Tag Archives: leyendas

¿MK-Castaneda? (parte 2)

8 Ene

MK-Castaneda-pt-2

Un ejercicio especulativo. Este artículo apareció en el fanzine Le Mutant Diplomatique, en un número monográfico dedicado a la figura de Carlos Castaneda. El autor agradece a Drew Hempel sus aportes bibliográficos.

leer parte 1descargar Le Mutant Diplomatique

por El Reverendo JFK Tadeo

Bien, ¿dónde nos deja todo ésto con Castaneda? Podríamos especular que podría haber tomado parte en algún experimento en la UCLA e incluso haber sido sujeto de algún programa tipo “candidato manchuriano”. Sin embargo, el control al que se le habría —hipotéticamente— sometido no habría sido total, y le habría dejado un amplio margen para interpretar su desestabilizador papel de bufón cósmico. Del mismo modo, el hecho de que las agencias de inteligencia se hubiesen puesto en contacto con fuerzas ocultas no significaría necesariamente que las acabasen canalizando de forma efectiva. Jeff Wells hace una interesante reflexión a este respecto en Rigurous Intuition: «dudo que existan grandes magos en el Pentágono. Lo que me imagino, sin embargo, es a una panda de sociópatas mierdosos jugando con el Necronomicón y pensando que tienen el poder porque algo parece funcionar, pero sin comprender el por qué ni si eso podría ser algo malo». En la misma línea argumenta George Hansen en The trickster and the paranormal señalando que «cuando las agencias de inteligencia juegan con lo paranormal y lo mitológico, en realidad tienen poca idea de dónde se están metiendo. El contacto con poderes sobrenaturales puede provocar problemas a la hora de distinguir realidad y fantasía (…) Históricamente, muchos de los grupos que intentaron entablar una relación con los fenómenos paranormales se volvieron inestables. Hay pocas razones para pensar que los proyectos secretos del gobierno escaparían a dicho sino».

Éste es sin duda un escenario más ambiguo: el de un inevitable estallido de un tipo de consciencia pre-industrial —el “renacimiento de lo arcaico” de que hablaba Terence Mckenna— permeando todas las capas sociales, y que estaría intentando ser manejado/canalizado por los organismos de poder, quienes en vez de imponer un tipo de control más directo que habría puesto de manifiesto sus temores, reaccionarían de forma más discreta —y por lo tanto más imperceptible. En este escenario Castaneda aparece no como una víctima directa de las manipulaciones de la élite, sino más bien como un peón de lo que Laura Nader llamó el “factor fantasma”: el fluido, casi espectral reclutamiento y la reforma sutil de los antropólogos destinada en último término a mantener su red de proyectos e inteligencia.

Factor fantasma

En “Revisiting ‘Magical Fright’”, el profesor Bruce Lincoln da cuenta de cómo podrían funcionar estos mecanismos. Su argumento versa sobre el trabajo del antropólogo John Gillin, quien publicó en 1948 el primer informe sobre una ceremonia de sanación por pérdida de alma en Guatemala. Tras revisar notas no publicadas de Gillin y compararlas con las de su ayudante, Lincoln llega a la conclusión de que, aunque ciertamente meritorias, las investigaciones de Gillin vienen distorsionadas por su propia visión del mundo —en otras palabras, éste estaría «acostumbrado a ver lo que quería ver». Su propio sentimiento de auto-importancia resaltaría el papel central del curandero como figura de la resistencia indígena en el país —cosa que a su vez resaltaría su papel de investigador, aunque la realidad era que los curanderos eran vistos por los indígenas como sospechosos de colaboracionismo. Al compararse las notas de Gillin con las de su ayudante se demuestra que el antropólogo llegó a autocensurar sus informes. La misma visión parcial llevaría también a infantilizar a la paciente, obviando las dinámicas de género de su situación sociopolítica —de las cuales habría derivado su “pérdida de alma”.

El pensamiento de Gillin fue tomando tintes faustianos en los siguientes años, abogando por la creación de un nuevo estilo de investigación que sistematizaría a escala nacional el estudio tanto de las élites locales como de las comunidades de campesinos, y de hecho fue enviado a otros seis países en donde operaba la United Fruit Company para realizar peritajes para tal fin. La United Fruit Company mantenía estrechos vínculos con la CIA —el hermano de Allen Dulles trabajó allí como abogado jefe corporativo— y fue la amenaza hacia el monopolio agrícola de la compañía por parte del gobierno de Jacobo Árbenz lo que instigó el golpe de estado de 1954 —planificado por la CIA— en Guatemala. Para entonces, Árbenz ya había rechazado los planes de investigación de Gillin, quizás sospechando que podrían formar parte de una estrategia de infiltración por parte de los norteamericanos. Las notas autobiográficas de Gillin revelan que sus estudios fueron financiados por la Carnegie Corporation, siendo su contacto con la misma John W. Gardner, también involucrado en el pasado con la OSS —la precursora de la CIA— y clave en el establecimiento de otros centros de espionaje encubierto durante la Guerra Fría como el Russia.

Research Center

¿Podría haber sido promocionada la figura de Carlos Castaneda desde el poder? Recientemente se ha sabido que ésto de hecho sucedió con el movimiento artístico del expresionismo abstracto. Del mismo modo que la anti-antropología de Castaneda, el expresionismo abstracto también iba en contra de los valores establecidos, y sin embargo y paradójicamente recibió de la CIA abundante financiación. El objetivo, según el artículo de voltairenet.org “La CIA, mecenas del expresionismo abstracto” sería «mostrar la creatividad y la vitalidad espiritual, artística y cultural de la sociedad capitalista en contraste con la monotonía de la Unión Soviética y de sus satélites». Castaneda fue bautizado como “el abuelo del movimiento de la Nueva Era” por la Time Magazine, la misma publicación que le dedicara su portada en 1973 y que contaba entre sus filas con Henry Luce —miembro de Skull & Bones y que había participado en otras operaciones de la inteligentsia anticomunista— o con C. D. Jackson, anterior jefe del departamento de Guerra Psicológica de los EEUU. Sin embargo, y como declara el ex-agente de la CIA Donald Jameson en el artículo de voltairenet.org: «claro que no los artistas no estaban al corriente de nuestro juego. Hay que excluir que gente como Rothko o Pollock supiesen nunca que estaban siendo ayudados desde la sombra por la CIA, que sin embargo tuvo un papel esencial en el lanzamiento de ellos y en la promoción de sus obras. Y en el vertiginoso aumento de sus ganancias». Desde luego podría haber ocurrido lo mismo con Castaneda.

Hechizos solipsistas

Si el objetivo de las élites habría sido crear un movimiento espiritual en último término solipsista y positivista con el fin de pacificar a sus seguidores, la propia filosofía de Castaneda podría haber servido a sus intereses. Como él mismo admite en una entrevista:

“[…] cuando conocí a don Juan, estaba imbuido de ideas sobre la reforma y la injusticia social. En realidad, creía que podía ser útil política o ideológicamente desde un punto de vista clásico. El rebelde que tira bombas y que quiere la revolución. Don Juan acabó con toda esa afiliación mía. Me dijo: “Mira, si hay alguien entre los dos que debe quejarse, soy yo, soy yaqui, indio” Creía que él tendría que quejarse y no yo. Al final, los yaquis no me interesan en tanto que tales, porque interesarme por ellos significaría dejar de lado una idea más importante: la salvación del individuo.”

Dejando de lado las connotaciones judeocristianas de “la salvación del individuo”, la posición individualista de Castaneda puede entenderse como reaccionaria, aunque también puede que filtre la sensibilidad de las sociedades tribales. En este sentido, señala Robert Anton Wilson, «el chamán asume, incluso transmite, ciertos valores que son tribales y ecológicos y que casi inevitablemente se tiñen de anarquía: el “todo está permitido” de Hassan i Sabbah, el notorio “haz lo que quieras, será la ley” de Crowley, o el “no puedes hacer nada bueno hasta que te sientas bien” de Abbie Hoffman. La tribu está descentralizada y es radicalmente individualista (compárese con  la máxima de los indios Cherokee “Ningún hombre debería ser obligado a hacer algo que va contra su corazón”». Sin embargo, el factor comunitario se halla ausente en los libros de Castaneda, y en la misma entrevista citada más arriba él mismo da cuenta de ésto:

“Yo, como individuo, no como elemento cultural, entendí las enseñanzas de don Juan de la mejor manera posible, en mi propio interés. Dejé de lado todo lo que significaba una posición social. Es una de las críticas que me hicieron la noche de la conferencia de prensa. Consideraban que don Juan no era un chamán, en el sentido de que no tenía ninguna función social.”

Ésto contrasta fuertemente con la visión que ofrece Jeff Kripal en Autores de lo Imposible acerca de la interrelación del chamán con su grupo: «muchos chamanes han proclamado que no pueden acceder a sus poderes mágicos sin la presencia de un grupo. Y del mismo modo, el grupo social es contínuamente influido por la presencia y los rituales dramáticos de los chamanes. Juntos, la psique del chamán (…) y el grupo cultural se erígen recíprocamente». Se ha hablado del poso machista de la personalidad de Castaneda, y puede que ésto impregnase su concepción del chamanismo. Si nos atenemos a lo que Karen Vogel expone en su ensayo “Female Shamanism, Goddess Cultures, and Psychedelics”, el componente femenino dotaría a la práctica del chamanismo de este equilibrio con la comunidad:

” […] el chamanismo como actividad comunitaria es especialmente visible en el caso del chamanismo femenino. Bonnie Glass-Coffin explica las tradiciones sanadoras femeninas con el término coesencia: «La coesencia, en contraste con la trascendencia y la inmanencia, no localiza el poder chamánico y la energía espiritual a la que se conectan los chamanes ni dentro ni fuera de los límites de este mundo. En lugar de esto, la coesencia implica que dicha energía fluye entre los mundos. Cuando la chamán accede a esta fuente de poder, ni está trascendiendo dicotomías ni está sanando “en representación” de sus pacientes. Lo que hace es facilitar un reestablecimiento del flujo energético entre el espíritu y la materia, entre el indivíduo y el grupo, entre la chamán y el paciente. El poder chamánico y el viaje chamánico son, por lo tanto, inherentemente relacionales».”

En este sentido, la visión del chamanismo de Castaneda/don Juan habría cartografiado un territorio que no tiene por qué ser inválido, pero que se hallaría desconectado en último término de su entorno social y por lo tanto carecería de una utilidad práctica. O como explicaba Jerry Mander en una entrevista:

“[…] muchos de los proponentes de la Nueva Era afirman festejar a los indios, aunque solo festejan verdaderamente lo que ellos piensan que es el misticismo indio, sin apreciación alguna de donde viene éste, de como se halla enraizado en la comunidad, en la Tierra y en el igualitarismo. Su interés en la espiritualidad india no da importancia a la situación política que los indios enfrentan en este planeta. Si el conocimiento de los nativos va a ser preservado, uno debe involucrarse políticamente para ayudarlos. Y la gente de la Nueva Era no está interesada en ello; están interesados en leer por encima lo que consideran lo enjundioso —los aspectos místicos, los rituales de peyote o quizás el arte. Se trata simplemente de autoindulgencia orientada hacia el ego, hacia el engrandecimiento personal. Es políticamente de derechas y muy contraproducente para los ideales de un mundo sostenible y de una consciencia humana sana, dado que preserva el sistema de valores que está causando el problema.”

Conclusión

Por último, y volviendo a nuestra disquisición inicial del artículo: ¿qué movería a Castaneda a escribir una novela acerca de su rol como asesino para la CIA? Hemos hecho un examen especulativo de los diversos grados de control al que podría haber estado sometido, pero aún queda una última hipótesis que personalmente encuentro no sé si más plausible, pero desde luego sí más poética: la de que, habiendo identificado al final de su vida todas estas tendencias y siendo plenamente consciente de su influencia literaria en los países occidentales, la respuesta de Castaneda habría sido inventar de nuevo una narrativa que lo caracterizaría precisamente como un agente de estos sistemas de control.

Haciendo literal la influencia de la CIA en su persona y desvelándo a su autor como un agente doble, el libro, de haberse publicado, hubiera causado un revuelo descomunal. De haberse llegado a materializar esta narrativa nos hallaríamos de nuevo ante una jugada maestra de un consumado embaucador que, aún habiéndose descubierto preso —tanto de los mecanismos de control como de sí mismo—, continuaría utilizando el caos y la confusión deliberados como sus herramientas liberatorias preferidas.

Anuncios

Experimento Edén: Aliens, Arcontes y el multiverso asociativo

23 Nov

Trad. por Chitauri – Fuente Chitauri.blogspot.com.es

Versión original en inglés: Enemies.com

En este ensayo me gustaría examinar el mito del jardín del Edén, no desde la óptica de la teología tradicional o el reduccionismo ateo, más bien desde una perspectiva con la que usualmente no se asocia al mito: Las abducciones Aliens y el poder oculto de la “serpiente kundalini” del misticismo oriental.

Como descubriremos, estas aparentes discrepancias no son errores, sino que representan la llave que nos permitrá rasgar el velo – ya que la Leyenda de Adán y Eva no tenía nada que ver con el pecado humano y su ulterior castigo divino. A pesar de ello, la historia del “Jardín del Edén” vino a nosotros como la visión distorsionada del primer hombre primitivo que recordaba su primer encuentro con unos “asombrosos” seres de las estrellas – una abortada abducción que terminó con la espontánea iluminación de “dos humanos de las cavernas”. Lo que esto significa para la religión en general, y el monoteísmo en particular, dejaré que el lector lo interprete a su modo.

UFOs – Un problema moderno?

Desde los albores de la era espacial, los sueños de los hombres han sido asaltados por visiones extrañas de naves en forma de cigarro o platillo comandadas por seres “fetales” (o insectoides) quienes secuestraban, lavaban el cerebro o incluso “embarazaban” para después eliminarles las memorias y desaparecer en el éter.

Como las experiencias extracorpóreas o las posesiones de espíritus, el fenómeno UFO (OVNI) presenta desconcertantes anomalías “psiquícas” que parecen existir con el único próposito de burlar a la “lógica” humana. Convertirla en “víctima”: Me desperté a la medianoche y todo parecía extraño. A los pies de mi cama un Alien Gris de 4 pies me contemplaba . Lucía escuálido, su cuerpo delgado soportaba un cabezón provisto de dos enormes y acuosos ojos negros. Este ser me impelió, telepáticamente, a seguirlo hacia su nave espacial… en una habitación me examinó… Fui forzado a permanecer tendido mientas ellos… implantaron algo en mi nariz. Pude ver frascos que contenían fetos medio-humanos, medio-alienígenas y una especie de guardería llena de niños silenciosos y enfermizos. Cuando al final me encontré de nuevo en mi cama, varias horas después, todo esto se había ido. [4]

El astrofísico Francés Jacques Vallee estudia desde hace décadas el fenómeno de las abducciones Aliens, preguntándose continuamente acerca de la naturaleza arbitraria e ilógica de semejantes reportes. ¿Por qué suponen algunos que “sabios exploradores de las estrellas” se comportan de un modo tan bizarro? Si ellos cuentan con avanzada tecnología necesaria para el viaje interestelar, ¿Por qué la usan para visitar este planeta, secuestrar amas de casa, granjeros u oficinistas?. Para hacerles tests anales?. Leamos la opinión del mentor de Jaques Valleé, J. Allen Hynek: Para mí, resulta ridículo que inteligencias que pueden recorrer tan largas distancias hagan cosas relativamente estúpidas como parar coches, colectar muestras de tierra, o asustar a la gente. Creo que tenemos que empezar a re-examinar la evidencia. Mirar más cerca de casa. [5]

Objeciones de Vallee a la hipótesis extraterrestre del Contacto alien

Investigando cientos de “contactos” testimonios, narrativas folcklóricas y mitologías del mundo, Vallee eventualmente concluye que los UFOs no son lo que parecen ser. Ni vienen desde la galaxia Zeta Reticula, ni están aquí para explorar o conducir experimentos genéticos ni su presencia en este planeta es tan reciente (1947) como nos venden. Así que dejo algunas notas de Vallee al respecto:

* Visiones de objetos en el cielo han sido reportadas por la humanidad desde hace miles de años.

* Los testigos generalmente describen a los “aliens” como humanoides bípedos capaces de respirar nuestra atmósfera y ver en nuestro espectro de luz.

* Los supuestos experimentos “científicos” de los Aliens alcanzan “el punto de lo grotesco…. a menudo acompañados por sádicas manipulaciones sexuales, remniscentes de los encuentros medievales con “demonios (súcubos, incúbos)” – comportamientos poco esperables de una civilización avanzada! [6]

* Finalmente, los UFOs parecen ser capaces de aparecer y desaparecer a voluntad, ellos no son simplemente “un manojo de Ovnis” más bien representan “una tecnología mucho más interesante que manipula dimensiones. Que manipula el espacio-tiempo. Y si esto puede ser hecho, los Aliens podrían venir de cualquier lugar y tiempo.” [7]

Frustrado por las incuestionables asunciones de la ufología contemporánea, Vallee sugiere tres alternativas a la “Hipótesis Extraterrestre” (EH) basadas en lecturas del fenómeno UFO -menos enfocada en los escenarios especulativos de lo que nos dicen de ellas y más acerca de la estructura física de su realidad intrínseca: La Hipótesis inter-dimensional: Una posibilidad es que los Aliens no vengan de otro planeta. A pesar de la falta de “evidencia de otras dimensiones más allá del espacio-tiempo” [8] se podría cavilar que entidades extradimensionales de mundos “imposibles” (los cuáles se superponen como cajas de muñecas Rusas), nos “molestarían” ocasionalmente, seres del futuro (o quizás de una copia fantasmagórica de nuestro propia planeta) usando para la incursión “agujeros de gusano cuadrimensionales para viajes espacio-temporales” [9] a lo largo del “multiverso”. [10]

Este “multiverso” podría consistir en mundos paralelos que cohabitan en diferentes dimensiones del espacio, pasados alternos y futuros de mundos que se siguen unos a otros en el tiempo, o incluso “mundos virtuales” generados por ordenadores almacenados en alguna vasta base cósmica (como en el film ‘The Matrix’); Si esto último fuese válido, apunta Vallee, el mundo aparentemente estable y predecible en el que vivimos podría ser mucho más mágico (o cuando menos bizarro) de lo que normalmente damos por sentado: Si no hay dimensión temporal como usualmente asumimos, [luego] el cerebro humano asume los eventos por asociación… Si vivimos en el Universo asociativo de los científicos del software más que en el Universo secuencial de los físiscos del espacio-tiempo, los milagros no serían eventos irracionales… [y la] ilusión del tiempo y el espacio sería simplemente un efecto colateral de la consciencia atravesando las asociaciones. En esta teoría, los fenómenos aparentemente paranormales como la visión remota y la precognición podrían ser imaginados, y los UFOs perderían su estigma bizarro… [11]

La Conexión Electromágnetica

Otro interesante ramillete de cuestiones sería el trabajo formulado por el Dr. Michael Persinger, neurocientífico cognitivo de la Laurentian University ubicada en Canadá, y cuya teoría del “Tectonic Stress” enunciada en 1975, sostiene que los UFOs, más allá de las experiencias extracorpóreas y visiones místicas de santos y ángeles, son el producto de “electrical microseizures” (i.e., episodios epilépticos) resultantes de la exposición a campos mágneticos “by shifting plates” en la corteza terrestre. Los experimentos de Persinger incluyen la construcción del “casco de Dios,”un casco de motocicleta especialmente modificado que usaría campos mágneticos débiles, para estimular los lóbulos parietal y temporal del cerebro. Escandalosamente, casi el 80% de los 900 sujetos del experimento reportaron estados alterados de consciencia, visiones de “Dios” y de familiares fallecidos, y por supuesto una amplia gama de extrañas abducciones alienígenas. [12]

Más radical todavía, es la hipótesis enunciada en 1989 por Paul Devereux , y denominada “Earth Lights (luces terrestres aka nubes de plasma)” hipótesis, en la cual los UFOs se presentan como un tipo de “fenómeno terrestre irreconocible (nubes de plasma)” (piensa en el Fuego Fatuo) [which either rely upon?] o atraídos hacia los campos mágneticos generados por stress sísmico. Devereux apunta que las bolas extrañas de luz que permanecen cerca o alrededor de áreas de actividad sísmica, se comportan casi siempre como “animales inquisitivos” y especula que tal vez sean inteligentes “macro-quantal” bolas de energía plasmática capaces de telepatía, mimetismo y hipnosis!. [13]

Ambas teorías preceden la búsqueda de Johnjoe McFadden, neurocientífico Inglés de la University of Surrey, cuya Teoría de los Campos Electomágneticos Conscientes (CEMI) localiza el pensamiento humano fuera del resbaladizo y laberíntico cerebro, identificándolo con el débil campo mágnetico que rodea y penetra al cráneo. [14] Si McFadden está en lo correcto, el ambiente sensorial que percibimos alrededor de nosotros podría ser nada más que una sofisticada emisión de comunicaciones de cierto tipo -quizás únicamente uno de los muchos “canales” disponibles para el sistema nervioso humano.

La Hipótesis del Sistema de Control

En esta hipótesis los Aliens (o UFOs) aparecerían como inteligencias no-humanas estrechamente vinculadas a la Tierra, -no, pequeños hombres verdes de recónditos planetas- sino más bien como diablillos alucinatorios que desde un fantástico hiperespacio siempre (parece ser) hacen acto de presencia en la forma en que nosotros esperamos verlos. Algunas veces interactúan y se nos aparecen como dioses, espíritus y ángeles, aceptan sacrificios, envíando sueños proféticos que inspiren grandes religiones; otras veces aparecen como hadas, duendes, elfos y espíritus, propagando miedo y asombro en la vida de los campesinos medievales; y finalmente aparecen como “grises,” humanoides reptilianos o nobles científicos “Pleyadianos”, quiénes nos advierten de modo críptico acerca de problemas medioambientales, esparciendo nuevas mitologías para la era de la información.

¿Por qué estos embaucadores Proteicos han escogido visitarnos?. Quizás la teoría más polémica de Vallee sea el hecho de que estos misteriosos visitantes son un mero epifenómeno, sombras y reflejos de un vasto (y muy antiguo) “sistema de control” que ha estado operando desde el origen para manipular los sistemas de creencias humanos desde tiempo inmemorial, guiando a nuestras especies hacia algún desconocido propósito. Cita, Vallee: Si los UFOs han actuado [a nivel mítico] sería casi impsible de detectar por métodos convencionales… porque ellos mismos ofrecen los medios que crean los conceptos de los hombres. Todo lo que podemos hacer es rastrear los efectos… [15]

Este “sistema de control,” arguye Vallee, podría representar una proyección del inconsciente colectivo, la actividad de especies desconocidas o cierto tipo de ecosistémico feedback.((Vallee, Dr. Jacques. Revelations : Alien Contact and Human Deception. Anomalist Books, 2008. 254.))

El Sistema de Control de Vallee y los Orígenes de la Religión occidental

Debido al largo flirteo de la humanidad con dioses, fantasmas, duendes y grises podríamos echar un vistazo en retrospectiva al origen del moteísmo Abrahámico y señalizar ciertas relaciones. Tomemos, por ejemplo, la historia del Jardín del Edén, un escalofriante cuento -que con solo un poco de imaginación – puede fácilmente ser leído como la codificación de una abducción Alien, una intrusión Extraterrestre hacia los primates parlantes que serían testeados para obedecer y adaptarse:

* Guardian(es) Omnisciente(s) crea(n) al hombre (o lo manipulan?) sirviéndose de la “tierra”;

* El sujeto de la materia es anestesiado;

* Los guardianes producen un especimen femenino supuestamete clonado de su “costilla”;

* Los tests son realizados en un medioambiente controlado y prohíben comer cierto tipo de comida;

* Un retorcido holograma aparece (“la serpiente brillante”) y encorajina a los cautivos para violar las normas de los guardianes;

* Los sujetos son castigados y expulsados debido al peculiar encuentro con la serpiente.

¿Es esto todo, dioses astronautas haciendo experimentos con hombres de las cuevas?
Y si la agenda real detrás del incidente del edén no fuese la creación (o el test de obediencia) sino algo más ladino?
Puntualiza Vallee: Si este fenómeno nos fuerza mediante un curva de aprendizaje, entonces no habría elección sino engaño. Cuando Skinner diseña una máquina que alimenta a una rata únicamente cuando la palanca correcta es accionada, esto es extremadamente desconcertante y ladino para la rata. Ya que si la rata no acciona la palanca correcta, llegará a estar muy hambrienta. El hombre está hambriento de conocimiento y poder, y si hay una inteligencia detrás del fenómeno UFO debería tenerse en cuenta este relato… [15]

Quizás en vez de ver la “Caída” bíblica como un experimento fallido, deberíamos observarla como un sistema de control abierto tal y como señala Vallee – un laberinto metalógico cuyos participantes se “gradúan” en el siguiente nivel cuando la secuencia correcta de estímulos es disparada- en este caso, comiendo de la “fruta prohibida.”
En otras palabras, “Adán” y “Eva” no suspendieron el test cuando comieron del “Árbol del Conocimiento” – Lo A-probaron.

Sistemas de Control Abiertos y Batiburrillos Mitológicos

Esta alternativa visión del mito de la creación del Edén está reforzada por las escrituras de los antiguos Gnósticos, un heterodoxo (“herético, pre-cristiano-adorador de la diosa neolítica”) movimiento que a principios del cristianismo competía con la Iglesia Católica en ciernes varias centurias después del supuesto nacimiento de Cristo.

A menudo desestimado como una herejía primitiva que cayó bajo el yugo de sus propias tendencias “oscurantistas”, El gnosticismo actuaba como un sofisticado sistema de hermenéutica oculta, en el cual los acólitos empleaban cierto trance neurolinguístico, induciendo técnicas para provocar un tipo de sabotaje memético, reemplazando, mezclando y mutando las historias bíblicas con el fin de causar la máxima ofensa y una fuerte inconformidad psicológica. Pero, Por qué? Cito a un crítico literario:Drogas, sexo, y el poder controlan el cuerpo, pero las “palabras e imágenes” controlan a la mente, las cuáles, nos encierran en pautas convencionales de percepción, pensamientos y lenguaje, lo que determinará nuestras interactuaciones con el medio ambiente y la sociedad. Romperlas en añicos es un modo de exponer el control de las palabra e imágenes y así liberarse a uno mismo de su poder, una alteración de la consciencia que ocurre tanto en el escritor como en el lector del texto. [16]

Para los gnósticos, las historias de la creación bíblica no eran revelaciones divinas, sino fragmentos de un monstruoso y malévolo hechizo- el sistema de control. Invirtiendo y rehaciendo los mitos Judeo-Cristianos, los Gnósticos hallaron pruebas que les permitieron reprogramar la creación misma, cambiar el pasado, hacerse con el control de los cielos, y derrocar al dios falsario de la Biblia.

Las Versiones Gnósticas del Mito del Edén

Según la visión gnóstica, el Edén no fue un paraíso, más bien fue un laboratorio en la jungla, donde una raza de Aliens parásitos y oportunistas condujeron una serie de turbios experimentos en un intento de producir una cepa de bípedos esclavos.
Desterrados de las estrellas desde los albores de los tiempos, estos “archons” (palabra griega para “dirigentes”) huyeron hacia la la Tierra donde abdujeron al hombre de las cavernas nombrado como “Adán” y asaltaron sexualmente a su compañera “Eva”, implantándoles a ambos falsas memorias: Cuando ellos [los arcontes] vieron a Eva hablando con [Adán], se dijeron; “Venga, permítenos compartirla y plantar nuestra semilla en ella; esos a quién ella engendre nos servirán. Pero no le digas nada a Adán que procedede nosotros, permítenos causar estupor en él, y enseñarle en sueños que ella procede de su riñón.” [17]

Temidos y adorados como “dioses” y “ángeles”, los Arcontes dependen para su propia existencia de la energía capturaday drenada procedente del sistema nervioso humano, vía diferentes sistemas de control -termostatos biológicos y meméticos que les permitirán regular el flujo de información y energía a través de palabras e imágenes, placer y dolor:
Ellos dicen que el alma es la comida de los Arcontes y la energía sin la cual no pdrían vivir, debido a que ella es el rocío proveniente de “arriba” que les da fuerza… [18]

Adán y Eva “cayeron” cuando los arcontes los programaron con prohibiciones y mandamientos, cambiándoles de primates que vivían en la eternidad “ahora” a “máquinas de carne y hueso” – autómatas biológicos en guerra con sus propios instintos, parasitados por replicadores egoístas y paralizados por el doble vínculo: ….Cuando los dirigentes vieron a [Adán] y a la mujer que estaba con él, sumidos en la ignorancia… se regocijaron… y fueron hacia Adán… [y] le dijeron, “ De cada árbol que hay en el paraíso, sus frutos pueden ser comidos, fuero creados para ti. Pero ten cuidado! No comas del árbol del conocimento…” Ellos les metieron un gran susto…. [19]

Desgraciadamente para los arcontes, esta extraña prohibición parece que provocó su propia violación – tal y como las escrituras gnósticas nos informan: …[los arcontes] no entendieron que lo que le dijeron a [Adán]; … lo dijeron de determinado modo, que en realidad él comería… [20]

Empujados por una misteriosa serpiente habladora, Adán y Eva probaron de la fruta y convulsos y extasiados, vieron como las paredes del Jardín caían para revelarles el mundo bizarro que había fuera. Como ratas de laboratorio que de repente salen del laberinto, Adán y Eva podían percibir ahora su situación de mdo diáfano, por primera vez: Así su mente se abrió. De lo que comieron; vieron que estaban desnudos, y se enamoraron el uno del otro. Cuando vieron a sus fabricantes, los detestaron asqueados de sus formas bestiales. Entendieron demasiado… [19]

El Poder de la Sepiente que Crece

Algunos detalles más completan este curioso cuadro: Adán, como aprendimos, fue creado con “siete almas” [21]; la “serpiente” actuó realmente como “una Madre escondida” tal y como nombran a la diosa “Sophia” quién luchó contra ls arcontes desde su secreta ubicación dentro de los “intestinos” de Adán(!) [22]; y finalmente, cuando Eva huyó de los Arcontes, se refugió dentro del “Árbol del conocimento” [23] (en Hebreo Bíblico, la palabra para árbol significa también “columna.”)

Si algo de esto os suena familiar, debería ser – como muchos buscadores han señalado-,una descripción alegórica de la serpiente del Kundalini del yoga Hindú y Budista: Un yogui tántrico ve a la gran Madre, presente en el cuerpo humano como la kundalini. Ella yace escondida por la propia ignorancia, como una serpiente, enrollada y dormida… en la parte de abajo de la espina dorsal.Mediante [meditación],el tantra despierta a la Madre y la impele a ir hacia arriba… [hasta que] llegue la iluminación… [24]

Teorías acerca de la Serpiente Kundalini

Frecuentemente malinterpretada como una excentricidad del exótico misticismo Oriental, la kundalini representa un fenómeno de gran antiguedad (y plasticidad) el cual (como el fenómeno UFO) tiene mucos rasgos en común con los OBEs, NDEs, posesión espiritual e iniciación chamánica. Se cree que el cuerpo humano posee siete (a veces más) centros energéticos llamados “chakras,” aproximadamente ubicados cerca del ano, genitales, estómago, corazón, garganta, frente y en la cresta del cráneol. Normalmente obstruídos debido al trauma de al vida cotidiana, esos “chakras” se abren cuando son estimulados por la energía de la serpiente la cual normalmente yace drmida y acurrucada en espiral en la base de la espina.

En sueños, toma la forma de una diosa dormida que proyecta la ilusión del mundo; despierta,ella trepa por la espina para abrir el “tercer ojo” en la corona de la cabeza, trayendo una explosión de emociones, crecimento psicológico y espirtual, extásis, y la adquisición de poderes ocultos. A pesar de que el estudio científico de la kundalini está todavía en su infancia, existen muchas teorías plausibles que explicarán algún día como trabaja. Aquí dejo algunas de ellas:

Reichiana/Bioenergética

Wilhelm Reich fue un díscipulo renegado de Freud que descubrió un tipo de energía libidinal llamada orgone el cual fluye a lo largo de “siete segmentos” [25]del cuerpo, en “lenta ondulacióne[s]” como “el movimento de un intestino o serpiente.” [26] En la mayoría de nosotros, programados social y culturalmente, nuestra vida evasiva nos bloquea en la temprana niñez, endureciendo nuestros músculos “armadura del cuerpo.” Así que desvíados de la vida, la energía estancada se convierte en una máquina que se parodia a si misma, ralentizando y distorsionando a las emociones humanas, convirtiendo expresiones a priori saludables como el amor y la sexualidad en adicción, resentimiento y miedo.

Dicho de otro modo, los asfixiantes obstáculos impuestos por el invisible exoesqueleto causan sufrimiento, ampliando de este modo, la escisión del cuerpo/mente y creando las condiciones necesarias para la aparición del cáncer (en los individuos) y el fascismo (en las sociedades). Reich se propuso despertar la “armadura del cuerpo”. Descubrió que los eventos azarosos de gran intensidad emocional podrían disparar el orgone para ascender por los siete segmentos del cuerpo de modo espontáneo, purgando a las reservas de energía emocional reprimida, y causando una vibración en el cuerpo incontrolable, despedazando la noción de “armadura, coraza corporal”.

Mecánico

El inventor Checo, Itzhak Bentov dedicó años al estudio de la consciencia humana, desarrollando lo que hoy es cnocido como el “modelo holográfico”del cerebreo humano. Según la visión de Bentov, la “experiencia de la kundalini” es primariamente un fenómeno mecánico que surge cuando el cerebro empieza a vibrar en resonancia simpática con el latido (7.5 hz), liberando grandes cantidades de “musculoskeletal stress?” transformando el sistema nervioso temporalmente en un bucle polarizado?. Esto causa que columna vertebral oscile como un diapasón, permitiéndole recibir y transmitir información directamente desde la ionosfera – la misma parte de la atmósfera responsable de que las ondas mágneticas regresen a la tierra. [27]

La Glándula Pineal y el Tercer Ojo

Finalmente, el psiquiatra de la universidad de Nuevo México, Rick Strassman postula que de algún modo el kundalini yoga estimula la glándula pineal para segregar grandes cantidades de modo natural de DMT en el cerebro – haciendo de este el verdadero “tercer ojo”. [27] El DMT es un poderoso alucinógeno, también encontrado en la ayahuasca, la “vid de almas” usada por los Chamanes del Amazonas para inducir visiones místicas; La glándula pineal, tiene su propia y sorprendente analogía en el fotosensitivo”tercer ojo” encontrado en muchas especies de reptiles, vestigio del órgano con “full lens?” y retina enterrado bajo la piel, en el centro de la frente. [28]

Las conexiones con el Mito Bíblico aquí, son muchas y obvias, ¿Qué significará todo esto?

Buscando comprender las raíces de las experiencias religiosas del Ser humano, Strassman inyectó a 60 voluntarios, altas dosis de DMT, conduciendo cerca de 400 sesiones desde 1990 hasta 1995; Cerca de la mitad de los sujetos testeados reportaron fantásticas visiones atemporales, unidad cósmica, comunión con deidades benevolentes y “las clásicas experiencias cercanas a la muerte” que incluían elparadigmático vuelo hacia un túnel de“luz radiante.” [29] El otro 47% no fue tan afortunado, reportando visiones de seres de pesadillas :“reptiles, elfos [y] robots” quiénes los amenazaban e incluso atacaban. Strassman finalmente terminó con sus experimentos cuando uno de los sujetos reportó haber sentido como se lo comían vivo “grandes insectos”.

Dragones en la Oscuridad

Los últimos hallazgos de Strassman tendrían eco en las escalofriantes experiencias de Michael Harner, un antropólogo Norteamericano que penetró en la selva Amazónica hace cuarenta años para experimentar con una poción de “la vid de las almas aka ayahuasca” por sí mismo. Harner dijo que vió “gigantes reptiles” alojados dentro y alrededor de su propio tronco encefálico, “seres parecidos a dragones” quiénes habrían colonizado la Tierra desde el espacio profundo desde hace milenios; Escalofríante, estos oscuros seres afirmarían que habrían sembrado la tierra co vida por el único propósito de crear varias especies dentro de las cuales ellos pudieran esconderse.

“Yo aprendí que las criaturas parecidas a dragones estaban dentro de todas la formas de vida, incluyendo al hombre,” asevera Harner. “Ellos son los verdaderos dueños de la humanidad y del planeta entero, me dijeron. Nosotros los humanos no seríamos más que meros receptáculos y sirvientes para ellos…” [30] Cuando Harner demandó una explicación al hombre medicina (Chamán) que le dió la poción responsable de su siniestra visión, el hombre viejo simplemente rió y explicó que, “…Ellos siempre están diciendo eso. Pero ellos solo son los Amos de la Oscuridad…” [30]

Conclusión

Claramente Harner está hablando aquí de Seres muy parecidos a los Arcontes del Mito Gnóstico o de los manipuladores “grises”de la Ufología moderna -¿Pero serán estas entidades nada más que proyecciones simbólicas del cerebro reptiliano, tal y como la narrativa de Harner parece implicar? ¿Vienen los Aliens y Arcontes tal ycomo proclaman del espacio exterior o del interior? ¿Por qué el “contacto” con aliens (o arcontes) está tan a menudo acompañado de vibraciones y temblores, tanto muscular como tectónicp?. ¿Qué deberíamos pensar acerca de la “serpiente” ahora que sabemos que es probablemente un mecanismo de evolución dormido de algún tipo?. Y ¿Serán las “tres grandes” religiones Abrahámicas, el Islam, el Judaismo y el Cristianismo un mecanismo alucinatorio de control empleado por parásitos Aliens para esclavizarnos y manipularnos?.

El historiador Alemán Klaus Theweleit ha escritola que podría ser la última palabra al respecto, lo cito: …La ‘caída del hombre’ descrita como una revolución fracasada desde el punto de vista del vencedor. Poniendo en práctica su slógan “Nuestros cuerpos nos pertenecen”, los rebeldes son sentenciados a una vida de trabajos forzados : “Vuestros cuerpos pertenecen a los dirigentes!” – sería la respuesta. Adán y Eva exiliados del ‘paraíso’ del “fantástico (ironía)” estado de ser dominado sin poder realizarse. Aún hoy en día , ser conducido fuera del ‘paraíso’ es la sanción por intentar crear un paraíso.) [31]

Si la historia del edén versa realmente acerca de UFOs o de la kundalini, y si semejante fenómeno es electromagnético o químico en su origen, no lo puedo asgurar (Nunca he visto un UFO!), pero sé esto: He tomado setas y he visto a grandes mantis voladoras que me perseguían a través del suelo desierto,telepáticamente me aplastaban con sus pensamentos de paranoia y desesperación. he tomado DMT y vivenciado la entrada de mi cuerpo en un mundo cristalino de eufóricos decahedros y pirámides cuadrimensionales, bajo una membrana convexa que me respiraba y expiraba, sabiendo en ese instante que la membrana era el umbral entre el tiempo y la eternidad.

He practicado yoga tántrico con una dakini, me he sentido magullado, maltratado e hiperventilado bajo la tutela de un terapista Reichiano; he estado en oscuras habitaciones iluminadas únicamente por velas parpadeantes, viendo a amigos y miembros de mi familia jadear como si se les saliesen los ojos de las órbitas y sus miembros temblasen descontroladamente, he sido“montado” por los espíritus de la muerte y por fuerzas personificadas de la naturaleza conocida y he visto sucumbir a toda suerte de embrujos a eminentes doctores de todo el mundo.

Cualquiera que sean los orígenes de los fenómenos“psiquícos” relatados – memorias genéticas, complejos arquetípicos autónomos, fallos en la Matrix o las actividades intrusivas de civilizaciones extraterrestres – nada cambiará para nuestras especies hasta que nos elevemos de nuestros pies, rompamos las cadenas de la superstición e ignorancia y reclamemos nuestra herencia -con los ojos muy abiertos, listos para tomar la responsabildad de nuestra propia evolución.

El mito del Edén, como todos los mitos, ha de ser vivido; ni estudiado sino experimentado. Así que dejemos de tratar a la Biblia (con sus infinitos mandamientos y autoritarismo viciado) como la autoridad última en la vida humana, y observemos sus mitos bajo el prisma del redescubrimento del cuerpo humano como si fuese un texto sagrado y nuestro propio derecho, un libro de carne y sangre con sus propios sonidos, olores y texturas, -y por supuesto sabiduría – porque al final, es lo único que podemos realmente conocer de algun modo. O, como las escrituras Gnósticas apuntan: Tú eres el Árbol del Conocimiento, el cúal está en el Paraíso, de donde el primer hombre comió y el motivo de que abriese su mente, lo cual hizo que se enamorase de sus semejantes, y condenó a los Aliens intrusos al aborrecimento. [32]

Notas:

1. Genesis 3:22 [↩]
2. Szasz, Thomas. The Untamed Tongue. Open Court Publishing Company, 1990. 58. [↩]
3. Lovecraft, H.P. “From Beyond.” The Lurking Fear and Other Stories. Del Rey, 1992. 60. [↩]
4. Blackmore, Dr. Susan. “Alien Abduction: The Inside Story.” New Scientist. 19 Nov., 1994. 29-31. [↩]
5. Vallee, Dr. Jacques. Forbidden Science: Journals, 1957-1969. North Atlantic Books, 1993. 426. [↩]
6. Vallee, Dr. Jacques. Confrontations : A Scientist’s Search for Alien Contact. Anomalist Books, 2008. 17. [↩]
7. Stewart, Daniel Blair. “Strange Encounters: An Interview with Jacques Vallee.” Green Egg Magazine, Vol. XXTV, No. 95, Yule 1991. http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_vallee03.htm [↩]
8. Vallee, Jacques. Dimensions: A Casebook of Alien Contact. Ballantine Books, 1988. 253 [↩]
9. Vallee, Dr. Jacques. Revelations : Alien Contact and Human Deception. Anomalist Books, 2008. 255. [↩]
10. Vallee, Jacques. Dimensions: A Casebook of Alien Contact. Ballantine Books, 1988. 247. [↩]
11. Vallee, Jacques. Dimensions: A Casebook of Alien Contact. Ballantine Books, 1988. 257. [↩]
12. ”God on the Brain.” BBC Two, Thursday 17 April, 9pm. http://www.bbc.co.uk/science/horizon/2003/godonbrain.shtml [↩]
13. Devereux, Paul. “Earth Lights: Abstracted from a presentation given at the Dana Center of the London Science Museum.” 9 December, 2003. http://www.pauldevereux.co.uk/new/html/body_earthlights.html [↩]
14. McFadden, JohnJoe. “The Conscious Electromagnetic Field Theory.” The University of Surrey. http://www.surrey.ac.uk/qe/cemi.htm [↩]
15. Vallee, Jacques. Dimensions: A Casebook of Alien Contact. Ballantine Books, 1988. 246. [↩] [↩]
16. Skerl, Jenny. “William S. Burroughs,” Boston, MA: G.K. Hall, 1985. [↩]
17. ”On the Origin of the World.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 70. [↩]
18. Jonas, Hans. The Gnostic Religion. Beacon Press, 1991. 169. [↩]
19. ”On the Origin of the World.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 71. [↩] [↩]
20. ”Hypostasis of the Archons.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 77. [↩]
21. “The Secret Book of John.” The Secret Teachings of Jesus. Trans. Marvin W. Meyer. Vintage, 1984. 69-70. [↩]
22. ”The Sethian-Ophites.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 664. [↩]
23. ”On the Origin of the World.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 70. [↩]
24. Harding, Elizabeth U. Kali: The Black Goddess of Dakshineswar. Nicolas-Hays, 1993. 70-71. [↩]
25. Wilcox, Roger M. “A Skeptical Scrutiny of the Works and Theories of Wilhelm Reich as related to Psychiatric Orgone Therapy (character-analytic vegetotherapy).” 25 July, 2005. http://members.dslextreme.com/users/rogermw/Reich/orgone_therapy.html [↩]
26. Reich, Wilhelm. The Cancer Biopathy: Volume II of the Discovery of the Orgone. Farrar Straus & Giroux , 1973. [↩]
27. ”Kundalini.” http://www.crystalinks.com/kundalini.html [↩] [↩]
28. Schwab, IR and GR O’Connor. “The Lonely Eye.” British Journal of Ophthalmology. March 2005. http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=1772576 [↩]
29. Horgan, John. “The God Experiments: Five researchers take science where it’s never gone before.” Discover Magazine. 20 November, 2006. [↩]
30. Harner, Michael. The Way of the Shaman. HarperOne, 1980. 4-5. [↩] [↩]
31. Theweleit, Klaus. Male Fantasies: Women, Floods, Bodies, History. University of Minnesota Press,1987. 414-15. [↩]
32. ”On the Origin of the World.” The Other Bible. Ed. Willis Barnstone. Harper San Francisco, 1984. 67-68. [↩]

Para los Guerreros de la Libertad Total

2 Nov

por Lisandro Casiardi

Muchos son los autores que hablan de chamanismo, plantas sagradas y la utilización de lo que Huxley llamaba el “atajo tóxico”, como via de sabiduría y ampliación de la consciencia. Sin embargo creo que son contados los que han logrado un grado de precisión en las descripciones de sus experiencias que derive en el valor pragmático de sus relatos, sin negociar la calidad literaria de su obra. Carlos Castaneda- estimo- se encuentra entre uno de ellos. Su historia personal permanece misteriosa incluso para aquellos que mejor lo conocieron y mucho se ha puesto en duda la supuesta valía de sus trabajos como investigaciones antropológicas sobre la sabiduría de los pueblos de México antiguo. La mismísima existencia de Don Juan Matus- su maestro yaqui y co-protagonista de los relatos- aparece como quimérica y la reputación de Castaneda fue y es cuestionada, aun por muchos de sus seguidores. No obstante la sabiduría contenida por la obra castanediana es inexpunable, ya que es suceptible de ser comprobada, en cualquiera de sus grados, por quienquiera que desande un camino espiritual de manera seria y persistente: he ahí donde radica su valor intrínseco, más allá de ninguna certificación académica o impugnación personal a la controversial figura de su autor.

A continuación transcribiré fragmentos del capítulo 2, “Los Pinches Tiranos”, del libro “El Fuego Interior”, acerca de la “importancia personal” (llamada por nosotros Ego) y lo fundamental de su erradicación para el guerrero.

Espero que lo disfruten y puedan leer la totalidad de libro…

[…] Al momento en que don Juan y yo salíamos de la casa la Gorda nos intercepto y nos exigió que la llevaramos con nosotros. Parecía determinada a seguirnos. Con vos muy firme don Juan le dijo que tenía que discutir algo conmigo en privado.

– Van a hablar de mí- dijo la Gorda; su tono y sus gestos traicionaban tanto su desconfianza como su enojo.

– Pues, sí- repuso don Juan secamente. Pasó frente a ella sin volverse a mirarla.

Lo seguí y caminamos en silencio hasta la plaza del pueblo.

Cuando nos sentamos le pregunté que qué demonios podríamos discutir acerca de la Gorda. Todavía me molestaba la amenazante manera como me había mirado cuando salíamos de la casa.

– No tenemos nada que discutir acerca de la Gorda o de ninguna otra persona- repuso-. Le dije eso solo para aguijonear su enorme importancia personal. Y dio resultado. Está furiosa con nosotros. Yo la conozco bien, estuvo hablando consigo misma y ya se dijo lo suficiente para darse confianza y para sentirse indignada porque no la trajimos y por haber quedado como tonta. No me sorprendería si se nos viene encima en este banco.

Quejándome a medias, le dije que me había hecho sentir muy mal al negarse a hablarme desde mi llegada a su casa. Me miró y arqueó las cejas. Una sonrisa apareció fugazmente en sus labios y se desvaneció. Me dí cuenta que me daba a entender que yo estaba tan confuso como la Gorda.

– Te estuve aguijoneando tu importancia personal- dijo frunciendo el entrecejo.- La importancia personal es nuestro mayor enemigo. Piénsalo, aquello que nos debilita es sentirnos ofendidos por los hechos y malhechos de nuestros semejantes. Nuestra importancia personal requiere que pasemos la mayor parte de nuestras vidas ofendidos por alguien.

-Los nuevos videntes recomendaban que se debían llevar a cabo todos los esfuerzos posibles para erradicarla de la vida de los guerreros. Yo he seguido esa recomendación al pié de la letra y he tratado de demostrarte por todos los medios posibles que sin importancia personal somos invulnerables.-

Mientras lo escuchaba, de pronto sus ojos se volvieron muy brillantes. La idea que se me ocurrió, de inmediato, fue que parecía estar a punto de reírse, y que no había motivo para hacerlo, cuando me sobresaltó una repentina y dolorosa bofetada en el lado derecho de la cara.

Me levanté de un salto. La gorda estaba parada a mis espaldas, con la mano aun alzada, su cara estaba roja de ira.

– Ahora sí puedes decir lo que quieras de mí, y con más razón- gritó.- ¡Pero si tienes algo que decir, dímelo en mi cara, hijo de la chingada!-

Su arranque pareció haberla agotado; se sentó en el suelo y comenzó a llorar. Don Juan estaba inmovilizado por un júbilo inexpresable. Yo estaba tieso de pura furia. La Gorda me fulminó con la mirada y luego se volvió hacia don Juan, y le dijo sumisamente que no teníamos ningún derecho a criticarla.

Don Juan se rió con tanta fuerza que se dobló casi hasta el suelo. Ni siquiera podía hablar. Dos o tres veces trató de decirme algo pero finalmente se incorporó y se alejó, con el cuerpo aun sacudido por espasmos de risa.

Yo estaba a punto de correr tras él, todavía furioso contra la Gorda, quién es ese momento me parecía despreciable, cuando me ocurrió algo extraordinario. Supe, instantáneamente, qué era lo que había hecho reír tanto a don Juan. La Gorda y yo eramos horrendamente parecidos. Nuestra importancia personal era gigantesca. Mi sorpresa y mi furia al ser abofeteado eran exactamente iguales a la ira y la desconfianza de la Gorda. Don Juan tenía razón. La carga de importancia personal es en verdad un terrible estorbo.

Corrí tras él, exaltado, lagrimas me brotaban de los ojos. Lo alcancé y le dije lo que había comprendido. En sus ojos había un brillo de malicia y deleite.

[…] Regresamos a la casa. Don Juan les contó a todos lo que había hecho la Gorda. El deleite de los videntes y las bromas que habían hecho al respecto aumento el desasosiego de la Gorda.

-La importancia personal no puede combatirse con delicadezas.- comentó don Juan cuando expresé mi preocupación acerca del estado de ánimo de la Gorda.

[…] – Los guerreros combaten la importancia personal como cuestión de estrategia, no como cuestión de fe.- repuso.- Tu error es entender lo que digo en términos de moralidad. […] -Lo que tu estás viendo como moralidad es simplemente mi impecabilidad- dijo.

[…]- La impecabilidad no es otra cosa que el uso adecuado de la energía- dijo.- Todo lo que yo te digo no tiene un ápice de moralidad. He ahorrado energía y eso me hace impecable. Para poder entender esto tu tienes que haber ahorrado suficiente energía, o no lo entenderá jamás.

[…]- Los guerreros hacen inventarios estratégicos- dijo.- Hacen listas de sus actividades y sus intereses. Luego deciden cuáles de ellos pueden cambiarse para, de ese modo, dar un descanso a su gasto de energía.

[…] Don Juan dijo entonces que en los inventarios estratégicos de los guerreros, la importancia personal figura como la actividad que consume la mayor cantidad de energía, y que por eso se esforzaban por erradicarla.

– Una de las primeras preocupaciones del guerrero es liberar esa energía para enfrentarse con ella a lo desconocido- prosiguió don Juan-. La acción de recanalizar esa energía es la impecabilidad.

Dijo que la estrategia más efectiva fue desarrollada por los videntes de la Conquista […] que consiste en seis elementos que tienen influencia recíproca. Cinco de ellos se llaman los atributos del ser guerrero: Control, Disciplina, Refrenamiento, la habilidad de escoger el momento oportuno, y el Intento. Estos cinco elementos pertenecen al mundo privado del guerrero que lucha por perder su importancia personal. El sexto elemento, que es quizás el más importante de todos, pertenece al mundo exterior y se llama el Pinche Tirano.

[…] – Estoy realmente perdido- dije-. El otro día dijo Ud. que la Gorda es la pinche tirana de mi vida. ¿Qué es exactamente un pinche tirano?

– Un pinche tirano es un torturador- comentó-. Alguien que tiene el poder de acabar con los guerreros, o alguien que simplemente les hace la vida imposible.

[…] – Todavía no has puesto en juego los ingredientes de la estrategia de los nuevos videntes- dijo-. Una vez que lo hagas, sabrás cuán eficaz e ingeniosa es la estratagema de usar a un pinche tirano. Te aseguro que no sólo elimina la importancia personal, si no que también prepara a los guerreros para entender que la impecabilidad es lo único que cuenta en el camino del conocimiento.

[…] Mi benefactor siempre decía que el guerrero que se topa con un pinche tirano es un guerrero afortunado. Su filosofía era que si no tienes la suerte de encontrar a uno en tu camino, tienes que salir a buscarlo.

[…] Si uno se las puede ver con los pinches tiranos, uno ciertamente puede enfrentarse a lo desconocido sin peligro y luego, incluso, uno puede sobrevivir a la presencia de lo que no se puede conocer. […] Es sólo ahora que lo sabemos, sabemos que nada puede templar tan bien el espíritu de un guerrero como el tratar con personas imposibles en posiciones de poder. Sólo bajo esas circunstancias pueden los guerreros adquirir la sobriedad y la serenidad necesaria para ponerse frente a frente a lo que no se puede conocer.

[…] – ¿ Ud. encontró un pinche tirano, don Juan?-

– Tuve suerte. Un verdadero ogro me encontró a mí.-

Al Kamtr

2 Nov

Una ficción corta, un western de misterio con aliens de la Antigüedad en la Patagonia post-masacre del desierto…

por Franco Vico

Febrero de 1895 – Estancia Allen

Rio Negro (República Argentina)

Luego de una extenuante jornada de trabajo agreste los hombres nos reunimos, como por costumbre, en círculo junto al fuego. Tras la comida y cuando la noche se cerró sobre la estepa, el mayor del grupo, descendiente de los Aónik’enk, nos asombró como solía hacerlo, con uno de sus relatos. Sólo que esa noche fue muy diferente.

Hacía meses que convivía junto a los jornaleros y me había ganado cierta confianza entre ellos. Mi condición de blanco foráneo y la diferencia entre lenguas ya no representaba una barrera para mis investigaciones. Por lo tanto aquellas historias que anteriormente callaron, me estaban siendo reveladas dada la familiaridad que fui trabando con ellos.

La cercanía temporal con la llegada de la civilización por estos lares hace que la presencia blanca sea aun sinónimo de amenaza. No obstante, mi obstinación en aprender las labores del campo y mi poco reparo a involucrarme como un par, hizo que me aceptaran al cabo de algunas semanas.

Hace poco recibí un telegrama de Tübingen. El comité de investigación reclamaba noticias. Después del duro episodio, envié una misiva a la Universidad comunicando mis más recientes adelantos. Calculé que Herr Wärtherman se alegraría de saber que estaba progresando y que, como dice él, “no he perdido el tiempo”. Sin embargo, y aunque debo reportar todos los avances a mi tutor, dudé en confesarle lo que sabía.

Bandera de Gales

Las historias de Rudecindo- así se llamaba el hombre- variaban notablemente de una sobremesa a la otra, de un amanecer a otro. La tribu de su padre fue aliada del jefe Casimiro Biguá, quien en 1869 juró lealtad al estado Argentino y protegió a las colonias galesas del sur recién conquistado. Ese acto de conveniencia política le valió a Biguá las enemistades de otros jefes, pero salvó a gran número de salvajes y evitó que la tribu se dispersara, permitiendo que sobrevivieran sus relatos y tradiciones. De ahí la variedad y extrañeza de muchas de las historias de este remanente aborigen y su importancia para mis pesquisas.

Rudecindo ya nos había narrado la leyenda de las naves que atracaron hace casi mil años en las costas del este. De ellas descendieron dioses de “piel plateada” que “corrían en 4 patas”. Me pregunté qué grado de relación guardaban estas fábulas con la Historia real de la tribu. No creí que la hubiera.

Esa tarde aprendí más sobre la historia de Rudecindo. Supe que cuando joven, convivió de cerca con los galeses e irlandeses que se asentaron en Chubut. Luego de que Biguá se enfrentara a Calfucurá y evitara una masacre, su tribu se estableció en terreno conquistado y recibió sustento y honores. Por alguna razón esa parte de su biografía lo incomoda, al tal punto que pareciera que esconde o teme contar algo. Lo único que pude sacarle es que, según el brujo de su tribu, algunos blancos de estas colonias británicas son parecidos a los “dioses plateados”, en más de un sentido.

El resto de los peones le guarda especial estima. Podría decirse que sin ocupar un cargo jerárquico lo veneran espontáneamente, como los clanes a su shaman.

Esa noche disfrutamos- por ser el último día de la semana- de vino y la faena de un cabrito. Los peones se encontraban satisfechos y joviales. Jamás imaginaron lo que acontecería.

Cuando el jolgorio se silenció los hombres pidieron a Rudecindo una historia. Él prosiguió con una ampliación de la leyenda: Contó que los “dioses plateados” se llevaban mujeres jóvenes y niños pequeños. Las tribus, desesperadas, los buscaban incansablemente, hasta encontrarlos masacrados. A veces incluso, para evitar una matanza mayor, el jefe ofrendaba a un niño. Una valiente jóven logró escapar de las garras de los dioses y describió a la tribu sus atroces experiencias. Dijo que eran emisarios de Kerolkenk, el innombrable, y que se habían establecido en una isla en el mar oriental. Ella los observó y pudo percatarse de su mortalidad casi humana. Comían, sangraban, también dormían. Esto dio coraje a los Aónik’enk.

La tribu organizó una avanzada para finiquitar sus tormentos. La brava mujer los guió. Los guerreros lograron cruzar al islote y espiar los rituales divinos. La abominación misma era aliada de los plateados. En esa parte Rudecindo trastabilló, confundido. Sólo atinó a repetir un vocablo, o mejor dicho dos: Al Kamtr, o Alenk Kamtr. Muchos lanceros Aónik’enk perecieron en combate, pero lograron diezmar las filas de los desprevenidos dioses. Poco después la fortaleza sería abandonada, dejando atrás sus estructuras edilicias, erosionadas hasta lo imperceptible. Rudecindo señaló que la clave de esto estaba en la insignia de los gringos chubutenses. Imaginé que se refería a la bandera de Gales, que luce un Dragón rojo en el centro. Así lo entendí pues la traducción de dichos términos nativos es “hombre u hombres lagartos”.

representación del dios Azteca Quetzacoatl, la serpiente emplumada

Los peones comenzaban a inquietarse, se veían tensos, disgustados. Carraspeaban, encendían cigarros, se tropezaban o dejaban caer sus copas. “Cosa e’ Mandinga” murmuraron. Los caballos replicaban su molestia.

Las preguntas se me abarrotaban en la garganta, pero no quería interrumpir ni desviar la narración. Rudecindo dijo que los Alenk Kamtr se habían asociado al hombre blanco en los momentos en que la noche se hizo día y la tierra se dio vuelta, pero que llegaron desde el cielo, muchísimo antes. Los Kamtr son invisibles “como la claridá”, pero esta alianza hace que posean el cuerpo de algunos blancos, usándolos de títeres para sembrar el terror. Sólo unos pocos que se mezclaron con los Kamtr hace centurias tienen este poder. Su apariencia cambia revelando la naturaleza de sus amos, “se les pone la jeta de víbora”, sobretodo con la furia, el olor de la sangre o la regla de las mujeres. Se les adivina en los ojos, más parecidos a una serpiente o un gato que a “un crestiano”. Algunos blancos que no poseen este poder son servidores suyos, como “los conquistadores Roca y Vinter”. No obstante tal hipótesis está impugnada, porque ciertas tribus aseveran que ellos también cambia de forma. Algunos niños blancos están tan vinculados con los Kamtr por su ascendencia que no controlan el impulso de la transformación. Varios peones confirmaron este dato, dada su experiencia con los hijos de los patrones, en San Isidro y Córdoba. Era estupendo cuánto se ajustaba a otras mitologías lo narrado por Rudecindo. Los Naga en la India, Cécrope I de Atenas, el dios azteca Quetzlcoatl, Sobek y los Unas egipcios; los ejemplos se multiplican hasta el abatimiento.

El brujo de su tribu le explicó que hay varias clases de dioses del cielo, más benignos que los Kamtr. Algunos se parecen a los hombres blancos pero son más puros de espíritu. Ellos le dieron a los Aónik’enk el conocimiento del fuego y la medicina de las plantas.

Afuera del cobertizo, el viento patagónico azotaba los postigos. Clay, el potro negro, comenzó a corcovear impaciente, los seis corceles restantes lo siguieron. Los peones no pudieron sosegar la caballada. La tempestad se volvió más feroz avisando tormenta. Clay terminó desbocándose por completo y derribó a un peón de una patada en el pecho. Tendido acabó el hombre, sobre el desierto mojado. Dijeron que se recuperaría, eso quisieron creer.

Al día siguiente noté un cambio en la relación del grupo con Rudecindo. Sospeché que lo responsabilizaban del accidente, por “haber llamado a la desgracia”. Le pregunté si existían pruebas físicas del paso de los dioses plateados por la Patagonia. Me envió a la costa del golfo San Matías, a un lugar que llaman “El Fuerte”. Me advirtió que al facilitarme esta información estaba violando un pacto milenario de los plateados con su pueblo. El acuerdo consistía en que los dioses retrasarían todo lo posible la llegada de los conquistadores blancos a dominios Aónik’enk, mientras ellos no revelaran su paradero a los exploradores españoles. Pero las cosas habían cambiado- manifestó- y era necesario desenmascarar “los daños e’ Mandinga”.

vista de El Fuerte o Fuerte Argentino, en el Golfo San Matías, Pcia. de Chubut.

Resolví dirigirme a San Matías. Ignoraba cómo o qué buscar pero supe que mi intuición me regiría. Estuve en lo cierto. Los ocres acantilados guardaban secretos casi imposibles de descifrar para quien no tuviera pistas ciertas. El Fuerte es una suerte de atolón plano de unos 150 metros de alto, escindido del continente. Ninguna edificación corona esta masa de tierra. Aun así, resulta extraordinario que en su cara oriental se puedan ver formaciones paralelas de apariencia artificial, que recuerdan a dársenas o muelles. En las semanas que pasé allí encontré numerosas imágenes y símbolos grabados en las paredes de las heladas grutas. Ninguno correspondía al imaginario Aónik’enk. Muy por el contrario, se asemejaban sobremanera, por su hechura e iconografía, a los bajorrelieves cristianos del temprano medioevo. (1) Tomé muestras que serán confirmadas en Tübingen a mi regreso.

De vuelta a la estancia, busque en el correo la respuesta de la Universidad. Infortunadamente, mis reparos se habían realizado. Wärtherman desestimaba el nuevo rumbo de la investigación, echando por tierra mis observaciones. “[…] Recomiendo que deje estos asuntos a los astrólogos, quiromantes, mediums y otros charlatanes; a los literatos en el mejor de los casos. Si no quiere convertirse en uno de ellos, cíñase a los más estrictos preceptos científicos y mantenga el rumbo fijado por mi tutoría; de lo contrario el comité se verá obligado a descontinuar el financiamiento de su trabajo de campo. Esperamos ansiosamente noticias de sus progresos. Atte. Herr W.”

piedra encontrada en las inmediaciones del Golfo de San Matías.

Los paisanos almorzaban cuando llegué. A pesar de mis preguntas, ninguno osó comentarme qué fue de Rudecindo o del peón accidentado. Su inesperada ausencia y el sobrenatural silencio de sus compadres me alarmó hasta los tuétanos. Dispuse marcharme definitivamente. Reuní mis escasos petates y me despedí rápidamente de todos. Mr. Allen estaba en el casco. Salió a mi encuentro y estrechó mi mano deseándome suerte. Cuando lo miré a los ojos comprendí cada palabra de Rudecindo.

Bibliografía

1 – Ing. Martí, Fernando Flugerto: La llegada del Santo Grial a la Argentina, el golfo de San Matías y el cerro El Fuerte http://www.delphos.com.ar/content/est_002.htm

A %d blogueros les gusta esto: