilmente su mano derecha con la del terrícola.

—Pensé que bajarías —dijo Morris. Su cara estaba pesarosa ante el pensamiento de la partida. Ahora que estaba aquí, entre ellos, Deric sintió la extrañeza de la situación con más fuerza que antes. Nunca antes había visto un grupo de Galácticos sin ver su propia gente entre ellos. Parecía extraño darse cuenta de repente que ésta era la selección de Galácticos de Voroseith, que la mayor parte de esta frente se conocía menos entre sí que lo que conocían a los individuos Voroseii, entre los cuales habían trabajado y vivido; pero, de todas formas, ahora eran un grupo homogéneo y segregado por el mero hecho de que todos ellos eran Galácticos.

Era posible considerar el problema entero como una especie de rompecabezas intelectual, para ser evaluado a la luz de los factores económicos que habían hecho necesaria la orden. Pero Morris era su amigo y su compañero de trabajo, por lo tanto la situación se convertía en la de perder un buen amigo, no volver a ver a su familia, y aprender a recordar que el Día 184, GST, no era ya el cumpleaños de Susan Morris.

—Quería verte —dijo Deric—. No estoy seguro de que debería estar aquí, pero… —Se detuvo, vacilante—. Bueno…

Morris sonrió.

—Gracias, Deric. Los otros Galácticos que habían venido intercambiaron saludos con él. Cada uno de ellos, como Morris, reflejaban una pena tan grande como la de Deric. Vio a Berkeley, sentado solo al final de un banco; sus ojos estaban sombríos. ¿Cómo se siente él?, se preguntó Deric. Se volvió hacia Morris.

—Yo…, si es posible, ¿podría hablar con él? Sabes cuánto admiro su trabajo.

—Eso es fácil —dijo Morris—. Ven.

Deric siguió a su amigo a través del suelo de la sala de espera. Mientras pasaba entre los demás Galácticos que estaban sentados, pudo ver las mismas huellas de tristeza en sus ojos, tristeza, pero no protesta, no rebelión. Berkeley miró hacia arriba cuando oyó las palabras de Morris.

—¿Deric Liss?

—Volvió los ojos hacia Deric—. Por supuesto. —Se acercó y tocó el cuello de Deric cálidamente—. He leído su Historia cultural. Uno de los textos más valiosos que nunca he visto.

—Gracias —dijo Deric, brillándole los ojos. Completamente turbado, sintió que su cuerpo temblaba torpemente—. Siempre he admirado su trabajo —dijo impulsivamente, consciente del convencionalismo de la situación. Habiendo contestado al cumplido de Berkeley de la forma que lo había hecho, sonaba como un intercambio de ellos más que el sincero aprecio que quería demostrar. Pero Berkeley sonrió, sus ojos arrugándose en las esquinas.

—Nunca tendré un compositor como Marto Lihh para trabajar —dijo.

Un rastro de su anterior expresión melancólica regresó a su rostro. Deric no pudo seguir ocultando su turbación durante más tiempo. Miró a Morris y Berkeley.

—No puedo entender esto —dijo, su voz llena de desconcierto—. ¿Por qué se van? O si deben marcharse, ¿por qué no…? Dejó que la frase muriera. Uno no puede preguntarle a un hombre por qué no está resentido por la injusticia que uno ha cometido con él.

—¿Por qué no hacemos una demostración de nuestra famosa agresividad terrestre?— preguntó Berkeley, sonriendo.

—Sí. —Completamente desconcertado, añadió—: Y usted…, un hombre que está dejando todo lo que ama y por lo que trabaja… ¿No está usted, por lo menos, resentido por lo que nosotros hemos hecho? Berkeley movió la cabeza.

—¿Resentido? Su planeta está superpoblado. No hay otros planetas habitables en este sistema, y nosotros estamos compitiendo con ustedes por el poco lugar que hay. Es lo más natural que su gobierno tenga que considerar el bienestar de ustedes. Después de todo, somos una raza extranjera; éste es su planeta, para hacer con él lo que deseen. Considero que la orden ha sido una medida muy sabia, desde el punto de vista de su gente. Estoy seguro que el resto de nosotros piensa de la misma forma. Morris asintió.

—Pero la Federación…

—La Federación es exactamente eso…, no es un imperio. Ustedes tienen los privilegios de sus miembros… y los derechos, también —puntualizó Berkeley. Si él personalmente sentía una pérdida personal, la mantuvo dentro de sí.

—Aún sigo sin comprender. Cuando el grupo Ardan se separó, el resto de la Federación se negó a admitirlo —dijo Deric.

El rostro de Berkeley se nubló.

—La Secesión Ardan era una insurrección armada, nacida de la ambición frustrada y de un deseo de poder. Fue motivada únicamente por el deseo de los árdanos de volver a tener el control de la Federación.

—Pero ellos estaban tan justificados ante sus ojos como nosotros ante los nuestros — protestó Deric.

Berkeley irguió su cabeza. —Quizá, pero ¿y los disolucionistas de Ardan? ¿Era ése un signo de que todos los árdanos estaban de acuerdo con la política de su gobierno?

—Yo tampoco apruebo nuestra acción —replicó Deric.

Berkeley sonrió.

—Usted quiere decir que le duele porque es de alguna manera perentoria; y este sentimiento se ve aumentado por el hecho de que nosotros nos estamos sometiendo a ella sin acciones que la hagan parecer emocionalmente justificada. Si hubiésemos luchado, ustedes al menos podían haber sentido que quizá el hecho de quitar de en medio a los pendencieros terrícolas era algo necesario.

Algis Budrys, autor de Ciencia Ficción de origen lituano (1931-2008)

—Sí —admitió Deric, lentamente, abatido. Nunca había llevado su pensamiento tan lejos. —Pero ustedes no están activamente enojados ante la orden —continuó Berkeley—. Simpatizan con nosotros, pero no piensan que sea una situación ultrajante. El Galáctico tenía razón. Deric podía sentir moviéndose con embarazo otra vez.

—No sé qué decir —musitó. El libretista sonrió otra vez.

—No hace falta que diga nada —dijo cálidamente—. Nosotros hemos sabido desde el principio que esto ocurriría algún día. Lo habíamos aceptado, por lo que no nos ha venido como un choque demasiado fuerte. Deric sintió que otra vez sentía su desconcierto como una cosa viviente.

—Pero si lo sabían, ¿por qué vinieron? Recuerden la historia de las tres últimas generaciones. Después que fuimos contactados por la nave de exploración, su gente vino, se instaló en nuestra cultura, y comenzaron a vivir a nuestro lado. Más que a nuestro lado. Ustedes trabajaron para el mismo fin que nosotros: el progreso de la cultura y la civilización en Voroseith. Hablan nuestro idioma. Nunca han hecho nada para el beneficio de la Federación o de la misma Tierra. Era como si… como si fueran voroseiis, no extranjeros. Fue difícil de creer. Esperamos impuestos de algún tipo. Esperamos que trajeran sus artes y su ciencia, que mezclaran su cultura con la nuestra. Pero nada de eso ha sucedido. Y ahora, aunque sean Galácticos, no obstante son voroseiis. Si sabían que algún día tendrían que marcharse, ¿por qué han hecho de Voroseith un hogar más verdadero que el que cualquier planeta puede serlo? Berkeley, que había escrito poesía como un voroseii lo hubiera hecho, pensando en términos de una escala de seis tonos, dejó que una sombra de pesar cruzara por su rostro.

—Sí, imaginé que eso sería lo que ustedes esperarían. Fue lo que los árdanos hicieron, cuando dirigían la Federación. Está en lo cierto, y también está equivocado. Sonrió, casi pensativamente.

—Sí, Voroseith es un hogar para nosotros, y lo echaremos de menos. Pero de todas formas, estábamos trabajando para el beneficio de la Federación. Hemos tenido que actuar como si siempre hubiésemos vivido aquí… más que actuar teníamos que creer que siempre hubiésemos vivido aquí. Teníamos que dedicar todas nuestras sinceras energías a trabajar para Voroseith. Fue… —Dudó, y por un momento hubo una mirada perdida en su rostro—. Cuando nos dimos cuenta de que nuestro trabajo estaba hecho sentimos una conmoción. Voroseith está listo para el viaje interestelar.

—¿Espacio interestelar? —Deric sintió que su espalda se arqueaba desconcertada. Morris asintió.

—Está a punto. Ese es el motivo por el que ahora tienen su armada. Han estado trabajando en las técnicas necesarias.

—Pero la Federación gobierna la galaxia. ¿Por qué nos van a permitir que nos metamos en su territorio? Berkeley volvió a hablar.

—La Federación no gobierna nada; no se puede imponer la civilización por la fuerza. Es vuestro turno, como miembros de un movimiento civilizado, de salir y transmitirle lo que poseéis a otras gentes. El espacio está lleno de mundos, y de gente. La Tierra guía la Federación, es cierto, pero no la dirige; nadie lo hace. Trabajamos con el común denominador de la civilización entre nosotros; pero es «civilización» como un concepto abstracto, no como un rígido patrón universal de algún tipo, dentro del cual cada cultura debe ser encajada y forzada, apretada dentro de un molde para el que nunca ha estado preparada.

—¿Hemos intentado alguna vez que hicierais las cosas a nuestra manera? —preguntó Morris.

Deric movió su mano en señal de negación.

—No, no lo habéis hecho. Habéis aprendido de nosotros, y luego os habéis convertido en la mayor parte en individuos que trabajaban para elevar nuestra cultura. Habéis traído un enfoque nuevo a muchos problemas; pero era un acercamiento basado en las raíces de nuestra cultura, no de la vuestra.

Se detuvo. El anunciador crujió.

—Toda la carga está ya a bordo. Los pasajeros pueden embarcar. —La voz del anunciador perdió su impersonalidad. Otro voroseii estaba despidiendo a sus amigos—. Buena suerte, terrícolas. Las filas de sentados Galácticos se levantaron, aún silenciosos, a pesar de la confusión de pies, del ruido de los equipajes cuando eran levantados. —O sea, que ahora estaremos en el espacio a vuestro lado —afirmó Deric a Berkeley. El Galáctico asintió.

—Cuando grupos como el nuestro dejan un mundo, es la señal histórica de que otra raza está yendo hacia las estrellas, civilizada, para civilizar. Deric sintió que una oleada de orgullo le atravesaba.

—Entonces, esto era un estadio, como el tiempo de la nave exploradora durante el cual hemos sido entrenados.

Morris movió la cabeza.

—No entrenados. La nave exploradora era una prueba, de verdad, pero una prueba diseñada para medir nada más que vuestra habilidad para concebir otras razas por debajo de la vuestra, y vuestra presteza para aceptar el hecho de que el viaje interestelar era una realidad. ¿Por qué debíamos entrenaros? Nuestra cultura no es superior a la vuestra en ningún aspecto, y hay demasiada diversidad de razas en el espacio, y demasiados pocos terrícolas como para justificar, aun remotamente, cualquier intento de obligaros a hacer las cosas como se hacen en la Tierra. No, hemos sido enviados para el único motivo de acostumbraros a trabajar al lado de otras razas. No éramos instructores sino compañeros de trabajo. La mayor parte de los Galácticos estaban ya atravesando la puerta que les llevaría hacia el campo. Morris y Berkeley tocaron el cuello de Deric otra vez.

—Adiós, Deric —dijo Morris. Deric miró al comienzo de la hoja. —Pero… ¡es el manuscrito original de la Epopeya de Llersthein! Berkeley asintió.

—Cójalo. Lo recordaré, y además nadie podrá entenderlo realmente donde voy. Deric miró al Galáctico. Sus ojos volvían a estar sombríos, y aunque no era realmente uno de los suyos —teóricamente, las expresiones faciales de una raza eran incomprensibles para la otra—, Deric pudo leer lo que yacía en la mente, detrás de los ojos, y no se le ocurrió que había algo importante debajo del hecho de que pudiera interpretar su expresión.

—Gracias —dijo, y dejó que la posición de sus manos y el movimiento de su cuerpo le indicara a Berkeley cuáles eran sus sentimientos. Los dos Galácticos cogieron su equipaje y lo equilibraron sobre sus hombros, y se unieron a los grupos de sus respectivas familias, que les estaban esperando. Deric se quedó donde estaba, observándolos marchar, aun intentando aferrar lo que había vislumbrado, semicomprendido. También era importante, lo sabía. Explicaba, más que la tristeza, el silencio que se había cernido sobre la sala de espera, el extraño sentimiento por el que los Galácticos se habían unido en numerosos grupos pequeños, cada uno de ellos volviéndose hacia su familia y hacia sus amigos más inmediatos. Como si estuvieran en peligro…

¡Miedo! ¡Estaban asustados! Morris, Berkeley…, todos ellos. Los vio llegar a la puerta y esperar a sus familias, que les precedieron. Enroscó sus músculos y se deslizó hacia adelante con un rápido movimiento.

—¡Esperad! Berkeley y Morris se giraron hacia él, interrogándole con la mirada.

—¿Adonde vais? —preguntó Deric—. ¿Qué vais a hacer?

—No lo sé —dijo Berkeley—. No lo sé —repitió lentamente—. Nos llevan a la Tierra.

Y ahora pudo ver Deric plenamente la desnuda incertidumbre en sus ojos, la ansiedad, el viscoso matiz del miedo.

—Tenemos que seguir yendo de un sitio a otro —dijo Morris, con una repentina brusquedad, la brusquedad de los nervios tirantes hasta el punto en que cantaban y vibraban, esperando un peso nuevo para estallar y azotar con efectos mortales. Berkeley sonrió a Deric: pero había blancas manchas a lo largo de su mandíbula. Dejó caer una mano amistosa en el cuello de Deric.

—Me gustaba esto —dijo pensativamente—. Nací aquí, al igual que mi padre. Miró hacia arriba, a través de los cristales de la puerta de salida, y en ese momento, el cielo sombrío finalmente se abrió, y la luz de las estrellas brilló a través de las nubes. Berkeley retrocedió como si algo le hubiese golpeado. Entonces se sacudió y sonrió ampliamente, con la amplia sonrisa de pelea que es la marca de fábrica de los terrícolas. Aun así, había algo escondido en su voz cuando dijo: —Me pregunto cómo será la Tierra.

—¡Ven! —dijo Morris, y casi empujó a Berkeley a través de la puerta. Levantó su mano en una última despedida a Deric, y Berkeley, con la mano de Morris en su hombro, sernigirado, movió su mano disculpando el nerviosismo de su amigo.

Deric continuó mirándoles, sintiendo los primeros comienzos de un hilillo de conocimiento en su conciencia, sabiendo que el hilillo se convertiría en un vivo y saltarín torrente. Cuando viniera sería mejor que él estuviera muy, muy ocupado, en algún trabajo lo suficientemente sin importancia como para que no se malograra con las manos temblorosas, o con una visión nublada. ¿Qué era lo que había dicho el anunciador? ¿Adiós, terrícolas? Movió la cabeza en la clásica forma terrestre, se giró, se deslizó subiendo por la rampa que iba a la plataforma de observación, vio a los últimos Galácticos entrar en la nave que estaba esperando.

—Buena suerte, Voroseii —dijo suavemente, cuando sus hermanos se iban, sin protestar, al exilio.

A %d blogueros les gusta esto: