Tag Archives: medios de comunicación

El ataúd de Schrödinger (parte 6)

5 Feb

CFK-Egiptóloga

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5

Allegro prestissimo con fuoco: La Egiptóloga

El 28 de Agosto de 2012 la presidente anunciaba la creación de un polo audiovisual en la Isla Demarchi. En esa ocasión, por Cadena Nacional, dijo: “Amo construir, debo ser la reencarnación de una gran arquitecto egipcio.” [1] Quienes conocen mis predilecciones paranóicas corrieron a avisarme sobre el discurso, que por supuesto no estaba escuchando. Es que para la mayoría de la gente tal vez sea un dato menor, un síntoma megalomaníaco más de los que acusan a la mandataria, no sin fundamentos. Pero para la creciente aldea “conspiranoica”, no es sólo eso, es todo: una declaración de parte y principios, una invocación mágica de una oficiante consciente de su labor y poder. Al saber por numerosas fuentes de sus filiaciones masónicas, no resulta incoherente ni casual la alusión al Antiguo Egipto, o al Gran Arquitecto. Y como aseguraba Salbuchi, “Si este truco lo armaron los Kirchner lo tienen que haber armado con el apoyo y la cobertura de instancias muy arriba.” [2] ¿Qué instancia inmediatamente más arriba, con una competencia comprobada históricamente para Psy o Black-Ops, como la falsa muerte de un presidente, que la Masonería u otras sociedades secretas análogas, cultoras de la sabiduría egipcia y tributarias de sus “dioses”?

Sin embargo no era la primera vez que CFK se comparaba con sus ídolos imperiales o dejaba ver su admiración por ellos: ya en 2010, al inaugurar en Ushuaia el gasoducto sobre el Estrecho de Magallanes, había afirmado sentirse “como Keops frente a la pirámide terminada”[3]. Numerosas veces la presidente arregló su agenda para desviar el itinerario oficial y hacerse tiempo de visitar museos y reliquias en diversas partes del mundo, como en Luxor o Berlín, y no es la única en hacerlo; muchos políticos iniciados emprenden este tipo de ‘peregrinaciones’ en sus giras diplomáticas. Los casos de Madeleine Albright y Obama son los más reconocibles. CFK incluso empezó trámites que no prosperaron, para traer exposiciones de arte egipcio antiguo a la Argentina[4]. En un descriptivo análisis del escritorio presidencial, el golpista matutino La Nación logra reconocer un minúsculo busto de Nefertiti en el costado derecho de la fotografía [5]. Muchos reconocen a Nefertiti como una basal influencia para la “compañera jefa” al punto que artistas han llegado a retratarla escultóricamente para una muestra de arte y humor político [6].

029b1011 Existe una segunda psicografía parraviciana que habla a las claras de la actual líder, según conjeturo, en relación directa a los mencionados intereses presidenciales. La psicografía reza “Egiptóloga en Argento” y muestra una figura de largo cuello y aureola estrellada. Similar morfológicamente a la fémina invertida de “La Incógnita Argentina”, la mujer preside un paisaje con una pirámide, un ojo que todo lo ve, una hoz y otros detalles más sujetos a una libre interpretación, como esa silueta que en el lado derecho parece delinear una mano con el pulgar en alto, en signo de aprobación.

El acto de la noche de la reelección en Octubre de 2011 puede ser interpretado como consagración de CFK en tanto avatar de Isis. En él, un telón de fondo hecho de leds proyectaba la bandera Argentina con sus franjas heterodoxamente en sentido vertical contrariamente al sol central, en la orientación apaisada original. Las franjas celestes hacían las veces de Jaquin y Boaz; las columnas del templo, representaciones de la dualidad a ser trascendida. Mientras, desde el punto de vista adecuado, que muchos fotógrafos obtuvieron al parecer sin dificultad, los rayos del sol marcial coronaban convenientemente la testa presidencial, como la de la Libertas neoyorkina, entronizando a la líder argentina cual “diosa” viviente: Toda una hazaña de ingeniería simbólica para un impactante “Masonic Sorcery Theater”.

CFK-Isis

Dentro del imaginario parraviciano Egipto es constantemente mencionado, llegando a ser equiparado a la Argentina, volviéndose incluso metáfora de esta. Algunas de las profecías que así lo muestran son:“Era demoníaca será la era de la hora, hora de paz llegará a esta para demostrar la existencia de Cristo. Egipto dirá.”; “Ya Cristo llega. Morire est. Egipto hablará. Núcleo. Roma.”; “Maranahata. Cristo. Fe. Egipto hablará.”; “El fuego Egipto se impondrá. Egipto dirigirá. Egipto matará. Egipto dirá en Argentina.”[7]

En el sitio Argemto Foro Activo se explica extensivamente la relación entre Egipto, Argentina y su presencia profética en Parravicini. La palabra ‘Egipto’ tiene según los foristas de Argemto, dos acepciones: “La Casa del Espíritu de Ptah” y “Más Allá del Egeo”. En la primera definición es importante el nombre propio. Ptah, principal dios creador del imperio antiguo, el más poderoso del panteón, fue patrono de los albañiles, constructores y arquitectos, identificado con la hegemonía Menfita y edificador de todos los templos y ciudades. La metáfora del dios constructor o arquitecto es muy recurrente, llegando al punto que podemos trazar paralelismos bastante obvios entre el Demiurgo, Cronos, El Gran Arquitecto, Javhe, y muchos otros nombres, probablemente todas formas de identificar al mismo ente o conjunto de entes cuatridimensionales que establecieron liasones con todos los pueblos antiguos.

CFK-Egiptóloga2

Como si eso fuera poco, la representación de Ptah incluye una cofia o gorro esférico azul, cuyo perfil lo hace muy similar al de la Egiptóloga y al de la mujer invertida de ‘La Incógnita…’. [8]

¿Existe en la actualidad nacional otra mujer con visibilidad e influencia suficiente, con reconocibles intereses y gustos, capaz de ser nominada como la Egiptóloga, además de CFK? Viendo sus delirantes declaraciones e interés egiptológico a la luz de la obra parraviciana, la consiguiente identificación de la presidente como la presunta Egiptóloga argentina deja de ser ya una mera especulación peregrina para pasar al estatus de asociación bastante directa entre puntos cada vez más conexos.

Pero eso no es todo. Las pocas dudas que han de persistir sobre su presunta filiación ocultista a favor de una agenda extraña al bienestar de sus representados pueden fácilmente ser disipadas cuando se la escucha repetir las palabras “Nuevo Orden Mundial” en varias de sus apariciones y discursos, mantra con el cual es absolutamente consecuente su gobierno. Muchos creen que el NOM es una entelequia persecutoria del conspiracionismo. Sin embargo, nada más lejos de la verdad. Correctísimos académicos del mainstream intelectual han estudiado e historiado este tema confirmando, basados en bibliografía ampliamente reconocida y sin resquemores, que efectivamente la élite tiene un plan de dominio mundial que se ejecuta bajo esos términos desde hace por lo menos un siglo y medio [9]. Otros autores, más populares y marginales, postulan que la élite ejecuta pacientemente este esquema desde tiempos remotos, designándolo internamente como “El Gran Trabajo de las Eras’. [10]

CFK-Nuevo-Orden-Mundial

El término y el concepto de un NOM es casi un tópico de alocuciones de CFK, como lo fuera en las de Gorbachov, Bush padre e hijo, Reagan y hoy Obama: en su visita oficial a la India dijo estar “relanzando nuestra relación con la India en el marco de un nuevo orden mundial” y refiriéndose a la relación de nuestro país con el asiático subrayó “estamos llamados a ser protagonistas en este nuevo mundo” [11]. Su más reciente referencia a semejante orden fue en la patriótica recepción de la Fragata Libertad en Mar del Plata, donde señaló: “[…] es necesario entender que esta lucha que estamos llevando a cabo los Argentinos no sólo es algo que importe a nuestro país, depende también en gran medida la suerte de un nuevo orden que debe darse en el mundo…” [12].

Al decir de David Icke podríamos, no sin cierta sorna, rematar: “Just a coincidence, nothing to worry about” [13].

Continuará…

Notas:

1 Cristina: Debo ser la reencarnación de un Gran Arquitecto Egipcio; 29/08/2012, Clarín.com

2 Casiardi, Lisandro: El Ataúd de Schrödinger (parte 3); 06/01/2013 Elheraldopsicotrónico.wordpress.com

3 Op.Cit; 29/08/2012, Clarín.com

4 Op.Cit; 29/08/2012, Clarín.com

5 Los secretos del escritorio de la Presidenta, 27/01/2012, Lanación.com.ar

6 El Reino de Bolonquia: Una sátira sobre la política argentina contemporánea; 19/09/2011, Clarín.com

7 Benjamín Solari Parravicini, Wikipedia.org – Solari Parravicini, Benjamín: Psicografías; Rosario, Eleven, 03/01/2008. Scribd.com

8 El por qué BSP identifica a EGIPTO como la Argentina…; 01/03/2009, Argemto.foroactivo.com

9 Hillard, Pierre: Historia del ‘Nuevo Orden Mundial’. 07/08/2010, Voltairenet.org

10 Icke, David; The Biggest Secret. Bridge of Love, Scottsdale, AZ, EE.UU. 1999. Pág. 6: “Al plan que llaman su ‘Gran Trabajo de las Eras’, llamaré el Programa de la Hermandad. La magnitud actual del control de la Hermandad no ocurrió en algunos años, incluso algunas décadas o siglos: puede rastrearse miles de años hacia atrás. Las estructuras de las instituciones de hoy en gobierno, banca, empresas, ejército y medios de comunicación no han sido infiltradas por esta fuerza, fueron creadas por ellos desde el comienzo. El Programa de la Hermandad es, en verdad, el Programa de muchos milenios. Es el desarrollo de un plan, paso a paso, para el control centralizado del planeta.”

11 “Estamos llamados a ser protagonistas de un Nuevo Orden Mundial”, 14/10/2009, Ambitofinanciero.com

12 Discurso de Cristina Kirchner en el acto de Mar del Plata por el regreso de la fragata Libertad; 09/01/2013, min. 15/17. Usuario: Resumen de los Medios, Youtube.com

13 Icke, David: Op.Cit.; Pág. 86.

Anuncios

El ‘Disparate’ de Levinas

29 Ene
-Les digo, el hombre y el perro trabajan en equipo...-, - Oh, por favor Trevor, vos siempre con ese asunto de las conspiraciones!-

-Les digo, el hombre y el perro están absolutamente trabajando en equipo…-, – Oh, por el amor de Dios Trevor, vos siempre con ese asunto de las conspiraciones!-

Una ficción breve sobre el Estado de Vigilancia en nuestro país desató un feroz sarcasmo en Twitter. ¿Qué hay de cierto en las afirmaciones de su autor?

por Martín Ivan Yañez

El pasado miércoles 23 de Enero estallaron las redes sociales destilando un sarcasmo innecesario. El objeto del escarnio era esta vez la semi-ficción periodística del director de PlazadeMayo.com, Gabriel Levinas, publicada en el matutino La Nación bajo el título “Los Disparates de un Paranoico” [1]. Para cuando me enteré del asunto el hashtag #Levinas ya era un trending topic chorreante de venenos y sin ningún abogado defensor. Me pregunté si el artículo del escándalo sería tan malo y/o tan mentiroso como para justificar semejante repilporoteo y decidí leerlo para despejar la incógnita. La verdad que no entendí le furia de los tuiteros. Sin atreverme a juzgar la calidad literaria del cuento de Levinas, algo para lo cual no me siento calificado ni viene al caso, su discurrir sobre el estado de vigilancia que se cierne sobre los quehaceres privados de justos e inicuos en nuestro país y en el mundo entero era bastante acertado, amen de la ficción. Más allá de cualquier simpatía personal, al ver su consonancia con ciertos informes y fuentes de nuestra publicación, hice lo debido para que el community manager del EHPsi oficie una siquiera humilde defensa al periodista, como si él la necesitara. Hoy veo que Levinas había esgrimido anticipadamente la argumentación de su premisa inicial y por consiguiente la demostración de su propia inocencia. Para ello realizó una entrevista a Beatriz Busaniche, especialista en comunicación de la Fundación Via Libre, cuyo sitio citamos en algunos de nuestros informes para denunciar el monitoreo generalizado a la ciudadanía [2]. En dicha entrevista Busaniche señala varios puntos a tener en consideración:

tuits-EHPsi-levinas

1- La tendencia generalizada y en aumento reciente de todas las administraciones en todo el país, sin diferencias de color político, a la compra de tecnología de punta en monitoreo y vigilancia. Se destacan el sistema de datos biométricos SIBIOS, anunciado el 7 de Noviembre de 2011 por la presidente [3], y los softwares de reconocimiento facial adquiridos por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Estos entre varios otros, como la tarjeta SUBE, por ejemplo.

2- La facilidad con que las comunicaciones digitales y redes sociales no sólo simplifican el acceso y almacenamiento de enorme cantidad de datos muy detallados de cada individuo, si no también el descuido de la población en general al otorgamiento voluntario y compulsivo de dicha información por medio de estas tecnologías.

3- El cambio en el modelo de vigilancia. A diferencia de otros momentos históricos como la Guerra Fría, donde la vigilancia era direccionada, bajo antecedentes y de cierto momento a futuro; en la actualidad gracias a las nuevas tecnologías, la vigilancia es multidireccional o total, retroactiva y sin presunción de inocencia. La catedrática destaca que esta filosofía funciona a la orden del día e indisimuladamente. Prueba de ello es el discurso de la presidente, de acuerdo al cual se infiere que si los datos de toda la población estarán en manos de la fuerzas de seguridad, entonces todos somos potenciales delincuentes. Este nuevo paradigma es definido con el término “soft power” (poder blando), ya que la presencia de vigilancia es constante pero no represiva. En ese sentido Busaniche hablaba de cultivar una ‘sana paranoia’. En oposición a la paranoia inconducente, la de pedir CCTV y plazas cercadas como solución a la delincuencia, esta paranoia postula la necesidad de cuidar la información personal, moderar la exposición electrónica innecesaria e instruirse al respecto.

4- Además de la naturalización con que en nuestro país vemos estos fenómenos, somos en general absolutamente renuentes a sostener un debate público en torno a las implicancias de este tipo de políticas, muchas veces no consensuadas, que seguimos viendo en favor de nuestra seguridad, aunque sean siempre en detrimento de nuestra privacidad y libertad de expresión. La asignación desde el nacimiento de un DNI a cada persona es un hecho excepcional que no se replica en gran parte del mundo y que muchos ignoramos es una medida dictatorial de los 60’s. Como si fuera poco que ese DNI tenga además, desde hace poco, un chip incorporado tampoco parece inquietarnos, si es que acaso lo sabemos.

Este último punto era el nudo de la indignación y sorna tuiteras. Existen ciertas verdades más o menos incómodas o intolerables, que se riñen con nuestro consenso de Realidad. Aunque dichas verdades bailen polka frente a nuestras narices y su ridiculización no resista el menor googleo, persistiremos en llamar paranoico a quien se atreva a señalarlas y tildaremos de Teoría Conspirativa a cualquier explicación que las incluya. La sola idea de que un gobierno encomilladamente democrático y disque progresista vigile a sus representados sin consentimiento previo parece descabellada y molesta, incluso aunque la misma presidente reconozca públicamente que el Estado poseerá la totalidad de los datos biométricos de los 40 millones de habitantes en los próximos años.

“Si nos conocemos mejor, nos cuidamos más”, tal el ‘simpático’ slogan del SIBIOS.

Por mal que caiga la crítica, según Busaniche el argentino sigue siendo un pueblo de borregos, donde prolifera generalmente la mentalidad de rebaño, la aceptación de la vigilancia por “no tener nada que ocultar” y para el cual la cultura impuesta por las dictaduras de “el silencio es salud” o “algo habrán hecho” está aun profundamente enraizada. Dichas idiosincrasias han sido modernizadas al normalizar al DNI como un objeto “garante de derechos ciudadanos” de acuerdo al discurso del ministro Randazzo, y sus variantes extorsivas adaptadas, al pensar que no tenemos nada que temer si pagamos nuestros impuestos como es debido, al decir de la presidente.

Para sumar en ecuanimidad podemos agregar que el supuesto refugio ideológico-partidario no exime a nadie del monitoreo actual o futuro pues, como afirma Busaniche, estas estructuras una vez montadas trascienden espacios políticos. Aunque explicar esto implica también un error: ¿Qué se supone, que debemos permitir que el mal ocurra a otros mientras no nos toque de cerca? Al respecto podríamos parafrasear, humorísticamente quizás, el famoso poema del reverendo Niëmoller, atribuido erróneamente a Bertold Bretch: “Primero vinieron por los socialistas y los troskistas, pero como yo era kirchnerista, no dije nada. Luego vinieron por los sindicalistas, los ecologistas, los estudiantes, los caceroleros y los Qom, pero como yo no lo era no protesté… Ahora vienen por todo, pero ya es tarde.” [4]

Tal vez sea necesario reconsiderar nuestro concepto de ‘delirio’ o ‘paranoia’ antes de reírnos demasiado de algo que no reviste mucha gracia. Tal vez también debamos utilizar nuestra curiosidad para googlear cosas más relevantes para nuestra vida y nuestro futuro, además del Gangman Style y la última vedette devenida política. Gran parte de la información está ahí, al alcance, justamente porque el poder concentrado da demasiado por sentado nuestra flojera y la efectividad de sus métodos de distracción. Tal vez sea hora de dejar de dar ventajas y empezar a unir los puntos que arman la figurita. Precisamente, teniendo en cuenta que Vía Libre basa sus acusaciones únicamente en datos correctamente comunicados por boletines o anuncios oficiales y sobre todo porque Busaniche insiste en estar “pensando bien, sin caer en teorías conspirativas”, podríamos concluir que esta es sólo la punta del iceberg conspiranoico. Por mi parte lo bueno es que, a diferencia de ella, yo soy optimista.

Fuentes:

Rodriguez, Katitza; Biometría en Argentina: La vigilancia masiva como política de Estado; 10/01/2012, Vialibre.org

Busaniche, Beatriz; Estado de vigilancia generalizado en Argentina; 10/05/2012, Vialibre.org

Busaniche, Beatriz; Control para Todos; 23/04/2012, Vialibre.org

Notas:

1 Levinas, Gabriel; Los disparates de un paranóico; 23/01/2013. Lanacion.com.ar

2 Casiardi, Lisandro; El Misterio del Pibe Trosko (parte 3); 13/11/2012, Elheraldopsicotronico.wordepress.com: ” […] en un contexto donde un gobierno ‘democrático’ sanciona una Ley Anti-Terrorista y tiene un proyecto de espionaje de la protesta (Proyecto X), junto a otros métodos de control social, como la Tarjeta SUBE y el nuevo DNI, que poseen la capacidad de acarrear GBytes de información, un detalle casi desconocido para la población de a pie. Por lo demás, conocidos son los casos de censura, persecución y hackeo de varios portales de noticias como Medios y Opinión, Tribuna de Periodistas y LeakyMails, entre otros. Con las características que le son propias, el Pibe Trosko es una herramienta con los mismos métodos y propósitos que una operación de contrainteligencia, de la magnitud que fuera.

3 Creación del Sistema Federal de Identificacion Biometrica; 07/11/2011, Youtube.com

4 Sordo Medina, Jesús; Bertold Bretch: “Y por mí vinieron” por Martin Niëmoller, pastor protestante; 17/07/2012, Homohominisacrares.net

El ataúd de Schrödinger (parte 5)

27 Ene
Néstor no solo Vive, si no que la pasa bomba...

Néstor no solo Vive, si no que la pasa bomba…

Las versiones no oficiales sobre la ‘muerte’ de Néstor Kirchner y su plausibilidad

por Lisandro Casiardi – leer parte 1, parte 2, parte 3, parte 4

Prestíssimo: La Incógnita Argentina

Mi primer acercamiento a las variopintas versiones sobre la presunta falsedad de la muerte de Kirchner se dio vía Youtube. Haciendo mis investigaciones en los marginales campos del conspiracionismo kirchneriano, me topé con una serie de videos que imbricaban astutamente diferentes teorías de orden internacional más o menos comprobadas, con la muerte del ex-presidente. Uno de estos videos, editado por el youtuber ChipandolfoMorrison, desglosa toda una serie de anécdotas de la década kirchneriana apuntando a desentrañar el germen masónico oculto en ellas. La pieza, musicalizada por una versión newage de Losing my Religion de REM, reza las siguientes afirmaciones: “El Carnaval es una fiesta saturnalia en honor a Baal; en la saturnalia se realizaban sacrificios y orgías de todo tipo en honor a Baal. Los masones lo saben porque continúan adorando al mismo dios. [Cristina Kirchner] mostrando su ojo izquierdo declaró los días de carna-baal como feriado nacional. Los masones también son conocidos como los hijos de la viuda (Isis), Isis llegó al poder luego de su esposo Osiris. Cristina es Isis, la viuda, Osiris es Kirchner, el difunto. El velorio fue a cajón cerrado. Sellado como la caja en la que Seth encerró a Osiris cuando lo mató.”

El video prosigue con una serie de coincidencias simbólicas muy poco casuales, que suman al paralelismo entre la santísima trinidad egipcia y la ‘sagrada’ familia presidencial, para cerrar con la presentación y el análisis minucioso de una pieza única en este caso. Se trata de un dibujo de un artista plástico argentino que entre las décadas del 30’ y el 70’ profetizó buena parte de los acontecimientos más relevantes del siglo XX y XXI, algunos de ellos con muchas décadas de anticipación. El profeta en cuestión es Benjamín Solari Parravicini [1] que vaticinaba por medio de una conjunción de dibujo y poesía perpetrada vía automatismo psíquico, arrojando estos resultados que él daba en llamar “psicografías”.

Muchas de las psicografías de Parravicini han sido ya confirmadas por hechos históricos tan importantes como la caída de eje fascista, la bomba atómica, la Guerra Fría, la carrera espacial, la irrupción de la TV, el ataque a las Torres Gemelas y la crisis financiera de 2008. Sin embargo existen algunas, tal vez las más enigmáticas, que aun restan ser reveladas. Una de ellas ha estado dando que hablar por sus semejanzas con los episodios de la desaparición del ex-presidente. Las coincidencias son más que fascinantes y aunque no constituyen en si prueba alguna, podrían ser una señal a la luz del asombroso grado de certitud de la obra Parraviciana. Su nombre, La Incógnita Argentina, es ya de por sí sugestivo. Para analizarla en todo su detalle y complejidad la recorreremos símbolo a símbolo:

Benjamín Solari Parravicini, "La Incógnita Argentina".

Benjamín Solari Parravicini, “La Incógnita Argentina”, 1939.

El Féretro: La psicografía muestra una figura de ojos abiertos yacente en una cajuela o féretro. La misma cuenta con una capelina o halo triangular en su testa, similar al pañuelo de Madres de Plaza de Mayo ofrendado en el funeral.

La mujer: En la cabecera del ataúd flota una figura feminoide invertida cuya actitud parece de congoja. Es menester señalar que en la aplicación mágica de los símbolos, la inversión de los patrones geométricos o la subversión de la simetría, implica una negativización de la fuerza simbólica, que puede señalar falsedad o inicuidad en lo representado [2]. ¿Será en este caso que la congoja invertida devela impostura? El video anteriormente citado menciona que los masones se autoproclaman como “Los Hijos de la Viuda”. Esto se debe, según cuenta la leyenda, a que luego de la muerte de Hiram, arquitecto del templo de Salomón, los albañiles de la obra se pusieron al servicio de su madre que era viuda y se llamaron a si mismos hermanos de su maestro. Otras interpretaciones alegan que la viuda es Isis y los miembros de la orden son sus adoradores [3].

El ataúd, el pañuelo y la incógnita que crece...

El ataúd, el pañuelo y la incógnita que crece…

El Buho: Desde un hueco en el lado derecho inferior del dibujo vigila un ojo que aparenta pertenecer a un buho cornado. El buho es uno de los símbolos de la élite global, una de las representaciones de las entidades negativas veneradas por esta en sus ritos. El buho, el águila y otros animales son formas cifradas de caracterizar a las entidades invisibles al ojo físico, convocadas por las sociedades secretas por medio de ofrendas sacrificiales, a cambio de poder en el plano tridimensional. El buho de Minerva era un símbolo de los Iluminatti de Baviera y es venerado en el Bohemian Grove, una cofradía que se reúne en un predio hiper exclusivo en los bosques de sequoias al norte de California [4]. Allí políticos, magnates y estrellas del esteblishment se congregan regularmente en secreto y algunas fotos filtradas de la década del 50’ retratan a los entonces futuros presidentes Reagan y Nixon, desconocidos aun en la escena política. En el Bohemian Grove- Bosque Bohemio- los oficios son impartidos a la vista de un buho símil piedra de 12 metros de estatura que mudo, atestigua los rituales frente a un lago. Todo parece indicar que Parravicini nos habla de un poder elitista tras bambalinas, operando la situación.

El buho de minerva, en el sello de los Illuminati de Baviera, en el mapa de Capitol Hill y el un fotomontage humorístico de David Dees sobre Bohemian Grove, en comparación con la figura de Parravicini...

El buho de Minerva, en el sello de los Illuminati de Baviera, en el mapa de Capitol Hill y en un fotomontage humorístico de David Dees sobre Bohemian Grove, en comparación con la figura de Parravicini…

La hoz: la interpretación profana de este símbolo nos habla de su relación con el campesinado bolcheviche y los soviets. Sin embargo poco se atina a ver la significación previa de esta imagen en la cultura occidental. La hoz fue el instrumento con el cual Cronos o Saturno, el dios padre Zeus, castro a su progenitor Urano para destronarlo. Dado ese antecedente mitológico el instrumento de cosecha era identificatorio de dicha deidad. A Cronos, conocido fagocitador de su progenie, se lo asocia con Moloch y con el irascible Javéh del antiguo testamento, de similares hábitos y probablemente todos ellos versiones de una misma entidad [5]. Si los padres de la Unión Soviética pusieron este símbolo en su bandera es, claro está, no solo por su relación con la plebe cuyo favor ansiaban conquistar. Como indica el periodista estonio Juri Lina, todos en la cúpula fundadora de la URSS eran masones de alto grado que, de acuerdo a varios testigos de la época muy involucrados en la Revolución de Octubre, realizaron las masacres a gran escala que establecieron y encumbraron la nueva nación “proletaria” en sacrificio a seres invisibles que los patrocinaban [6]. En el caso de la psicografía de Parravicini, la hoz tal vez nos hable de la supuesta herencia ideológica izquierdista de la que se jacta públicamente la administración kirchneriana, mas en un sentido profundo quizás se distinga una relación con la escenificación de la “incógnita” como una ofrenda al ser reverenciado por los hombres detrás del telón.

La hoz, símbolo de Cronos-Saturno en la bandera de la URSS y en la psicografía parraviciana...

La hoz, símbolo de Cronos-Saturno en la bandera de la URSS y en la psicografía parraviciana…

Formas vegetales: muchos intérpretes de la psicografía ven en las formas vegetales a los frutos de la planta del cacao, y por dicha razón atribuyen su presencia a una post-muerte de Néstor Kirchner en tierras tropicales. Si así fuera el caso, la planta de cacao carga un simbolismo enormemente sagrado en la liturgia de los imperios precolombinos y elocuente en una supuesta relación con la “Incógnita Argentina”: Los mayas creían que el xocolatl que bebieran en vida los alimentaría después de la muerte. Los aztecas por su parte creían que la planta era un regalo del dios serpiente Quetzacoatl, al bajar de los cielos para transmitir la sabiduría a los hombres [7].

Las foras vegetales de la Incógnita y su semejanzas a la planta, flor y fruto del cacao, en fotografias y otras representaciones.

Las formas vegetales de la Incógnita y su semejanzas a la planta, flor y fruto del cacao, en fotografias y otras representaciones.

Trinidad Egipcia: En la psicografía se leen las palabras “Osiris, Isis, Amenphis”. Como adelantamos en apartados anteriores, Osiris fue el dios solar egipcio muerto y descuartizado por su hermano Seth, contraparte suya, dios de las tormentas de arena, arquetipo de la oscuridad y la noche. Seth encerró su cadáver desmembrado en una caja que arrojó al mar, pero en el miasma de carne una pieza se perdió: su pene. Cuando Osiris fue encontrado y revivido su miembro tuvo que ser suplantado por una prótesis de oro. A partir de entonces su falo es el símbolo solar que se yergue en forma de obelisco a lo largo y ancho del mundo desde la antigüedad. Su esposa Isis es la diosa de la fertilidad y madre de Horus, el dios crístico egipcio que llevaba los nombres Mitra, Dionisos y Tammuz en Fenicia, Sumeria y otros lares del Asia Menor. Las interpretaciones más difundidas de la psicografía, de hecho casi todas las que he leído, traspolan las figuras de Isis y Osiris a CFK y Néstor Kirchner, y si bien no se menciona en ella a Horus, transliteran la palabra Amenphis como Amenhotep o Amenophis III [8], faraón que subió al trono siendo niño y cuyo gobierno fue regido por su madre. Esto se ve como vislumbre de un posible mandato de Máximo Kirchner. Otras explicaciones arguyen que se habla de A-Menphis, refiriéndose a Menphis la capital del imperio egipcio, en comparación a Buenos Aires, la capital y ciudad más importante del país. Sin embargo, debido a la presencia de un pequeño y taciturno personaje de perfil- mirando a la figura materna invertida- desde la esquina superior derecha, me inclino personalmente por la primera lectura.

image[30]

Otros youtubers y sitios en la web incluyen además interpretaciónes consciente-paranoicas sobre las imágenes cenitales del funeral, donde creen ver la diagramación coreográfica de un Ojo de Horus en la disposición del cajón, la alfombra redonda, los 4 granaderos en cada esquina y la multitud en derredor [9]. El Ojo y la pirámide aparecen alucinantemente en otra importante psicografía de Parravicini, que muchos creen, habla de estos sucesos y sus consecuencias.

Continúa en parte 6

Notas:

1 Benjamín Solari Parravicini, Wikipedia.org – Solari Parravicini, Benjamín: Psicografías; Rosario, Eleven, 03/01/2008. Scribd.com

2 Hall, Manly Palmer; The Secret Teachings of All Ages, 1928/John Bruno Hare, 2004. Ebookbrowse.com. Pág. 302: “In symbolism, an inverted figure always signifies a perverted power (…) Black magic is not a fundamental art; it is the misuse of an art. Therefore it has no symbols of its own. It merely takes the emblematic figures of white magic, and by inverting and reversing them signifies that it is left-handed.”

3 Widow’s Sons; Masonicdictionary.com

4 Melanson, Terry: Owl of Wisdom: Illuminati, Bohemian Club, Schlaraffia, James Gordon Bennett Jr; 08/03/2009, Conspiracyarchive.com. Bohemian Grove 2011, El Campamento de Verano de la Élite; 02/07/2011, Pijamasurf.com.

5 Hoffman, Michael A. II; Secret Societies & Psychological Warfare, Wiswell Rufin House, Dresde NY, 1992. Pág. 11: “The sickle symbolizes Saturn, also known as Chronos-Saturn or as the Greeks called it, Demiurgos, the operating engineer of the universe as opposed to the Creator of that universe. In the reign of Saturn we see exorbitant building and modeling activities and this is reflected in the masonic reference to their god as the ‘Big Builder’ or ‘Architect.'”

6 Lina, Juri; Under the Sign of the Scorpion, 1994. Animatrix.org “Certain ‘historians’ have tried to conceal that some cabbalistic signs were also found on the same wall. These signs were impossible to simply explain away and so Edvard Radzinsky kept quiet about them. The signs were eventually deciphered: ‘The Tsar was sacrificed here, by order of the secret forces, to destroy the state. This is told to all nations.’ (Komsomolskaya Pravda, No. 169, 1989, Vilnius.) This was confirmed by the historian Sergei Naumov. This alone is evidence enough to prove that this had been a Jewish ritual murder, since this cabalistic text also indicates the Old Testament (Daniel 5:25): “Mene, mene, tekel, upharsin!” (which, among other things means that the kingdom has been divided or destroyed).”

7 Theobroma Cacao, la leyenda; Wikipedia.org

8 Amenofis III, Wikipedia.org

9 Néstor Kirchner, ¿Vivo, muerto, suicidado, asesinado o suplantado?, 31/10/2010, Batallaespiritual.wordpress.com

La paranoia fundamental de Michael Hoffman

18 Ene

they-live

Aeolus Kephas realiza una crítica implacable a un importante libro en el género conspiranóico, Secret Societies & Psychological Warfare (1992) de Michael A. Hoffman.

Trad. por Franco Vico – fuente original NewLeafsDescargar el libro en inglés original

Es difícil imaginar una inteligencia más penetrante apremiada por una ideología tan tristemente conservadora como lo muestra el caso de Michael Hoffman. En Sociedades Secretas y Guerra Psicológica, Hoffman ofrece algunos asombrosos análisis sobre las turbias aguas de la Teatral Hechicería Masónica y la intriga política posmoderna. Aun así Hoffman parece haberse desquiciado bajo el impacto de sus propias revelaciones, ya que el trabajo en general es severamente reducido por las conclusiones “morales” y los juicios personales que el autor impone a sus hallazgos, y a sus lectores.

Hoffman arroja juicio no solamente sobre las facciones políticas que (él arguye) controlan nuestra sociedad en todo nivel por medio del abuso de ciertos principios ocultos; si no que también pone en cuestión la practica misma del ocultismo. De hecho, la perspectiva de Hoffman está casi perfectamente alineada con la del fundamentalismo Norteamericano, aunque en otros aspectos se posiciona en contra de este grupo como lo está- aparentemente- en contra de cualquier otro. Los chivos expiatorios de Hoffman (ya sean perpetradores o títeres de su hipotética agenda sombría) incluyen a John Dee, Aleister Crowley, Eliphas Levi, Robert Anton Wilson, Terence McKenna y la primer película Matrix (extrañamente, Hoffman es admirador de los libros y Films de Hannibal Lecter). Si tuviera tiempo su animosidad estaría también direccionada a Carlos Castaneda, Jacques Vallee, John Keel, Whitley Strieber, y a cualquier otro escritor “ocultista” decente, vivo o muerto (aparte de él mismo, claro está).

Una excepción es Jim Keith, a quien Hoffman etiqueta como un escritor “anti-ocultista” como si otorgara con ello la recomendación más alta posible; Hoffman incluso alude a que la muerte de Keith (reconocidamente sospechosa) resultó de su valiente denuncia del ocultismo (algo nuevo para mí). Por momentos la visión de Hoffman sugiere que sólo aquellos personajes asesinados por sus creencias (como el “Anti-masón” Edgar Allan Poe- víctima de la “mentalidad grupal”- y Christopher Marlowe) son de confianza. Nunca pone en juego la posibilidad de que su omnipotente Dios (a quien rinde repetidas loas a lo largo del trabajo) debería proteger a sus más leales agentes de semejante perjuicio; aparentemente solo la todopoderosa criptocracia de Hoffman puede decidir entre la vida y la muerte.

La paranoia fundamental de Hoffman postula un complot global que es nada menos que el trabajo preliminar para “el abierto e indisimulado reino de Satán en persona”. Empaqueta juntos a todos los intereses y propósitos ocultistas como parte integrante de este diabólico complot. La Kabalah y el ocultismo en general no son meramente sistemas de los que han abusado individuos inescrupulosos, son corruptos en sí mismos- y ni siquiera en el sentido de ser impuros, si no absolutamente malvados. Y ay de aquel embaucado por las astutas manipulaciones y siniestros juegos mentales de esta pandilla diabólica- a quienes Hoffman atribuye el esencial pecado del hubris- si piensa que podemos actuar conscientemente en pos de nuestro propio desarrollo. Como lo dice Hoffman, la única forma proba de vivir es en perfecta sumisión a su Dios (Cristiano), aceptando nuestras limitaciones y renunciando a “Satán” y junto a él a toda herética enseñanza (oculta), excepto a las de Hoffman. Incluso recomienda a aquellos deseosos de verdadera sabiduría que lean la Biblia.

Él escribe: “Fue Dios quien intervino para fijar los límites, hacer divisiones y sembrar fronteras y separación… por lo tanto sabemos que los autores de la maquinal unidad y su lenguaje son diabólicos y no divinos, y que la unidad cuando es usada en el sentido de un ‘Nuevo Orden’ universal y secular es de hecho un orden muy anticuado despreciado por Dios… ahí yace la escisión en la Historia Occidental: entre los profetas de la expansión irrestricta y los defensores de los límites prescritos por la ley divina”.

Para darle lo que es justo, Hoffman construye un alegato extremadamente fuerte contra nuestra cultura actual, por ser inherentemente corrupta y degradante. El tema es que su forma de argumentar lo socava muy gravemente. Hoffman nunca parece considerar la posibilidad de que los símbolos, enseñanzas y terminologías ocultas de los cuales abusan las sociedades secretas para sus propios malévolos fines, puedan tener algún valor más allá de los sórdidos usos a los que han sido expuestos. Al vincular la “caída” de la Humanidad al origen de estos sistemas, él arriba a la conclusión de que esto es en sí, prueba de su falta de credibilidad. La idea de que estas herramientas y símbolos son lo único que nos queda para navegar la oscuridad proyectada por la pérdida de la consciencia divina no se le ocurre a Hoffman; o si acaso lo hace, él la descarta como si se tratara de un obstáculo más entre nosotros y un necesario sojuzgamiento al Ser Supremo.

El Dios de Hoffman, como su Satán, es una fuerza externa a ser adorada y obedecida (o resistida y vilipendiada) si es que queremos escapar a la horrible trampa de las demoníacas mentiras sustentadas por la elite en el poder. Primera entre estas está la blasfemia masónica, “No hay Dios salvo el Hombre”. Irónicamente, Hoffman parece admirar a William Blake, aun cuando Blake abogó por esa misma “blasfemia” cuando escribió que Dios solo puede expresarse y manifestarse en, a através y como Hombre. Hoffman está demasiado ocupado apuntando su miedo y desprecio hacia los egomaníacos magos negros como para, aparentemente, notar la diferencia entre aquellos que desean suplantar o negar a lo divino, y aquellos que buscan encarnarlo. Como resultado, su libro es a la vez tan exasperante como revelador.

En cierto punto Hoffman admite que, al revelar los planes de la oscura camarilla, puede estar involuntariamente sirviendo a sus fines. Sin embargo continúa y lo hace de todos modos. Citando a la Inteligencia Británica, él afirma: “Percatándonos de que nuestras actividades saldrán tarde o temprano a la luz, estructuramos nuestras acciones de manera que, mientras los investigadores conspirativos las descifran, liberarán información a la conciencia pública de modo tal que espejarán nuestro procedimiento iniciático. De esta forma, cuanto más nos investigan, más masas de gente son psicológicamente procesadas por la misma gente que busca desenmascararnos. El meme que constituye nuestra estructura esencial es mimetizado exitosamente dentro de la consciencia de quienes nos investigan. Nuestro éxito puede medirse precisamente por la medida en que nuestro trabajo es ‘descubierto.’” (Pág.77)

they-live::

Hoffman continúa: “Revelar estos secretos a posteriori en nuestros tiempos modernos, a un pueblo que carece de memoria, voluntad de poder e interés en su propio destino salvo mientras sirva a la exaltación momentánea o el entretenimiento, en verdad fortalece su esclavitud. La exposición y la publicidad por sí mismas, sin un entendimiento epistemológico más amplio de la Alquimia Hermética del proceso de control en sí, es peor que inútil, de hecho juega a favor de los conspiradores.” (Pág.78/79)

¿Será quizás el miedo de jugar a favor de sus adversarios la razón de Hoffman para estar tan abocado a propagar sus creencias religiosas y morales? Esto podría también explicar su insistencia en propugnar la supremacía de “Dios” y el correspondiente peligro y locura del desarrollo personal por medio de la “hechicería”. Por dichos medios, Hoffman tal vez siente que está difundiendo un mensaje “positivo”, junto con sus oscuras y posiblemente dañinas revelaciones del método.

No obstante, me llamó la atención al leer este libro que el “mensaje” de Hoffman y el giro que le da a sus revelaciones sirve a la agenda Masónica mucho más de lo que él imagina. Al demonizar las verdades ocultas y a las personas que ayudan a diseminarlas, Hoffman está efectivamente ahuyentando a sus lectores de la herética noción de tomar sus destinos en sus propias manos. Está abogando por los viejos rituales y desalentando el pensamiento individual o la exploración del espíritu (“expansión de la mente”, como él despectivamente lo llama), en favor de leer la Biblia. ¿Habrá Hoffman tomado un ácido en mal estado, allá por los 60’s? Para ser un pionero de la Conciencia Paranoica es bastante cuadrado.

“A Aaron lo mató el Gobierno”

16 Ene

aaron-swartz

Lo dijo Robert Swartz- padre de Aaron Swartz, activista por la libertad de información- y culpó a los fiscales de los EE.UU. por la muerte de su hijo. Adrew Blake, de RT, informa desde el conmovedor funeral del martes por la mañana en las afueras de Chicago.

Trad. por Christian Colangelo y Franco Vico – Fuente original RT.com/usa

Aaron Swartz, de 26 años, fue hallado muerto el Viernes a causa de un supuesto suicidio. Swartz ha sido crucial en el diseño del software destinado a volver Internet fácil y abierto a todo el mundo, también co-fundó Reedit y Demand Progress- uno de los sitios más visitados de la web y una organización activista altamente difundida, respectivamente.

Pero mientras amigos, familiares y seres queridos recordaban el amor de Swartz por la tecnología y su completa dedicación, los concurrentes no rehuyeron en reconocer los tremendos problemas legales que atormentaron al activista en los últimos años.

En 2011 fiscales federales acusaron a Swartz de una serie de delitos de acuerdo a la Ley de Fraude y Abuso Cybernético, crímenes que podrían haberlo enviado a la cárcel por más de 35 años. De acuerdo al gobierno Swartz, desde un edificio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, descargó millones de trabajos académicos y universitarios del servicio JSTOR con la presunta intención de distribuirlos gratuitamente.

“Aaron no se suicidó si no que fue asesinado por el gobierno” dijo Robert Swartz durante el servicio del martes en la Sinagoga de la Avenida Central en Highland Park, Illinois. “Alguien que hacía de este mundo un lugar mejor fue empujado a la muerte por el gobierno”.

Durante el funeral, que duró poco menos que 90 minutos, términos como “googlear”, “Anonymous”, “hackers” o “Ley de Fraude y Abuso Cybernético” eran pronunciados tan naturalmente como si incluirlos en la ceremonia hubiera sido algo esperado. Taren Stinebrickner-Kauffman, la novia de Swartz, dijo entre risas y lágrimas, que uno de sus últimos recuerdos más agradables de Aaron fue un momento a la mañana temprano hace algunas semanas en que él insistía en que lo ayude a analizar una ecuación algebraica que estaba determinado a resolver. En su discurso, así como en los de los demás, el enfoque general era que, para los más cercanos a este genio cybernético, Swartz era un valuarte del cambio social. “Aaron significó mucho más para nuestra comunidad que cualquiera que conozca” dijo Stinebrickner-Kauffman, quien conoció a Swartz en un unido círculo de activistas de New England. “Aaron deseaba tan profundamente cambiar al mundo” dijo ella, más que adquirir fama y fortuna. Y sin embargo, a pesar de esas intenciones, la inminente posibilidad de una condena criminal complico las cosas para Swartz desde su procesamiento en 2011.

En las últimas semanas “estaba tan cansado”, recuerda Stinebrickner-Kauffman. “Me decía ‘¿Hasta cuando voy a sentirme de este modo?’ ”. Con el fallecimiento de Swartz, dice su novia, depende ahora de sus colegas y pares llevar adelante la causa por la cual él fue tan apasionado.

“No hay nada que Aaron hubiera querido más, si no que nosotros aprovechemos esta oportunidad y cambiemos el mundo” dijo, llamando a la comunidad de la que Swartz formaba parte, para continuar reuniéndose sin él en pos de la justicia. Si la comunidad puede aunar fuerzas y avanzar en su defensa, dice ella “los fiscales dejarán de perseguir a jóvenes inocentes” como Aaron.

En el resto de su discurso Stinebrickner-Kauffman habló duramente sobre el fiscal general de Massachusetts que levantó cargos contra Swartz, al igual que de la institución que algunos afirman pudo haber evitado que el gobierno federal continuara con el caso y no lo hizo.

La “falsa caracterización” lanzada por la procuraduría general de Massachusetts, dijo el padre de Swartz, fue la probable causa de la muerte de Aaron. La gente aplaude por doquier a íconos de la informática como Bill Gates o Steve Jobs en tanto visionarios, dijo Robert Swartz, y aunque su hijo era mucho más inocente a los ojos del público en general, no lo era para el gobierno federal.

Previo a los días de Apple, recuerda Swartz padre, Jobs y su socio Steve Wozniak “estafaban a las compañías telefónicas” vendiendo la pequeña “caja azul”, un aparato que le permitía a cualquiera en todo el país realizar llamadas de larga distancia gratuitamente. Por su parte, el desarrollo de Gates del BASIC de Microsoft era cuando mucho “rudimentario”, dijo Swartz padre. “Esta gente es celebrada, idolatrada por nuestra cultura” afirmó, “¿Cómo es entonces que Aaron hizo algo que ni siquiera es considerado ilegal y lo destruyeron por ello?” preguntó. El Sr. Swartz también dirigió duras palabras al MIT, que a diferencia de JSTOR, fue implacable en la persecución del supuesto criminal. “Intentamos una y otra vez que MIT nos ayude y muestre algo de compasión” dijo su padre, pero “sus asuntos institucionales parecían más importantes que la compasión”.

Seguido a la muerte de Swartz, miembros del grupo activista hacker Anonymous lograron acceder sin autorización al servidor de MIT y postearon un tributo que fue referido durante el servicio del martes, el cual también incluyó elegías de algunas de las figuras más respetadas de la Internet.

Tim Berners-Lee. un científico británico que contribuyó al desarrollo de la “Red Mundial” (www), se refirió a Aaron Swartz durante el funeral como “un viejo Sabio” de las computadoras y la comunidad informática. Cuando Berner-Lee se encontró a Swartz, este tenía apenas 14 años.

“Nunca encontré a nadie con tal sentido ético” dijo Berners-Lee, “El sabÌa de escribir codigos… Podría haber cambiado el mundo […] Hasta el ultimo momento estuvo luchando por lo que consideraba correcto

Lawrence Lessig, un académico y activista político que conocía a Aaron Swartz desde hacía una década, se refirió a la acusación del gobierno hacia su amigo como algo fuera de lugar, un ejemplo de idiotez. Elliot Peters, el abogado de Swartz en el caso JSTOR dijo que los pares y compañeros de Aaron, quedaron sin una persona “cuya pasión por la libertad y la justicia”  y “desconfianza por el poder” no tenia comparación. Peters se refirió a la misma desconfianza en su elegía, y condenó a los mismos fiscales federales que serían en parte responsables de la muerte de su cliente. “Aaron, lamentablemente, les dió la oportunidad de hacerse con el caso” dijo, “algo de lo que podrán jactarse”. “Nunca les importó saber quién era Aaron realmente, o qué era lo que estaba haciendo” dice Peters. Por su parte, consideraba Swartz un ” pequeño y brillante joven” y comparó su causa contra el gobierno con la de los patriotas americanos durante la revolución.

“Aaron seguirá siendo un vocero del bien” dijo su padre cerca del final de la ceremonia. “Pasó su corta vida intentando hacer del mundo un lugar mejor para todos”. “Desinteresado” fue un calificativo que se utilizó incontables veces durante el funeral por personas que se referían a la insistencia de Swartz por poner a los demás antes que sí como una de sus mayores virtudes.

“Tu dolor no será equiparable a tu trabajo, porque tu pesar nunca terminará” dijo Peters en cierto momento para citar el Macbeth de Shakerspeare. “Por más que nos duela, sepamos que tendremos que cambiar el mundo y no debemos detenernos” dijo el Sr. Swartz antes de concluir la ceremonia. En estos momentos se planifican homenajes a Aaron a lo largo y ancho del país. Cientos están esperando una reunión masiva en Nueva York para este fin de semana en el Times Square.

Aaron Swartz ¿un suicidio?

14 Ene

swartz-635x357

Con 26 años y una brillante carrera en el mundo de Internet desde los 14, el programador y cyberactivista Aaron Swartz fue encontrado muerto el pasado 11 de Enero

por Martín Iván Yañez

Es muy pronto tal vez para analizar en toda su profundidad un caso como el de la prematura y trágica muerte de Aaron Swartz. Tampoco es nuestra intención como medio realizar peregrinas afirmaciones que falten el respecto al sentimiento de congoja que muchos hoy abrigan en la comunidad cibernética y en general, a raíz de esta inesperada pérdida. Lo cierto es que, como buscadores de la verdad hemos siempre de preguntarnos más allá de la percepción pautada de las cosas, de las versiones oficiales, tal y como lo indica la premisa de este sitio.

Me enteré del fallecimiento de Swartz como casi todo el mundo, leyendo las noticias. Lamenté mucho el hecho aunque desconociera en gran parte hasta ese momento, su contribución a la evolución de la web.

Al día siguiente un amigo me acercó un artículo al parecer muy conocido, de un joven que se molestaba en refutar las aseveraciones del mismísimo Jim Wales, creador de Wikipedia, quien pretendía desmitificar la visión popular de que la mayor enciclopedia online es escrita en tandem por todos sus usuarios. Mientras Jim Wales aseguraba que el 73% del contenido de Wikipedia es aportado por sólo un 2% de los usuarios, el jóven autor de ese artículo- “Who writes Wikipedia?”– logró descargarse la enciclopedia completa en un cluster y por medio de un software de su autoría contó la cantidad de letras por autor. El resultado era una señal de aliento para los escépticos como él que dudaban de las declaraciones arrojadas por Wales en todas sus conferencias. La diferencia radicaba no sólo en el método, si no sobre todo en el prejuicio que el método supone: Wales contaba las ediciones por usuario lo cual lo llevaba a la extraña conclusión de que unos 1000 a 2000 usuarios full time y registrados son los mayores contribuyentes de Wikipedia. Esta conservadora perspectiva de Internet es de por sí bastante disonante cognitivamente ya que es imposible para un grupo relativamente tan pequeño escribir tanto con un mínimo grado de solidez investigativa. Al contar los caracteres, es decir el contenido en sí, este joven logró percatarse, analizando una cantidad indefinida de artículos al azar, que casi el 100% de cada artículo había sido provisto por usuarios no registrados en pocas ediciones per cápita. Es decir, la mayor cantidad de ediciones son realizadas por pocos usuarios full time que mayormente reformatean y editan el contenido aportado desde afuera por una masa mucho mayor de usuarios ocasionales. ¿Quién era este joven que además se candidateaba para el Consejo Directivo de WikiMedia?

Bueno, parecía ser un tal Aaron Swartz. Clickeé en el link con su nombre y resultó ser la foto del mismísimo muchacho que habían encontrado muerto en su apartamento de Brooklyn el día anterior. No tardé en saber a partir de allí, que ya a la edad 14 Swartz había colaborado en la creación del sistema RSS, que a los 15 su contribución al lanzamiento de la licencia Creative Commons fue crucial, que fue fundador de la red social Reedit, que además fue activista por la libertad de Internet y que con su organización Demand Progress contribuyó en gran parte a convocar y concentrar la oposición a las leyes SOPA y PIPA. Por aquellos tiempos Swartz dio un discurso memorable, “How we stopped SOPA”, donde marcaba la importancia del accionar colectivo en el fracaso de las leyes. En ese discurso Aaron decía: “Fue la gente la que detuvo la ley. La gente dejó a la ley bien muerta. Tan muerta que cuando los miembros del Congreso propongan algo que apenas toque el Internet, tendrán que dar de antemano un largo discurso de porqué no es como SOPA”.

Fue también por entonces que su persona entró en abierta colisión con el sistema, que a fuerza de inepcia pretende encorsetar el naturalmente libertario dominio de la web. En 2009 Swartz entró bajo el radar del FBI al descargar y liberar para circulación pública documentos pertenecientes a PACER, una base de datos de información judicial propiedad del estado. Dos años más tarde Swartz bajó del sitio JSTOR la enorme cantidad de 4 millones de artículos de divulgación académica por medio de la intranet del Massachussets Institute of Technologies, por lo cual fue acusado de fraude cibernético y obtención ilegal de información. Este caso lo tenia sujeto a un proceso judicial que estaba mermando sus arcas y sus buenos ánimos, por enfrentarlo a la posible sentencia de hasta 50 años de prisión. Si bien los medios se apresuraron a diagnosticar aceleradamente su reciente depresión, el único dato que se repite como indicio de su virtual condición médica es un post de su blog de… ¡2007! ¿Quien a los 21 años no se siente un poco deprimido, por estar lejos de su casa, por tener un amorío frustrado, fracasar en los estudios, o por simplemente escuchar más new wave de la cuenta? ¿Es normal esperar más de 5 años para suicidarse? ¿No tienen otra pista para publicar o es que no la hay? También publicaba sobre filosofía védica y nadie salió a decir por eso que practicaba Yoga…

Imagen-4

Algunos amigos programadores y su propia familia culparon al MIT y al sistema judicial por el asedio constante que podría haberlo abismado a este resultado, eso sin contar con posibilidades no analizadas todavía por lo cercano del deceso. Al comentar el hecho con una colega investigadora ella me agitó: “Se suicidó, sí, seguro. Como suicidan gente últimamente”.  Es muy pronto aun para asirnos de presentimientos como ese, aunque no podemos negar lo “conveniente” de una pérdida semejante.

La carrera de Swartz fue meteórica, vertiginosa, como la de muchos en su generación visionaria y ansiosa de cambios, que además no temen en enfrentar a la autoridad si es necesario. Personalmente creo que no podían retenerlo mucho tiempo por medios legales, que su causa no sólo no prosperaría demasiado si no que se hubiera convertido en la primera grieta que señalaría la obsolescencia irreversible de los antiguos aparatos frente al nuevo paradigma; una puerta abierta para un mayhem hacktivista rumbo a la liberación definitiva de la información, con todo lo que ello conlleva. Además su personalidad no daba con el tipo delincuencial fácil de demonizar mediáticamente, si no más bien con el del potencial mártir político del establishment. Incluso de ser posible, el remedio de 35 años de cárcel habría sido peor que la enfermedad misma.

Swartz no era un activista cualquiera, era principalmente uno que había entendido cómo Internet excede cualquier instancia centralizada de emisión de contenidos y control de información, y como el antiguo régimen intenta canalizar eso por medio de “gate keepers” como Google o Facebook, que tarde o temprano mostrarán su verdadero rostro. Probablemente Swartz hubiera sido en los próximos años, como lo fue hasta su fin, un referente importantísimo por el triunfo definitivo de un nuevo tipo de sociedad. Por eso fue un dolor de cojones significativo para el status quo y sus acólitos deseosos, entre otras cosas, de derrumbar el mundo de Internet y el ideal de libertad y equidad mundial que tan concretamente representa. Quizás, desde esa perspectiva, era mejor quitarse el problema de encima mientras no era incontrolable y al mismo tiempo enviar un claro mensaje a los que como él, pretenden evolucionar y que algo cambie.

Sin embargo las transformaciones por las que Swartz trabajaba ocurrirán de todas formas, pues trascienden la consciencia individual. Somos muchos más que 1000 tipos los que escribimos el futuro.

Fuentes:

Aaron Swartz; Wikipedia.org

Swartz, Aaron; ¿Quien escribe Wikipedia?, 04/09/2006, Wikipedia.org

¿Quien se beneficia con la muerte de Aaron Swartz? una hipótesis de su posible asesinato; 14/01/2013, Pijamasurf.com

Se suicidó Aaron Swartz, cofundador de Reedit; 13/01/2013, InfoBAE.com

Política 4-d (y mas allá)- Parte 1

10 Ene

evilscene5

Muchos políticos operan desde lo simbólico y arquetípico, o son y han sido reconocidos miembros de cofradías esotéricas. ¿Qué es y cómo opera la Cuarta Dimensión en la política?

por Kokote Karancho

Mi relación con la información de actualidad política es intermitente. A períodos de total interés le suelen seguir períodos más o menos prolongados sin leer diarios, escuchar radio, consumir noticias o seguir de algún modo u otro esos sucesos que por algunos días, semanas o meses, concentran la atención de los debates mediáticos y la opinión pública. Por supuesto, que con el tiempo aprendí a generarme más de una explicación para tal comportamiento. De todas las explicaciones que doy hay quizás una que suele generar más dudas y suspicacias entre amigos y conocidos. La razón en cuestión es la siguiente: Damas y caballeros, soy brujo. No, no es que me dedique a prender velas blancas, inciensos o a invocar ángeles o demonios, si no que parte de mi brujería -si es que me permiten llamarla así (si no también)- consiste en aceptar día a día la responsabilidad de ver mas allá de los condicionamientos de mi propia cultura y educación, trascender y desmontar los “hechizos” de esta realidad consensual, ir desplegando poco a poco (aunque a veces esto ocurra muy rápidamente) las capas de esta cebolla multidimensional, que a falta de mejor nombre llamamos “realidad”. En dichos períodos lo primero que se apaga, claro está, es la tele.

Bill Hicks, el gran cómico estadounidense, solía decir que ver tele es como ponerle aerosol negro al tercer ojo. Lo mismo podría decirse de cualquier actividad puramente mecánica y pasiva, sobre todo cuando se trata de actividades especialmente diseñadas para distraer al rebaño humano tan condicionado en el habito de no cuestionarse nada, o lo que es peor, en cuestionarse “solo un poco”, o sea hasta donde dichos cuestionamientos no planteen una seria amenaza al sistema. Muchas veces, luego de mis escapadas chamánicas a otras realidades, siento cómo el gran circo del debate político, es solo eso, un circo útil para que gente dormida proyecte sobre otros (los famosos “ellos”) las eventuales culpas de una realidad en bancarrota. Dicho esto y aceptando que lo que planteo no es de modo alguno la única manera de verlo, proseguiré a exponer algunas ideas sobre como consumir información política desde una óptica dimensional distinta. Quienes no entiendan esta última frase, no importa. El particular enfoque de este escrito quedará mas claro al final del mismo.

black spray

Metafísica for dummies

Para los no iniciados en cuestiones metafísicas, psicología junguiana, chamanismo o para los que nunca experimentaron con substancias psicodélicas o estados casi plenos de meditación, acá van algunos conceptos que los ayudaran a ver adonde voy con todo esto.

Si en algún momento, la información aquí presentada parece extraña o poco fiable, no se preocupe ya que se trata solo de un modelo, un mapa de la realidad, que puede ser desechado o remplazado según el caso. De todos modos, sugiero al lector escéptico, suspender momentáneamente sus prejuicios y seguirme de lleno adonde lo intento llevar, ya que estas categorías (un poco arbitrarias, como todas) le serán útiles para entender este texto y para -ya que estamos- agregarle un poco de pimienta, vértigo y diversión a su vida.

Ahora sí, un poco de metafísica para principiantes:

Pregunta- ¿Hay algo mas allá de lo que nuestros sentidos perciben como real?-

Respuesta: Mi idea es que si. La realidad percibida con los sentidos de la vista, tacto, oído y olfato representa solo un plano determinado, un enfoque perceptivo entre otros muchos posibles. A dicho plano se le suele llamar tercera dimensión o 3-d.

(Quien pregunta y quien responde es este humilde escritor. El mismo ha decidido utilizar el recurso un poco esquizoide de “particionar” su mente entre la parte “que no sabe” y pregunta y “la parte que sabe algo” y da las respuestas. Por supuesto, este escritor es plenamente conciente de que no ha inventado nada, de Sócrates en adelante-y hacia atrás también -supone él- muchos han desarrollado el experimento de establecer contacto con el propio daemon. Para más información sobre como tener éxito en esta delicada operación sigan leyendo El Heraldo Psicotónico. Mientras tanto, que esta leve digresión no nos distraiga del tema en cuestión. Dejemos que las preguntas y respuestas fluyan).

Entonces ¿En qué consiste la realidad de 3-d?

La 3-d (o tercera densidad) sería el plano material o “denso” en donde lo real lo constituyen únicamente los objetos sólidos tridimensionales, una casa, una puerta, una perro o un primate bípedo como ustedes y yo, con sus funciones biológicas y todo eso que lo hace único pero tan parecido a otros “muñequitos” humanos en 3-d. Explicar la 3-d no constituye en realidad ninguna dificultad, ya que de hecho, como primates condicionados a percibir hasta donde nuestras creencias lo permiten, es ahí justamente donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. Es más, para la mayoría de la gente, la 3-d es lo único que existe y cualquier otro tipo de referencia a una realidad más amplia, no es otra cosa que pura especulación metafísica o delirio pseudo-místico. Por otro lado muchas de las personas que ya actualizaron su sistema operativo psíquico a realidades mas amplias comprenden el condicionamiento de percibir la realidad mediante una óptica tan limitada. Por eso la 3-d es vista desde densidades superiores, como “los zapatos ortopédicos del multiverso”. Traten de correr rápido con zapatos ortopédicos y verán lo que pasa. La sensación de no entender lo que está ocurriendo, de que todo va muy rápido y uno se está quedando atrás, la creencia en una vida de esfuerzo y dolor son típicas de la humanidad atrapada en la 3-d.

A los fines de nuestro presente estudio, basta decir, que consumir información política desde una óptica 3-d equivale a estar atrapado en la creencia que ahí afuera hay otras personas (“políticos” o “muñequitos de 3-d” según nuestra definición anterior) que nos complican la vida y que las únicas alternativas que tenemos en la lucha por nuestra libertad son la resignación o la respuesta en base a acciones bien concretas en el plano físico. Tanto los marxistas materialistas y los neoliberales pro-mercado, la mayoría de la izquierda tradicional y la derecha conservadora tiene está visión de la política.

Al ingresar a la percepción de la 4-d, la cuestión se complica, ya que en la cuarta densidad no sólo son reales los objetos físicos tridimensionales, si no que también lo son los pensamientos, emociones y energías sutiles, las llamadas entidades del plano astral, los arquetipos del inconsciente colectivo y demás energías de la variopinta fauna de la 4-d. Esto puede parecer medio chocante al principio pero a no desesperarse, el juego 4-d es por demás fascinante. Una manera de comenzar a relacionarse con las realidades de la cuarta dimensión es aprender a leer símbolos, estudiar mitología o cualquier sistema que ayude a desarrollar la mente intuitiva: I-Ching, Kabbalah, Tarot, etc., etc. De alguna manera es presumible especular que la 4-d se comienza a percibir una vez que activamos el hemisferio derecho del cerebro, cuyas funciones- en occidente al menos- han sido relegadas debido a una educación que tiende a valorar mas las funciones del hemisferio izquierdo (lógica, linealidad, análisis). Con el despertar del hemisferio derecho se despierta también algo que muchos junguianos llaman “consciencia simbólica”, un espacio extraño donde las sincronicidades, los estados de “realidades no ordinarias” y las revelaciones que parecen desafiar cualquier tipo de conceptualización o análisis son en cierto modo favorecidas. Como dije antes, existen muchos métodos y herramientas para asomarse a la cuarta dimensión y tener una idea de lo que se trata, (aunque la primera sensación que uno puede llegar a tener es la de justamente no tener ni la menor idea de que está pasando). Ejercicios de ayuno y meditación, Magia Cabalista, ingesta de plantas alucinógenas son algunos de los métodos mas clásicos que la humanidad ha venido usando para cruzar la frontera dimensional de 3-d a 4-d.

En lo concerniente a nuestro tema en cuestión, el político 4-d hace gran parte de su trabajo en el plano simbólico. El mismo puede estar convencido de la existencia de seres invisibles, espíritus o entidades con los que se puede negociar para obtener poder en el plano denso de la 3-d. Aunque a mucha gente pueda perecerle raro, no es tan inusual la afiliación de políticos de alta influencia a logias y grupos esotéricos secretos. Las versiones varían sobre que es lo que realmente ocurre en el seno de grupos como la Masonería o el Bohemian Groove, lo cierto es que por más secretismo que ronde alrededor de estos grupos hay algo que todos podemos constatar y es la simbología que dichas ordenes suelen usar para identificarse. En el contexto que venimos hablando, entonces no es nada sorprenderte constatar que muchos de estos símbolos sean recreaciones de símbolos esotéricos del antiguo Egipto o de origen Celta (druídico) o de distintas tradiciones ocultistas. Según estudiosos del tema como William Cooper, Alex Jones o los locales Walter Graziano y Pablo Allegretti, los prominentes miembros de la élite reciben iniciaciones secretas en sus años de formación. Así la fraternidad Skull and Bones creada en la Universidad de Yale a mediados del siglo XIX, seria tan importante en el contexto de la política 4-d de Washington que casi todos los directores de la C.I.A fueron miembros desde jovenes. Esto incluiría a George Bush padre, en cuanto al hijo, hasta él mismo lo admitió en su autobiografía: “[…] luego de eso fui admitido en Skull and Bones una sociedad tan secreta que no puedo decir más al respecto”. Muchos conspiranoicos deducen, un poco linealmente a mi juicio, que esto implica necesariamente que todos los grandes lideres o figuras influyentes de la política mundial se la pasan haciendo extraños rituales para invocar fuerzas oscuras. Mi intuición es que las cosas deben ser muchísimo más complejas. Así como ocurría durante la Alemania del III Reich, donde no todo el alto mando era creyente del misticismo ario y el esoterismo nazi, es sumamente probable que, en la en las élites del poder global actual, políticos con verdaderas actividades ocultistas convivan con sociopatas 3-d. También imagino que en todo este panorama debe haber más de un  insider que aun no sabe que pensar, ni entiende de que va toda esta locura. Lo importante de la política 4-d es ver hasta que punto el mundo moderno, es en gran parte el resultado de distintas operaciones de condicionamiento y constante programación  por los más diversos medios. En un punto, muchos estamos comenzando a entender (aunque sea intuitivamente) la relación entre los rituales ocultistas “negros”, las operaciones de bandera falsa para inducir trauma masivo (autoatentados, asesinatos políticos), el uso de tecnología secreta (ultrasonido, biotecnologia, HAARP) y la diseminación conciente de la “desinformación” a través de los medios masivos de comunicación, con la conformación de una pseudo-realidad condicionante a la que muchos se refieren como Matrix. Antiguamente los gnosticos la llamaron “Prisión Negra”. Los nombres cambian pero el concepto sigue siendo el mismo. La lucha o dominación más profunda es efectuada al nivel mas inconsciente, “el plano astral” de los teosóficos y demás esoteristas. Ahí es donde el político 4-d dirige sus “hechizos” con dardos de creencias limitantes, vibraciones de miedo y condicionamiento.

The-Spirit-Realm

Espiritus, Et’s, Bichitos astrales y mas allá (o leve digresión: El menú no es la comida).

 Un tema asociado a todo esto que venimos comentando (mi “yo” el que pregunta y mi “yo” tan sabio que responde) y que siempre, tarde o temprano se plantea en este tipo de conversaciones, es el de la existencia (o no existencia) de inteligencias “oscuras” (espíritus, demonios, arcontes, etc.). La pregunta es casi obvia, porque si realmente muchos de los prominentes miembros de la élite global realizan oscuros rituales de invocación es porque lógicamente “algo” deben o creen estar invocando.

En el campo de la conspiranoia, obviamente tenemos las más diversas opiniones, desde Alex Jones, periodista 3-d divulgador de actividades ocultas de la politica 4-d, cuya visión se podría resumir a un constante “Miren en qué cosas chifladas creen estas mentes perversas” a un David Icke que asegura que las energías canalizadas en este tipo rituales y blacks ops son la de seres reptiles de la cuarta dimensión. Por supuesto no falta quien afirme que en realidad estamos antes una alianza clandestina con seres de otra galaxia o quien plantee que estos seres más que extraterrestres son “intraterrestres” ya que, en verdad- ¡Y ese es el gran secreto!- estos seres no están muy lejos de nosotros si no que viven en el mismísimo interior del planeta (según esta teoría- sostenida por gran parte de los esoteristas del III Reich- la tierra sería hueca). Mi humilde opinión es que el ejercicio mas educativo que uno pueda hacer al contemplar este tipo de cuestiones es no limitarse a una sola lectura si no usar diversos “mapas” para comprender, desde diversos puntos de vista un fenómeno tan extraño y complejo como es el de la relación entre la política global y el ocultismo.

aliens9

Entonces ¿Realmente existen estas entidades o estamos gobernados por un puñado de sociopatas con delirios alucinatorios?

Respuesta: No creo que sea algo a lo que pueda contestarse por sí o por no. Creo que la mejor manera de explicarlo, aunque requiera un poco de esfuerzo para entenderlo de una vez, es que a partir de la 4-d estamos en territorio cuántico. ¿Recuerdan la polémica sobre partículas vs. ondas de la física cuántica? Considero que esto no es muy distinto a lo que está sucediendo acá, ya que en estos territorios que intentamos describir, las expectativas y creencias que uno tenga determinaran en gran medida la forma en la cual dichos fenómenos tenderán a presentarse. O explicado de otro modo: Distintos mapas dan lugar a distintas interpretaciones, distintas interpretaciones a poder detectar ciertos patrones o fenómenos. En un punto sirve adoptar la óptica del chamanismo clásico, la creencia en entidades inmateriales que habitan en un plano invisible. En otro punto no está mal recordar que efectivamente muchos de los líderes actuales son lo que uno llamaría, muy rápidamente y pronto “chiflados de mierda”. De todos modos, creo que si algo tienen en común estos dos enfoques es el de ser sumamente reduccionistas en sus respectivas interpretaciones, el primero por estar quizás demasiado contaminado de “astralidad”, es decir explicaciones muy arquetípicas y fantasiosas (casi “cuentitos” diría uno) sobre cuestiones que se intuyen como infinitamente mas complejas, la segunda por ser, muy probablemente, un enfoque demasiado cerrado y materialista (filosóficamente hablando, claro). Personalmente me gustan las teorías que al querer explicar este tipo de misterios, no se limitan a las explicaciones del esoterismo clásico, si no que combinan dichas ideas con modelos mas actuales como la psicología jungiana, la teoría del caos, la física quántica, la de los Campos Morfogeneticos de Rupert Sheldrake o el Modelo de los 8 circuitos de Leary/R.A.W. A la vez este tipo de enfoque presupone muchas veces la indagación en la ideas que sostienen estos diversos sistemas, (que es lo que dejan afuera y que resaltan) y la comprensión casi implícita de que el mapa no es el territorio. Después de todo, y muy a pesar de lo que a coro puedan decir los filo-hinduistas, los new agers y demás militantes anti-mente, algo muy positivo de esta era posmoderna es lo lejos que hemos llevado el plano mental. El grado de especificidad de ciertas abstracciones es algo que no debe ser desechado a la ligera ya que como bien marcara la ocultista Alice Bailey en muchos de sus libros, el desarrollo del plano mental nos hace menos susceptibles a los “espejismos” del astral. Fíjense, por ejemplo mi caso. A lo largo de esta primera parte he desarrollado algunas ideas interpelando a una parte presumiblemente mía que asegura tener todas las respuestas que mi yo mas cercano cree desconocer. Y por más real que se presente tal diálogo en esta alocada mente ¿Debo entonces convencerme que estoy en contacto con una entidad que me da conocimiento? ¿Pensar que estoy relacionándome con mi parte inconsciente (o supra consciente)? ¿Asumir el hecho de estar volviéndome totalmente esquizofrénico o decidir que esto es simplemente un recurso que manejo relativamente bien por haber leído unos cuantos libros de PNL? Por otro lado, ¿Considerará el lector que lo que acaba de leer es una digresión ombliguista absolutamente innecesaria o por el contrario podrá tomarla como una extrapolación que de modo un tanto oblicuo pretende sugerir algo bastante fundamental en esta cuestión un tanto resbaladiza del plano astral y la magia de la 4-d? Pues este es – al menos a mi juicio- uno de los aspectos mas importantes tanto de la magia moderna como de las llamadas teorías de conspiración. ¿Cual es la el lente a través del cual estamos haciendo nuestras observaciones? Como dije antes, distintas interpretaciones dan lugar a distintos resultados. Considero que un vicio muy típico de la conspiranoia actual es como se dan muchas cosas por sentado procediendo de un modo quizás demasiado lineal. Pero volviendo al tema de las entidades de la 4-d, ¿No dijo Aleister Crowley, el gran mago del siglo XX, la Gran Bestia 666, conjurador de tantos demonios y catalizador de deidades egipcias y babilónicas, amigo y confidente de extraterrestres LAM y habitantes de Sirio; eso de que los estudiantes de lo oculto debían cuidarse a cada momento de “atribuirle realidad objetiva o validez filosofica” a “cosas que pueden o no existir”? Y si él lo dice ¿Quien soy yo para desmentirlo? Entonces: ¿Ondas o partículas? “¿Arcontes, demonios o espejismos del astral?”

(Continuará)

0.xavi-pm

A %d blogueros les gusta esto: