Tag Archives: música

¿Es reálmente sólo Rock & Roll? (parte 3)

12 Nov

La relación entre el ocultismo y la contracultura musical se retrotrae a los orígenes decimonónicos y románticos del concepto de “juventud”. Así mismo, su vinculación con la ingeniería cultural de los poderes fácticos planetarios es más antigua e imbricada de lo que normalmente nos atrevemos a suponer.

por Franco Vico

leer parte 1leer parte 2

David Bowie; indumentaria egipcia, simbolismo solar en el tercer ojo y dibujando un Sephirot, o Árbol de la Vida de la Kabbalah.

El Mesías andrógino

Otro admirador de Crowley e investigador de diversas tradiciones espirituales es el cantante, compositor y actor David Robert Jones, conocido mundialmente con el nombre de David Bowie, a.k.a el Duque Blanco. En 1971 en su canción Quicksand, del LP Hunky Dory, Bowie escribe “Estoy más cerca de la Golden Dawn, inmerso en el uniforme de Crowley, de imaginería…”

Muchas fotos lo retrataron con indumentarias egipcias, simbolismo solar y en su álbum Station to Station de 1976, una imagen lo captura dibujando en el suelo un Sephirot, el arbol de la vida de la Cabala- la tradición esotérica del misticismo judío- un mapa de los centros de conciencia físicos y espirituales del ser humano. El por entonces adolescente Cameron Crowe, director de Almost Famous, relata sus experiencias como cronista de rock, interrumpiendo a Bowie en un ritual con velas y otros dispositivos mágicos luego de abrir accidentalmente la puerta equivocada (1).

Rebis Hermético; el andrógino primitivo presente en muchas tradiciones. Segun ‘El Banquete’ de Platon ambos sexos sugieron de su separación.

Existe una imagen proveniente de la tradición hermética llamado Rebis, el andrógino primitivo que de acuerdo a las diversas corrientes de la alquimia es la personificación del ser original habitante de la tierra, luego separado en dos sexos por la extracción bíblica de la costilla adámica y génesis Eva (2). De acuerdo a estas tradiciones y a todas la escuelas de conocimiento, el comienzo de la realización espiritual es reunir los principios, masculino y femenino, en un solo ser para regresar al estado primordial. Visto así y de acuerdo a muchas disquisiciones, Ziggy Stardust, diseñado por Bowie como un Mesías andrógino del espacio exterior, sería un iniciado transmisor de este mensaje, un personaje antediluviano inserto en la vanguardia experimental de la música (3).

Simbolismo solar y Cruz Tau en Tommy, Ken Russel (1975). Cruz Tau en el Convento de San Antonio, Castrojeriz; España.

En 1975 el director británico Ken Russell termina de rodar la opera-rock Tommy. Basada en la disco de The Who de 1969, el film retrata el camino de un héroe ciego, sordo y mudo, cuyo camino de superación está impulsado por su talento en el pinball y minado de una serie de pruebas referentes todos a una iniciación espiritual que contiene toma de LSD, adoración de la estrella Marilyn Monroe y la ruptura de un espejo como metáfora del traspaso dimensional. El film incluye una cruz casi cristiana con una esfera solar en la cima, simulando la inicial del personaje protagónico y refiriendo al símbolo Tau, letra griega de la resurrección, inicial del dios solar Tammuz, relacionado con la pesca y los peces, al igual que Jesucristo (4). El film ante todo comienza con una alusión directa a lo solar mesiánico presente en todas la religiones, que luego se confirma cuando el protagonista recupera sus sentidos y se transforma en un predicador iluminado por la escenografía de un firmamento estrellado con su logo enmarcado en un sol. La filmografía de Russell está plagada de este tipo de intereses, habiendo dirigido The Devils en 1971, o Altered States y Gothic durante los 80’s.

Chicos materiales

Desde los 80’s mucho del legado de Bowie y tantos otros, ensayado con tesón desde las bases del underground, fue montado para figuras de factura definitivamente industrial, cuyo talento indiscutible se sponsoreó desde un principio como vehículo para fines de adoctrinamiento, incluso en contra de su voluntad.

Paradigmáticos son los casos de músicos como Madonna, Michael Jackson, Prince, Whitney Houston y otros artistas insignia de Mtv, cuyos videos fueron la gran palanca de la cultura diseñada industrialmente por medio de la cual se pudo influir sobre el inconsciente de generaciones enteras desde muy temprana edad.

Madonna en una foto de 1984, con el sello masónico del billete de dolar. Abajo se lee Novus Ordo Seclorum- Nuevo Orden de los Siglos- en referencia a un nuevo orden planetario centralizado.

Las portadas de Michael Jackson en varias ocasiones ilustran motivos masónicos, y quien quiera adentrarse en los misterios de su asesinato, sólo tiene que googlear “Michael Jackson asesinado por los Illuminati” para leer versiones alternativas acerca de su desaparición y los acechos a él que su madre y su hermana Janet denunciaron ante la prensa.

El de Madonna es un caso especial, ya que se cree que fue entrenada desde un principio para convertirse en una alta sacerdotisa del culto de la élite. Esto puede verse en el simbolismo de Ojos de Horus, pirámides y pisos en damero, etc., todos dispositivos visuales de logias masónicas, utilizados ya en sus primeros video clips para representar un proceso de iniciación en la cofradía del espectáculo al que ella era sometida.

Muchos interpretan sus declaraciones previas a la participación en el último SuperBowl como una solapada confirmación de esto: “El SuperBowl es un lugar Santo entre los Santos de EE.UU. Será algo a mitad camino de una experiencia religiosa y voy a dar un sermón. Tendré que ser Impactante. (5) Si uno observa luego la iconografía escenográfica utilizada, podrá asociar rápidamente su indumentaria a por ejemplo Bafomet, el ídolo venerado por los templarios y una de las representaciones de Lucifer, o con la carta del tarot El Carruaje, que al igual que el trono de Madonna presenta dos esfinges a los lados. Incluso llegó a señalarse que hubo cierta conexión con la sospechosa muerte de Whitney Houston, acaecida días previos a la ceremonia, cuyo funeral también ostentó simbología funeraria de antiguo Egipto.

fotograma del video Power de Kanye West, más evidente imposible.

Ya con el camino a la fama global allanado, la siguiente generación de artistas pop- Britney Spears, Beyonce, Jay-Z, Kanye West, Lady Gaga- comenzaron a retransmitir el mismo tipo de simbología, incluso de una forma mucho más descarada. Para investigar y aprender a interpretar esotéricamente los videos e imaginario usados por estos artistas se puede recurrir a diversas fuentes, entre ellas recomiendo la web pijamasurf.com y los blogs putasparanoias.blogspot.com y vigilantcitizen.com o symboldictionary.net, estos dos últimos para quienes lean en inglés. Para una investigación más a fondo sobre simbología esotérica y sus orígenes, recomiendo acercarse a la obra de Jordan Maxwell (6), Michael Tsarion (7) y David Icke (8), todos ellos con muchos e-books, conferencias y videos subtitulados al español disponibles a un solo click en las redes sociales.

Culture is not your friend (9)

Estudiar estos temas nos lleva sin rodeos a hacernos ciertas preguntas incomodas acerca de nuestros afectos musicales y filiaciones estéticas varias. ¿Quiénes son los dueños y diseñadores de la cultura que consumimos? ¿Es todo una mera simulación artística bienintencionada que porta símbolos y pistas desconocidas de tradiciones antiguas por puro esnobismo esteticista o marketinero? O ¿Es que disfrazados bajo ese cariz innocuo y juguetón se esconden, a veces, influencias negativas capaces de cooptar nuestra consciencia y hasta dirigir nuestros actos de forma indetectable y en contra de nuestra voluntad?

Grafico que muestra la creciente concentración de poder mediático en EE.UU. lás últimas décadas. (10)

Basta con verificar la creciente monopolización de los medios masivos a nivel mundial para constatar que gran parte de ellos pertenece a una pequeño cenáculo de familias que también mantienen el control sobre gran parte de los negocios estratégicos globales. Basta también observar su genealogía para comprobar su vinculación histórica al ocultamiento de información espiritual, el adoctrinamiento masivo vía religiones institucionalizadas y la utilización del conocimiento quitado de circulación para la manipulación a gran escala.

La ciencia del control mental, que es utilizada actualmente en publicidad, propaganda, contra-inteligencia y psiquiatría farmacológica, fue llevada a conocimiento público por escándalos como el proyecto MK-Ultra de la CIA, en la historia reciente (11). Sin embargo es empuñada por esta cofradía para el sacrificio y abuso ritual desde tiempos inmemorables y tiene una profunda vinculación con las arte mágicas y la manipulación de energías oscuras. Dados todos estos antecedentes, si hacemos una no muy extensa investigación, tal vez sea posible atar algunos cabos y relacionarlos con el último disco de moda o la más reciente estrella Made in Mtv (12).

la Cimática es una ciencia que estudia el comportamiento de los fluidos en relacion a los sonidos(13). Los tambores de arena y agua dibujan símbolos al ser expuestos a diferentes notas musicales.

El filósofo chino de la antigüedad Confucio dijo una vez “los símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes”. Ninguno de los símbolos aquí mencionados o analizados son negativos o positivos en sí mismos, ya que, como todo conocimiento, adquieren un sentido de acuerdo al uso que se le da y a la intención con que se los imbuye. No todos los artistas aquí referidos son o fueron parte de un complot a gran escala ni hicieron uso consciente o maquiavélico de este conocimiento. Sin embargo, nuestras células responden a los sonidos e imágenes modificando el agua que hay en ellas, creando diferentes patrones y dibujos en sus cristales. Por tales motivos es importante percibir y elegir la clase de arte y cultura que puede influir mejor a nuestro ser. La enseñanza fundamental de toda tradición de conocimiento es que el ser humano es una parte de la consciencia Universal Divina cuyo potencial radica en crear su realidad a imagen y semejanza, voluntariamente. Pero eso es sólo posible cuando despertamos a esa consciencia y la entrenamos, comenzando por interpretar la naturaleza profunda de lo que tenemos frente a nuestros ojos.

Notas

1 Taylor, Greg: Occult Rock, dailygrail.com 07/12/2009: “The seventeen-year-old Cameron Crowe allegedly found a stirred-up Bowie burning black candles against an aborted magical ritual during the LA period. Eventually Crowe published several narratives in Rolling Stone and Playboy of Bowie drawing black magick symbols, seeing disembodied beings, thinking he was the Messiah, keeping bottles of his urine in the fridge.”

2 Rebis, Wikipedia.com

3 Labyrinth, starring David Bowie: A Blueprint to Mind Control; Vigilantcitizen.com 04/11/2011: “Bowie’s alter-ego named Ziggy Stardust was a representation of the “illuminated man” who has reached the highest level of initiation: androgyny. There was also a lot of one-eye things going on.”

4 Tau Cross and Triple Tau , Symboldictionary.net

5 Madonna’s Superbowl Halftime Show: A Celebration of the Grand Priestess of the Music Industry, Vigilantcitizen.com 06/02/2012: “The Superbowl is kind of like the Holy of Holies in America. I’ll come at halfway of the ‘church experience’ and I’m gonna have to deliver a sermon. It’ll have to be very impactful.”

6 http://www.jordanmaxwell.com/

7 http://www.michaeltsarion.com/

8 http://www.davidicke.com/

9 McKenna, Terrence: Culture and Ideology are not your Friends, Abril 1999. Matrixmasters.net

10 Mind Control Theories and Techniques used by Mass MediaVigilantcitizen.com 28/04/2010.

11 Operación MK Ultra, Wikipedia.com

12 Springmeier, Fritz y Wheeler, Cisco: La Formula Illuminati para crear un Esclavo de Control Mental totalmente indetectable 1999. Trad. Marco Torres. Fritzspringmeier.bligoo.com 18/05/2012

13 Cymatics; Wikipedia.com

El evangelio segun Sun Ra

4 Nov

Imagen

Sabios consejos musicales del avatar del jazz cosmico.

-por Kokote Karancho

Recientemente estuve releyendo el magnifico libro “Space is the Place: The times and lives of Sun Ra”, una muy completa biografía sobre el músico Sonny Blount o como es mas conocido, por el publico seguidor de su obra: Sun Ra. Explicar quien fue este genial personaje, demente, visionario, pionero de tantas cosas (pionero del free jazz y la música cósmica, del home-recording y de la autogestión en la música, del fundir esoterismo con cultura pop y estética sci-fi, pionero del afro centrismo etc. etc.) está mas allá del cometido de este humilde y breve post. En cambio, he decidido traducir algunos pasajes del libro en cuestión para compartirlo con los fieles lectores de este blog. El libro es extenso -casi 500 paginas si incluimos secciones dedicadas a la casi inabarcable discográfica, index, bibliografía y demás- ya que no solo cuenta la historia de la vida de Sun Ra en forma directa, si no que se toma su tiempo para poner en contexto y comentar los mas diversos elementos de la filosofía y el pensamiento del músico. La teosofía de H.P.. Blavatsky, la mística afro americana, la kabala, el auge de la ciencia ficción en la Norteamérica de la guerra fría, el neoplatonismo, las costumbres de los pastores negros , el movimiento por los derechos civiles, las historias de abducciones extraterrestres, la explosión del be-bop en la east coast, la contracultura de los 60`s y la secreta influencia de las logias masonicas en America son solo algunos de los tantos tópicos que el autor toca al contar esta historia que, en el fondo, es también la historia oculta de la cultura afro-norteamericana. Como ya dije, mi cometido es muchísimo mas humilde y acotado, limitándome a la traducción de algunos pasajes del capitulo 3 en donde el autor-basado en el comentario de los músicos de la mítica Arkestra– expone algunas de las claves e ideas musicales de Sun Ra. Especialmente recomendado para músicos o personas que quieran empezar a tocar pero no saben por donde entrarle a esta misteriosa cuestión de la música.

Imagen

El buscaba que los músicos accedieran a recursos situados mas alla de la inteligencia y el conocimiento

“Si no puedes involucrar tu espíritu en el proceso creativo, tampoco podrás enfrentar los elementos destructivos de la tierra”.

 “Sun Ra me ayudó a traducir el espíritu en música. El espíritu no comete errores”

-Marshall Allen

Sun Ra me dijo, “Jacson, toca todas las cosas que no sabes. Estarás sorprendido por todo lo que no conoces. Hay un infinito en lo que no conoces. Otra vez me dijo ¿Cuantas notas hay entre un Do y un Re? Si trabajas con esos tonos entonces podrás tocar “naturaleza” y la naturaleza no conoce notas. Por eso las religiones tocan campanas que suenan en todos los tonos. Ustedes no son músicos, son científicos del tono””

 -James Jacson

Ellos exploraban el sonido, experimentando, no recreando lo que ya existía. Tonos, no notas. Cada Do debía sonar distinto de otro Do, con un timbre y volumen distinto.

“Si te preocupan las notas entonces estas encerrado en ciertas reglas y sistemas, pero una vez que escuchas la música como tonos puedes hacer que un tono encaje con cualquier otro tono. Y también podrás escuchar lo que Billy Strayhorn escuchó en el subte que lo llevó a escribir Take the A train”.

Imagen

A veces, les pedía que recordaran como se sentían antes de aprender a tocar sus instrumentos de viento:

“¿Recuerdas lo pesado que era, lo raro que se sentían los dedos en esos botones, como nunca podías predecir el sonido que saldría al soplar?”

Todo esto significaba olvidarse de los fundamentos, técnica, método, estilo. Olvidarse de la “música”.

Al acceder a estas demandas los músicos podían sentirse expuestos e ignorantes. Lo cual era justamente su intención:

“La ignorancia es la voz del espíritu”

Les decía que necesitaban proyectar su música, no tocar mas fuerte, si no trasladar el sonido hacia un lugar particular “Ahí en ese ángulo, por ejemplo”.

“Quizás sea esa disciplina lo mas difícil al trabajar conmigo. Cierta vez, durante la grabación de Island in the sun, el baterista, que tocaba desde hacia mucho tiempo conmigo, no lograba tocar el ritmo que yo le había escrito. Después de algunas horas aun seguía sin tenerlo y estaba bastante enojado porque no lograba comprender.Mas tarde volvió con su amiga. Le pregunté a ella si quería intentar tocar el ritmo. Lo hizo inmediatamente. Ella era una bailarina y podía sentir muy íntimamente ese tipo de cosas”.

En otra ocasión otro baterista estaba en la misma situación. Entonces llamé a un chico que pasaba por la calle que ni siquiera sabía lo que era una batería. Le dije que tocara el ritmo y lo sacó al instante. Supongo que es natural. Realmente no se de que se trata, pero significa que realmente no es del todo necesario saber música”.

-Sun Ra

Imagen

El les advertía que una simple nota podría causar un daño incalculable al universo. Pero ¿Que significaba tocar una nota equivocada? ¿Tocar desafinado?“Cualquiera puede ser coherente tocando afinado…pero ¿Puedes ser coherente tocando desafinado?No hay errores. Si uno está tocando en otro tono o sonando mal, el resto de nosotros hará lo mismo. Después comenzará a sonar bien.”

La lección era que se trataba de un emprendimiento compartido y que la solución a los problemas era una cuestión colectiva. Entonces ¿Una “nota equivocada” significaba una nota no planeada, una nota inesperada? Esta banda se basaba en lo inesperado. Y en caso de que nada inesperado sucediera Sonny tenía preparadas algunas sorpresas. A veces subía o bajaba el tono de los standards mas populares para darle un ángulo disonante y despertar a la audiencia. O le pedía a algún músico que tocara desafinado durante todo el show.

“Si no puedes tocarlo perfectamente bien, tócalo perfectamente mal”.

“Si la música está en tu corazón no podrás hacer nada mal.”

Imagen

Apuntes y dudas sobre el “Arte consciente”

3 Nov

Imagen

-por Kokote Karancho

Desde hace un tiempo me vengo encontrando con gente que me habla de “arte consciente”, esta idea que cada vez toma mas y mas vigor entre consumidores de música, literatura y arte que han optado por darle un giro algo radical a su vida beneficiándose de hábitos mas saludables como comer sano, meditar, hacer yoga etc.,etc. La idea es bien simple y hasta se podría decir que tiene bastante sentido: El arte también puede ser considerado como alimento, con sus proteínas, vitaminas, aminoácidos o toxinas y por lo tanto no es tan criticable una sabia discriminación en el consumo de música, cine, literatura o lo que sea que uno vaya a consumir dentro de la variada oferta de contenidos artístico-culturales. Aun hoy recuerdo los dichos de un chamán que recomendaba, como primer paso para decondicionar la mente de las ideas toxicas de nuestra cultura, dejar de ver televisión ya mismo y de una vez por todas.También- y aunque no esté del todo de acuerdo con su punto de vista- me viene a la mente la distinción de Gurdjieff entre arte objetivo y arte subjetivo, siendo este último- siempre según el- una vulgar caricatura del “verdadero arte objetivo” basado en -formulas pitagóricas mediante- los secretos del cosmos, el movimiento de las estrellas etc. etc. Gurdjieff solía criticar al arte moderno occidental por considerarlo una alienada expresión del yo, de la subjetividad y de todas esas cosas que uno podría relacionar con la visión miope del ego desesperado de autoexpresión. Claro que Gurdjieff era- a pesar de su singular sabiduría- un hombre de su tiempo, es decir un líder de mente patriarcal, un creyente en la objetividad, algo impensable en estos tiempos de exceso de información, mapas y métodos para acceder a las más diversas realidades cuánticas. Personalmente hace rato considero que la idea de “objetividad” es del todo obsoleta- igual que la de realidad en singular (“realidades”, así en plural, sería mas apropiada) ya que todo depende de los limites cognitivos de las distintas mentes, los condicionamientos impuestos por la propia cultura y en definitiva, la sensación que usualmente queda después de acceder a eso terrenos mentales de mayor “espacio” es que todo se hace y se deshace constantemente o como cantaba el loro de un sabio budista chino “todo es impermanente, todo es impermanente, quiero papa”. Pero, estábamos hablando del “arte consciente” cuando yo de tanta impermanencia termine yéndome a cualquier parte. Retomemos entonces.

Imagen

Es que todo surge de charlas más bien banales y sería hipócrita si no confesara que a mis ojos se presenta casi siempre con cierto tono de caricatura: Ella no escucha mas a los Stooges, ahora solo escucha a Ravi Sahamaputudra y su ensamble raga raga. Y no solo porque le da mas placer (lo cual es uno de los mejores argumentos cuando se trata de justificar las propias opciones estético-musicales) si no porque a diferencia de los drogones de Detroit el Ravi hace “arte consciente”, música del alma, ustedes saben. Y claro uno sabe, es que uno no nació ayer. Entonces déjenme decir una cosa y es que en la mayoría de los casos estos planteos me parecen sumamente sospechosos.

Es decir, son ese tipo de sobre-simplificaciones las que suelen atentar contra la riqueza de los distintos matices (a veces mas bien desconcertantes) en este tipo de cuestiones. Ejemplo: Estoy en un recital de música india que me salió lo que un indio gana en un año y desde mi “conciencia” decido olvidarme de mi amiga y de que estoy solo ahí por la misma razón que las abejas revolotean las florcitas. Entonces “estoy ahí” y si fuera un recital de rock ya estaría por mi tercera cerveza, pero ey! uno no nació ayer, ha meditado casi tanto como ha bebido o ha perdido/ganado en el amor. Atención al aire entrando en las fosas nasales, atención al “aquí y ahora”, atención a los músicos que ahora se acercan y empiezan a tocar. ¿Noto cierto nerviosismo en el salón? Silencio sepulcral, alguien estornuda y se siente como un pecado mortal. Músicos argentinos tratando de tener la espalda tan derecha como el gurú indio cuyo poster cuelga en el salón, tensión, concentración y silenciosa reprobación a las pocas notas “pifiadas” de ese extraño instrumento de cuerdas (“Las pifiadas fueron las mejores partes” diría luego un amigo que me acompañaba en mi sorprendida y extrañada conciencia). Bueno, no fue una super-noche diría uno. Después del show los músicos se saludan con respeto mientras yo quedo inquiriéndome si para este tipo de imitación de sabiduría oriental “conciencia” siempre debe significar un brutal asesinato al corazón de Dionisios. Pero dejando de lado eso que muy bien expresó C.G Jung (“La imitación que el occidental hace de la sabiduría oriental suele ser un tanto penosa”-Jung siempre insistia en que occidente podía aprender mucho de oriente pero siempre buscando y creando sus propias formas) planteemos ahora las siguientes cuestiones:

 ¿Es la conciencia algo que pueda ser adquirido por el simple hecho de escuchar tal o cual música, por consumir tal o cual expresión artística? O mejor aun ¿Es la conciencia “algo” a ser adquirido o es más bien algo que está a cada momento, cada vez que la observamos? ¿Es que importa realmente el “soporte” que cada uno use en la propia búsqueda de esa chispa de conciencia infinita revoloteando en el interior del si-mismo? O dicho de otro modo ¿Vamos a quejarnos si en cierto momento algún joven empepado hasta las tripas tiene un profundo insight sobre la naturaleza del cosmos con“We will Fall” de los Stooges en vez de haberlo hecho después de un prolongado ayuno con los ragas de Swami Murundurumandanga? ¿Que importa que Iggy Pop sea una estrella de rock aburrida (quizas el Swami use su status de gurú como pantalla para realizar operaciones de lavado de narco dólares, nunca se sabe estos días)? ¿No son Iggy y los hermanos Asheton, el Swami, el meditador experto, el chico empepado hasta las tripas, mi amiga la del arte consciente y quien esto escribe fenómenos de vacuidad ayoica entrelazados en la impermanencia de una singularidad de no-tiempo y eternidad.?¿No era Samsara igual a Nirvana?
Imagen

Pd1- Este post fue escrito mientras de fondo sonaban Boredoms, the Upsetters, Residents, OOIOO, The Fall, Augustus Pablo y algunos otros en el “shuffle” cuantico de mi winamp. ?Hubiese salido mejor con música tibetana de fondo?

Pd2- Hasta donde puede averiguar tanto Ravi Sahamaputudra como Swami Murundurumandanga son solamente personajes de ficción creados únicamente por propósitos de diversión y retórica. Cualquier relación con personajes reales debe entenderse como pura coincidencia en un mundo de imprevisibles probabilidades.

Imagen

¿Es reálmente sólo Rock and Roll? (parte 1)

2 Nov

La relación entre el ocultismo y la contracultura musical se retrotrae a los orígenes decimonónicos y románticos del concepto de “juventud”. Así mismo, su vinculación con la ingeniería cultural de los poderes fácticos planetarios es más antigua e imbricada de lo que normalmente nos atrevemos a suponer.

por Franco Vico 

Todo se remonta a cierto momento en el siglo XIX o finales del siglo XVIII, en que la revolución industrial permitió la consolidación definitiva, luego de siglos de lucha, de una burguesía económica capaz de mantener a sus vástagos en condiciones de ocio creativo más o menos estables. Así, el hijo pródigo y oveja negra de la revolución industrial, el romanticismo, dio lugar al interés por lo invisible y lo desconocido, antes rechazado de cuajo por el mecanicismo racional del Iluminismo. Por primera vez en más de 18 siglos de Historia occidental la investigación artística, la experimentación con modos de vida no convencionales y el interés por lo sobrenatural convergían con un ingrediente jamás visto antes: el de una naciente cultura juvenil de proyección internacional, en abierta oposición a la sociedad establecida y sus normas.

Aleister Crowley (1875-1947) alias Frater Perdurabo y La Gran Bestia…

El revival esotérico del s.XIX podría periodizarse en dos grandes momentos. El primero, que abarca desde la Revolución Francesa a 1850, fue presidido por figuras como Goethe, William Blake o Swedenborg, este último retomado por Borges. El segundo- ya con Rimbaud y Verlaine revolcándose en una oscura buhardilla tras la Comuna de París- fue protagonizado por personajes mucho más controversiales, algunos de ellos cercanos por su excentricidad a nuestros rockstars contemporáneos. Entre ellos se encuentran George Gurdjieff- fundador de El Cuarto Camino-, Eliphas Levi- autor de Dogma y Ritual de la Alta Magia-, Madame Blavatzki- fundadora de la Sociedad Teosófica-, MacGregor Mathers- fundador de la Hermetic Order of the Golden Dawn– y su discípulo dilecto, Aleister Crowley, a.k.a. Frater Perdurabo y autoproclamado La Gran Bestia.

Haz tu Voluntad

La parada de nuestro viaje en la biografía de Crowley merece la pena por un único y fundamental motivo: no hay otro autor esoterista que haya influido más en la cultura popular de occidente y los movimientos juveniles de la segunda mitad del siglo XX- ya sea de forma natural o por medio de la ingeniería social elitista- que él. Proyectos y artistas tan dispares como The Beatles o Iron Maiden, entre una multitud de otros, han abrevado de su filosofía o incluso practican sus enseñanzas de manera formal en las Órdenes que él fundó. La portada de Sgt. Pepper lo tiene como asistente al supuesto funeral cifrado de McCartney y aparece brevemente en la novela gráfica From Hell de Allan Moore- autor de Watchmen y V de Vendetta-, en un cameo como un jovenzuelo que asegura que la Magia existe.

Aleister Crowley en el comic “The Big Book of Weirdos” de Carl Posey

Crowley, nacido en 1875- mismo año de la fundación de la Teosofía- fue criado en una pudiente y puritana familia inglesa de la cual heredó una gran fortuna a los 11 años de edad. Esto le permitió dedicarse al estudio de la magia y la espiritualidad, realizando viajes de conocimiento por América, Asia y África. Experimentador pansexual y medium durante la estrechez de la Inglaterra Victoriana, Crowley viaja con su esposa embarazada a Egipto en 1904. Allí, luego de una serie de revelaciones comienza a canalizar una voz que se identifica con el nombre de Aiwass y dice ser una entidad mensajera del dios Horus. Este ser comienza a dictarle un texto que al cabo de tres días de escritura canalizadora Crowley bautiza como Liber Al Vel Legis o El Libro de la Ley.

Behemoth, con el Hexagrama Unicursal como escenografía.

La mayor contribución filosófica del Libro de la Ley, y tal vez de Crowley en sí mismo, es la máxima “Haz lo que quieras, esa será toda la ley”. Según Crowley el mayor desafío espiritual del ser humano es sintonizarse y vivir de acuerdo a la “Verdadera Voluntad”, cuya expresión es el máximo potencial del individuo en armonía con el medio y más allá de cualquier principio moral o convención. Bajo esta máxima Crowley funda la filosofía thelemita o Thelema, palabra griega que significa “voluntad”. El principal símbolo de Thelema es el denominado hexagrama unicursal, utilizado en comics, anime y por la banda de death metal polaca Behemoth, quien aparte de dedicarle canciones y discos a Crowley, hace uso de este sello de la confianza en la propia divinidad, en sus shows y álbumes. Por su parte la banda de love metal finesa HIM ha creado su propia versión del símbolo thelémico llamada Heartagram, la cual combina un corazón y un pentáculo invertido.

Crowley en la portada de Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band, de The Beatles

Ya en la década del 20’ y luego de muchos viajes por EE.UU. y Argelia, Crowley se establece con su familia en Cefalú, cerca de Palermo, Sicilia, donde funda lo que se conoció como la Abadía de Thelema, una experiencia fundacional para la contracultura de décadas posteriores. La Abadía fue una pequeña comunidad proto-hippie que ya en la década del 20’ escandalizó a la Italia fascista con su narcosis, amor libre y por supuesto, ocultismo. Semejante cóctel explosivo fue detonado por el fallecimiento del thelemita Raoul Loveday bajo circunstancias de presunta intoxicación. La esposa del difunto denunció públicamente a Crowley por medio del Sunday Times inglés, lo cual hizo que el gobierno de Mussolini tomara cartas en el asunto y los expulsara de la península.

Fotograma del film “Invocation of my Demon Brother” de Kenneth Anger

Por su parte, el cineasta Kenneth Anger es un confeso thelemita. Considerado uno de los fundadores del video-arte contemporáneo, Anger realizó en 1969, junto a Mick Jagger en la composición del soundtrack, el film Invocation of my Demon Brother, un corto plagado de simbología y alusiones explicitas al sacrificio ritual y otros aspectos negativos de las fuerzas invisibles. Con anterioridad, ya en 1955, Anger pergeñó el inhallable film Thelema Abbey, rodado en la casa donde Crowley y compañía establecieron su cofradía.

La conspiración de Acuario

Existe gran cantidad de información que señala que los movimientos contraculturales de la década del 50’ en adelante fueron, en buena medida, cuidadosas orquestaciones del poder para impulsar el cambio social controlado, bajo una fachada de revuelta juvenil. En ese momento el mundo era testigo del traspaso transatlántico del poder hegemónico y EE.UU. se consolidaba como una nueva plataforma para el plan global de la élite.

Número 30 del Tabernacle Street en Londres, sede del Instituto Tavistock.

Para acelerar dicho esquema, que algunos jerarcas ya se encargaban de publicitar como Nuevo Orden Mundial, era necesario crear una brecha social capaz de generar las rupturas que permitan implantar una nueva escala de valores diseñada a medida. Los científicos sociales de think tanks y fundaciones de la élite, como el Instituto Tavistock de Relaciones Humanas y sus equivalentes en Stanford, Yale y otras principales universidades norteamericanas financiadas por los Rockefeller, Rothschild y otros clanes; sabían que no era necesario ni posible transformar la sociedad en su conjunto. Solo se necesitaba crear tendencias innovadoras que atrajeran a las jóvenes generaciones, para que en cuestión de 25 años los intereses y aspiraciones de la sociedad en su totalidad fueran completamente otros.

El cambio de Era astrológica que aun transitamos hacia el signo de Acuario, se inició, dependiendo la fuente, en 1948 o 1962. Acuario es un signo que favorece un renovado interés por búsquedas espirituales no guiadas institucionalmente por una Iglesia o Mesías, si no de índole personal. Dicho paradigma se traduciría en experimentaciones sexuales, con psicoactivos, en relaciones no convencionales y nuevos tipos de arte y cultura. Y, desde el punto de vista de la élite dominante, si eso era lo que iba a suceder, entonces había que suministrarlo en dosis tales que desataran caos social y fracturas de todo tipo.

Daniel Estulin y su libro “Los Secretos del Club Bildelberg”.

Bajo esta luz, es innegable la conexión del movimiento hippie y los beatniks con ciertas pistas perdidas a aspectos negativos del mundo de la simbología esotérica. El popular símbolo de la paz no es si no una ligera adaptación de la runa Toten, que simboliza la muerte, y que en la Alemania nazi se utilizaba junto a la fecha de un deceso en los certificados de defunción; una mal interpretación demasiado forzada si se tiene en cuenta que durante los 60’s representó todo lo contrario. Así mismo otros pretendidos símbolos de la paz y la unidad como la paloma blanca son asociados desde tiempos antiguos a los cultos paganos de la diosa Ishtar o Semiramis en Fenicia y Sumeria, o a sus equivalentes Afrodita y Venus en Grecia y Roma; todas ellas variaciones de la misma entidad reverenciada por la élite en monumentos como la estatua de la Libertad o por medio de adaptaciones cristianas como la mismísima Virgen María.

Muchos investigadores- del campo que habitualmente se denomina de modo peyorativo como Teoría de Conspiración- fallan en comprender que dichos cambios se hubieran y se estaban desarrollado de forma natural de todos modos. Por ello insisten en demonizar a un amplio espectro de fenómenos artísticos que fueron probados o se consideran, en parte, como producto de una mecánica planificada desde las sombras.

Cubierta del libro de Dr. John Coleman, “Conspirator’s Hierarchy”.

Sin embargo, e independientemente de la animosidad con que se ataquen ciertas vacas sagradas de la historia contracultural, las investigaciones están allí y merecen ser tenidas en cuenta. John Coleman, ex agente de MI6- Inteligencia Británica-, publicó en 1991 su libro Conspirator’s Hierarchy, donde vincula al Instituto Tavistock y sus equivalentes yanquees con Timothy Leary, Allen Gingsberg, la cultura beatnik, el acceso masivo al LSD y también- abróchense sus cinturones- con The Beatles.

Continua en parte 2

A %d blogueros les gusta esto: