Tag Archives: redes sociales

El ‘Disparate’ de Levinas

29 Ene
-Les digo, el hombre y el perro trabajan en equipo...-, - Oh, por favor Trevor, vos siempre con ese asunto de las conspiraciones!-

-Les digo, el hombre y el perro están absolutamente trabajando en equipo…-, – Oh, por el amor de Dios Trevor, vos siempre con ese asunto de las conspiraciones!-

Una ficción breve sobre el Estado de Vigilancia en nuestro país desató un feroz sarcasmo en Twitter. ¿Qué hay de cierto en las afirmaciones de su autor?

por Martín Ivan Yañez

El pasado miércoles 23 de Enero estallaron las redes sociales destilando un sarcasmo innecesario. El objeto del escarnio era esta vez la semi-ficción periodística del director de PlazadeMayo.com, Gabriel Levinas, publicada en el matutino La Nación bajo el título “Los Disparates de un Paranoico” [1]. Para cuando me enteré del asunto el hashtag #Levinas ya era un trending topic chorreante de venenos y sin ningún abogado defensor. Me pregunté si el artículo del escándalo sería tan malo y/o tan mentiroso como para justificar semejante repilporoteo y decidí leerlo para despejar la incógnita. La verdad que no entendí le furia de los tuiteros. Sin atreverme a juzgar la calidad literaria del cuento de Levinas, algo para lo cual no me siento calificado ni viene al caso, su discurrir sobre el estado de vigilancia que se cierne sobre los quehaceres privados de justos e inicuos en nuestro país y en el mundo entero era bastante acertado, amen de la ficción. Más allá de cualquier simpatía personal, al ver su consonancia con ciertos informes y fuentes de nuestra publicación, hice lo debido para que el community manager del EHPsi oficie una siquiera humilde defensa al periodista, como si él la necesitara. Hoy veo que Levinas había esgrimido anticipadamente la argumentación de su premisa inicial y por consiguiente la demostración de su propia inocencia. Para ello realizó una entrevista a Beatriz Busaniche, especialista en comunicación de la Fundación Via Libre, cuyo sitio citamos en algunos de nuestros informes para denunciar el monitoreo generalizado a la ciudadanía [2]. En dicha entrevista Busaniche señala varios puntos a tener en consideración:

tuits-EHPsi-levinas

1- La tendencia generalizada y en aumento reciente de todas las administraciones en todo el país, sin diferencias de color político, a la compra de tecnología de punta en monitoreo y vigilancia. Se destacan el sistema de datos biométricos SIBIOS, anunciado el 7 de Noviembre de 2011 por la presidente [3], y los softwares de reconocimiento facial adquiridos por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Estos entre varios otros, como la tarjeta SUBE, por ejemplo.

2- La facilidad con que las comunicaciones digitales y redes sociales no sólo simplifican el acceso y almacenamiento de enorme cantidad de datos muy detallados de cada individuo, si no también el descuido de la población en general al otorgamiento voluntario y compulsivo de dicha información por medio de estas tecnologías.

3- El cambio en el modelo de vigilancia. A diferencia de otros momentos históricos como la Guerra Fría, donde la vigilancia era direccionada, bajo antecedentes y de cierto momento a futuro; en la actualidad gracias a las nuevas tecnologías, la vigilancia es multidireccional o total, retroactiva y sin presunción de inocencia. La catedrática destaca que esta filosofía funciona a la orden del día e indisimuladamente. Prueba de ello es el discurso de la presidente, de acuerdo al cual se infiere que si los datos de toda la población estarán en manos de la fuerzas de seguridad, entonces todos somos potenciales delincuentes. Este nuevo paradigma es definido con el término “soft power” (poder blando), ya que la presencia de vigilancia es constante pero no represiva. En ese sentido Busaniche hablaba de cultivar una ‘sana paranoia’. En oposición a la paranoia inconducente, la de pedir CCTV y plazas cercadas como solución a la delincuencia, esta paranoia postula la necesidad de cuidar la información personal, moderar la exposición electrónica innecesaria e instruirse al respecto.

4- Además de la naturalización con que en nuestro país vemos estos fenómenos, somos en general absolutamente renuentes a sostener un debate público en torno a las implicancias de este tipo de políticas, muchas veces no consensuadas, que seguimos viendo en favor de nuestra seguridad, aunque sean siempre en detrimento de nuestra privacidad y libertad de expresión. La asignación desde el nacimiento de un DNI a cada persona es un hecho excepcional que no se replica en gran parte del mundo y que muchos ignoramos es una medida dictatorial de los 60’s. Como si fuera poco que ese DNI tenga además, desde hace poco, un chip incorporado tampoco parece inquietarnos, si es que acaso lo sabemos.

Este último punto era el nudo de la indignación y sorna tuiteras. Existen ciertas verdades más o menos incómodas o intolerables, que se riñen con nuestro consenso de Realidad. Aunque dichas verdades bailen polka frente a nuestras narices y su ridiculización no resista el menor googleo, persistiremos en llamar paranoico a quien se atreva a señalarlas y tildaremos de Teoría Conspirativa a cualquier explicación que las incluya. La sola idea de que un gobierno encomilladamente democrático y disque progresista vigile a sus representados sin consentimiento previo parece descabellada y molesta, incluso aunque la misma presidente reconozca públicamente que el Estado poseerá la totalidad de los datos biométricos de los 40 millones de habitantes en los próximos años.

“Si nos conocemos mejor, nos cuidamos más”, tal el ‘simpático’ slogan del SIBIOS.

Por mal que caiga la crítica, según Busaniche el argentino sigue siendo un pueblo de borregos, donde prolifera generalmente la mentalidad de rebaño, la aceptación de la vigilancia por “no tener nada que ocultar” y para el cual la cultura impuesta por las dictaduras de “el silencio es salud” o “algo habrán hecho” está aun profundamente enraizada. Dichas idiosincrasias han sido modernizadas al normalizar al DNI como un objeto “garante de derechos ciudadanos” de acuerdo al discurso del ministro Randazzo, y sus variantes extorsivas adaptadas, al pensar que no tenemos nada que temer si pagamos nuestros impuestos como es debido, al decir de la presidente.

Para sumar en ecuanimidad podemos agregar que el supuesto refugio ideológico-partidario no exime a nadie del monitoreo actual o futuro pues, como afirma Busaniche, estas estructuras una vez montadas trascienden espacios políticos. Aunque explicar esto implica también un error: ¿Qué se supone, que debemos permitir que el mal ocurra a otros mientras no nos toque de cerca? Al respecto podríamos parafrasear, humorísticamente quizás, el famoso poema del reverendo Niëmoller, atribuido erróneamente a Bertold Bretch: “Primero vinieron por los socialistas y los troskistas, pero como yo era kirchnerista, no dije nada. Luego vinieron por los sindicalistas, los ecologistas, los estudiantes, los caceroleros y los Qom, pero como yo no lo era no protesté… Ahora vienen por todo, pero ya es tarde.” [4]

Tal vez sea necesario reconsiderar nuestro concepto de ‘delirio’ o ‘paranoia’ antes de reírnos demasiado de algo que no reviste mucha gracia. Tal vez también debamos utilizar nuestra curiosidad para googlear cosas más relevantes para nuestra vida y nuestro futuro, además del Gangman Style y la última vedette devenida política. Gran parte de la información está ahí, al alcance, justamente porque el poder concentrado da demasiado por sentado nuestra flojera y la efectividad de sus métodos de distracción. Tal vez sea hora de dejar de dar ventajas y empezar a unir los puntos que arman la figurita. Precisamente, teniendo en cuenta que Vía Libre basa sus acusaciones únicamente en datos correctamente comunicados por boletines o anuncios oficiales y sobre todo porque Busaniche insiste en estar “pensando bien, sin caer en teorías conspirativas”, podríamos concluir que esta es sólo la punta del iceberg conspiranoico. Por mi parte lo bueno es que, a diferencia de ella, yo soy optimista.

Fuentes:

Rodriguez, Katitza; Biometría en Argentina: La vigilancia masiva como política de Estado; 10/01/2012, Vialibre.org

Busaniche, Beatriz; Estado de vigilancia generalizado en Argentina; 10/05/2012, Vialibre.org

Busaniche, Beatriz; Control para Todos; 23/04/2012, Vialibre.org

Notas:

1 Levinas, Gabriel; Los disparates de un paranóico; 23/01/2013. Lanacion.com.ar

2 Casiardi, Lisandro; El Misterio del Pibe Trosko (parte 3); 13/11/2012, Elheraldopsicotronico.wordepress.com: ” […] en un contexto donde un gobierno ‘democrático’ sanciona una Ley Anti-Terrorista y tiene un proyecto de espionaje de la protesta (Proyecto X), junto a otros métodos de control social, como la Tarjeta SUBE y el nuevo DNI, que poseen la capacidad de acarrear GBytes de información, un detalle casi desconocido para la población de a pie. Por lo demás, conocidos son los casos de censura, persecución y hackeo de varios portales de noticias como Medios y Opinión, Tribuna de Periodistas y LeakyMails, entre otros. Con las características que le son propias, el Pibe Trosko es una herramienta con los mismos métodos y propósitos que una operación de contrainteligencia, de la magnitud que fuera.

3 Creación del Sistema Federal de Identificacion Biometrica; 07/11/2011, Youtube.com

4 Sordo Medina, Jesús; Bertold Bretch: “Y por mí vinieron” por Martin Niëmoller, pastor protestante; 17/07/2012, Homohominisacrares.net

Anuncios

“A Aaron lo mató el Gobierno”

16 Ene

aaron-swartz

Lo dijo Robert Swartz- padre de Aaron Swartz, activista por la libertad de información- y culpó a los fiscales de los EE.UU. por la muerte de su hijo. Adrew Blake, de RT, informa desde el conmovedor funeral del martes por la mañana en las afueras de Chicago.

Trad. por Christian Colangelo y Franco Vico – Fuente original RT.com/usa

Aaron Swartz, de 26 años, fue hallado muerto el Viernes a causa de un supuesto suicidio. Swartz ha sido crucial en el diseño del software destinado a volver Internet fácil y abierto a todo el mundo, también co-fundó Reedit y Demand Progress- uno de los sitios más visitados de la web y una organización activista altamente difundida, respectivamente.

Pero mientras amigos, familiares y seres queridos recordaban el amor de Swartz por la tecnología y su completa dedicación, los concurrentes no rehuyeron en reconocer los tremendos problemas legales que atormentaron al activista en los últimos años.

En 2011 fiscales federales acusaron a Swartz de una serie de delitos de acuerdo a la Ley de Fraude y Abuso Cybernético, crímenes que podrían haberlo enviado a la cárcel por más de 35 años. De acuerdo al gobierno Swartz, desde un edificio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, descargó millones de trabajos académicos y universitarios del servicio JSTOR con la presunta intención de distribuirlos gratuitamente.

“Aaron no se suicidó si no que fue asesinado por el gobierno” dijo Robert Swartz durante el servicio del martes en la Sinagoga de la Avenida Central en Highland Park, Illinois. “Alguien que hacía de este mundo un lugar mejor fue empujado a la muerte por el gobierno”.

Durante el funeral, que duró poco menos que 90 minutos, términos como “googlear”, “Anonymous”, “hackers” o “Ley de Fraude y Abuso Cybernético” eran pronunciados tan naturalmente como si incluirlos en la ceremonia hubiera sido algo esperado. Taren Stinebrickner-Kauffman, la novia de Swartz, dijo entre risas y lágrimas, que uno de sus últimos recuerdos más agradables de Aaron fue un momento a la mañana temprano hace algunas semanas en que él insistía en que lo ayude a analizar una ecuación algebraica que estaba determinado a resolver. En su discurso, así como en los de los demás, el enfoque general era que, para los más cercanos a este genio cybernético, Swartz era un valuarte del cambio social. “Aaron significó mucho más para nuestra comunidad que cualquiera que conozca” dijo Stinebrickner-Kauffman, quien conoció a Swartz en un unido círculo de activistas de New England. “Aaron deseaba tan profundamente cambiar al mundo” dijo ella, más que adquirir fama y fortuna. Y sin embargo, a pesar de esas intenciones, la inminente posibilidad de una condena criminal complico las cosas para Swartz desde su procesamiento en 2011.

En las últimas semanas “estaba tan cansado”, recuerda Stinebrickner-Kauffman. “Me decía ‘¿Hasta cuando voy a sentirme de este modo?’ ”. Con el fallecimiento de Swartz, dice su novia, depende ahora de sus colegas y pares llevar adelante la causa por la cual él fue tan apasionado.

“No hay nada que Aaron hubiera querido más, si no que nosotros aprovechemos esta oportunidad y cambiemos el mundo” dijo, llamando a la comunidad de la que Swartz formaba parte, para continuar reuniéndose sin él en pos de la justicia. Si la comunidad puede aunar fuerzas y avanzar en su defensa, dice ella “los fiscales dejarán de perseguir a jóvenes inocentes” como Aaron.

En el resto de su discurso Stinebrickner-Kauffman habló duramente sobre el fiscal general de Massachusetts que levantó cargos contra Swartz, al igual que de la institución que algunos afirman pudo haber evitado que el gobierno federal continuara con el caso y no lo hizo.

La “falsa caracterización” lanzada por la procuraduría general de Massachusetts, dijo el padre de Swartz, fue la probable causa de la muerte de Aaron. La gente aplaude por doquier a íconos de la informática como Bill Gates o Steve Jobs en tanto visionarios, dijo Robert Swartz, y aunque su hijo era mucho más inocente a los ojos del público en general, no lo era para el gobierno federal.

Previo a los días de Apple, recuerda Swartz padre, Jobs y su socio Steve Wozniak “estafaban a las compañías telefónicas” vendiendo la pequeña “caja azul”, un aparato que le permitía a cualquiera en todo el país realizar llamadas de larga distancia gratuitamente. Por su parte, el desarrollo de Gates del BASIC de Microsoft era cuando mucho “rudimentario”, dijo Swartz padre. “Esta gente es celebrada, idolatrada por nuestra cultura” afirmó, “¿Cómo es entonces que Aaron hizo algo que ni siquiera es considerado ilegal y lo destruyeron por ello?” preguntó. El Sr. Swartz también dirigió duras palabras al MIT, que a diferencia de JSTOR, fue implacable en la persecución del supuesto criminal. “Intentamos una y otra vez que MIT nos ayude y muestre algo de compasión” dijo su padre, pero “sus asuntos institucionales parecían más importantes que la compasión”.

Seguido a la muerte de Swartz, miembros del grupo activista hacker Anonymous lograron acceder sin autorización al servidor de MIT y postearon un tributo que fue referido durante el servicio del martes, el cual también incluyó elegías de algunas de las figuras más respetadas de la Internet.

Tim Berners-Lee. un científico británico que contribuyó al desarrollo de la “Red Mundial” (www), se refirió a Aaron Swartz durante el funeral como “un viejo Sabio” de las computadoras y la comunidad informática. Cuando Berner-Lee se encontró a Swartz, este tenía apenas 14 años.

“Nunca encontré a nadie con tal sentido ético” dijo Berners-Lee, “El sabÌa de escribir codigos… Podría haber cambiado el mundo […] Hasta el ultimo momento estuvo luchando por lo que consideraba correcto

Lawrence Lessig, un académico y activista político que conocía a Aaron Swartz desde hacía una década, se refirió a la acusación del gobierno hacia su amigo como algo fuera de lugar, un ejemplo de idiotez. Elliot Peters, el abogado de Swartz en el caso JSTOR dijo que los pares y compañeros de Aaron, quedaron sin una persona “cuya pasión por la libertad y la justicia”  y “desconfianza por el poder” no tenia comparación. Peters se refirió a la misma desconfianza en su elegía, y condenó a los mismos fiscales federales que serían en parte responsables de la muerte de su cliente. “Aaron, lamentablemente, les dió la oportunidad de hacerse con el caso” dijo, “algo de lo que podrán jactarse”. “Nunca les importó saber quién era Aaron realmente, o qué era lo que estaba haciendo” dice Peters. Por su parte, consideraba Swartz un ” pequeño y brillante joven” y comparó su causa contra el gobierno con la de los patriotas americanos durante la revolución.

“Aaron seguirá siendo un vocero del bien” dijo su padre cerca del final de la ceremonia. “Pasó su corta vida intentando hacer del mundo un lugar mejor para todos”. “Desinteresado” fue un calificativo que se utilizó incontables veces durante el funeral por personas que se referían a la insistencia de Swartz por poner a los demás antes que sí como una de sus mayores virtudes.

“Tu dolor no será equiparable a tu trabajo, porque tu pesar nunca terminará” dijo Peters en cierto momento para citar el Macbeth de Shakerspeare. “Por más que nos duela, sepamos que tendremos que cambiar el mundo y no debemos detenernos” dijo el Sr. Swartz antes de concluir la ceremonia. En estos momentos se planifican homenajes a Aaron a lo largo y ancho del país. Cientos están esperando una reunión masiva en Nueva York para este fin de semana en el Times Square.

Aaron Swartz ¿un suicidio?

14 Ene

swartz-635x357

Con 26 años y una brillante carrera en el mundo de Internet desde los 14, el programador y cyberactivista Aaron Swartz fue encontrado muerto el pasado 11 de Enero

por Martín Iván Yañez

Es muy pronto tal vez para analizar en toda su profundidad un caso como el de la prematura y trágica muerte de Aaron Swartz. Tampoco es nuestra intención como medio realizar peregrinas afirmaciones que falten el respecto al sentimiento de congoja que muchos hoy abrigan en la comunidad cibernética y en general, a raíz de esta inesperada pérdida. Lo cierto es que, como buscadores de la verdad hemos siempre de preguntarnos más allá de la percepción pautada de las cosas, de las versiones oficiales, tal y como lo indica la premisa de este sitio.

Me enteré del fallecimiento de Swartz como casi todo el mundo, leyendo las noticias. Lamenté mucho el hecho aunque desconociera en gran parte hasta ese momento, su contribución a la evolución de la web.

Al día siguiente un amigo me acercó un artículo al parecer muy conocido, de un joven que se molestaba en refutar las aseveraciones del mismísimo Jim Wales, creador de Wikipedia, quien pretendía desmitificar la visión popular de que la mayor enciclopedia online es escrita en tandem por todos sus usuarios. Mientras Jim Wales aseguraba que el 73% del contenido de Wikipedia es aportado por sólo un 2% de los usuarios, el jóven autor de ese artículo- “Who writes Wikipedia?”– logró descargarse la enciclopedia completa en un cluster y por medio de un software de su autoría contó la cantidad de letras por autor. El resultado era una señal de aliento para los escépticos como él que dudaban de las declaraciones arrojadas por Wales en todas sus conferencias. La diferencia radicaba no sólo en el método, si no sobre todo en el prejuicio que el método supone: Wales contaba las ediciones por usuario lo cual lo llevaba a la extraña conclusión de que unos 1000 a 2000 usuarios full time y registrados son los mayores contribuyentes de Wikipedia. Esta conservadora perspectiva de Internet es de por sí bastante disonante cognitivamente ya que es imposible para un grupo relativamente tan pequeño escribir tanto con un mínimo grado de solidez investigativa. Al contar los caracteres, es decir el contenido en sí, este joven logró percatarse, analizando una cantidad indefinida de artículos al azar, que casi el 100% de cada artículo había sido provisto por usuarios no registrados en pocas ediciones per cápita. Es decir, la mayor cantidad de ediciones son realizadas por pocos usuarios full time que mayormente reformatean y editan el contenido aportado desde afuera por una masa mucho mayor de usuarios ocasionales. ¿Quién era este joven que además se candidateaba para el Consejo Directivo de WikiMedia?

Bueno, parecía ser un tal Aaron Swartz. Clickeé en el link con su nombre y resultó ser la foto del mismísimo muchacho que habían encontrado muerto en su apartamento de Brooklyn el día anterior. No tardé en saber a partir de allí, que ya a la edad 14 Swartz había colaborado en la creación del sistema RSS, que a los 15 su contribución al lanzamiento de la licencia Creative Commons fue crucial, que fue fundador de la red social Reedit, que además fue activista por la libertad de Internet y que con su organización Demand Progress contribuyó en gran parte a convocar y concentrar la oposición a las leyes SOPA y PIPA. Por aquellos tiempos Swartz dio un discurso memorable, “How we stopped SOPA”, donde marcaba la importancia del accionar colectivo en el fracaso de las leyes. En ese discurso Aaron decía: “Fue la gente la que detuvo la ley. La gente dejó a la ley bien muerta. Tan muerta que cuando los miembros del Congreso propongan algo que apenas toque el Internet, tendrán que dar de antemano un largo discurso de porqué no es como SOPA”.

Fue también por entonces que su persona entró en abierta colisión con el sistema, que a fuerza de inepcia pretende encorsetar el naturalmente libertario dominio de la web. En 2009 Swartz entró bajo el radar del FBI al descargar y liberar para circulación pública documentos pertenecientes a PACER, una base de datos de información judicial propiedad del estado. Dos años más tarde Swartz bajó del sitio JSTOR la enorme cantidad de 4 millones de artículos de divulgación académica por medio de la intranet del Massachussets Institute of Technologies, por lo cual fue acusado de fraude cibernético y obtención ilegal de información. Este caso lo tenia sujeto a un proceso judicial que estaba mermando sus arcas y sus buenos ánimos, por enfrentarlo a la posible sentencia de hasta 50 años de prisión. Si bien los medios se apresuraron a diagnosticar aceleradamente su reciente depresión, el único dato que se repite como indicio de su virtual condición médica es un post de su blog de… ¡2007! ¿Quien a los 21 años no se siente un poco deprimido, por estar lejos de su casa, por tener un amorío frustrado, fracasar en los estudios, o por simplemente escuchar más new wave de la cuenta? ¿Es normal esperar más de 5 años para suicidarse? ¿No tienen otra pista para publicar o es que no la hay? También publicaba sobre filosofía védica y nadie salió a decir por eso que practicaba Yoga…

Imagen-4

Algunos amigos programadores y su propia familia culparon al MIT y al sistema judicial por el asedio constante que podría haberlo abismado a este resultado, eso sin contar con posibilidades no analizadas todavía por lo cercano del deceso. Al comentar el hecho con una colega investigadora ella me agitó: “Se suicidó, sí, seguro. Como suicidan gente últimamente”.  Es muy pronto aun para asirnos de presentimientos como ese, aunque no podemos negar lo “conveniente” de una pérdida semejante.

La carrera de Swartz fue meteórica, vertiginosa, como la de muchos en su generación visionaria y ansiosa de cambios, que además no temen en enfrentar a la autoridad si es necesario. Personalmente creo que no podían retenerlo mucho tiempo por medios legales, que su causa no sólo no prosperaría demasiado si no que se hubiera convertido en la primera grieta que señalaría la obsolescencia irreversible de los antiguos aparatos frente al nuevo paradigma; una puerta abierta para un mayhem hacktivista rumbo a la liberación definitiva de la información, con todo lo que ello conlleva. Además su personalidad no daba con el tipo delincuencial fácil de demonizar mediáticamente, si no más bien con el del potencial mártir político del establishment. Incluso de ser posible, el remedio de 35 años de cárcel habría sido peor que la enfermedad misma.

Swartz no era un activista cualquiera, era principalmente uno que había entendido cómo Internet excede cualquier instancia centralizada de emisión de contenidos y control de información, y como el antiguo régimen intenta canalizar eso por medio de “gate keepers” como Google o Facebook, que tarde o temprano mostrarán su verdadero rostro. Probablemente Swartz hubiera sido en los próximos años, como lo fue hasta su fin, un referente importantísimo por el triunfo definitivo de un nuevo tipo de sociedad. Por eso fue un dolor de cojones significativo para el status quo y sus acólitos deseosos, entre otras cosas, de derrumbar el mundo de Internet y el ideal de libertad y equidad mundial que tan concretamente representa. Quizás, desde esa perspectiva, era mejor quitarse el problema de encima mientras no era incontrolable y al mismo tiempo enviar un claro mensaje a los que como él, pretenden evolucionar y que algo cambie.

Sin embargo las transformaciones por las que Swartz trabajaba ocurrirán de todas formas, pues trascienden la consciencia individual. Somos muchos más que 1000 tipos los que escribimos el futuro.

Fuentes:

Aaron Swartz; Wikipedia.org

Swartz, Aaron; ¿Quien escribe Wikipedia?, 04/09/2006, Wikipedia.org

¿Quien se beneficia con la muerte de Aaron Swartz? una hipótesis de su posible asesinato; 14/01/2013, Pijamasurf.com

Se suicidó Aaron Swartz, cofundador de Reedit; 13/01/2013, InfoBAE.com

El Misterio del Pibe Trosko (parte 2)

7 Nov

Entre el humor político y la contrainteligencia militante

por Lisandro Casiardi

leer Parte 1

Twitter Babilonia           

Dado mi “paranoica” afición por la búsqueda de sentido a casi todas las cosas, proseguí a la pesquisa de los poderes ocultos detrás del Pibe Trosko, si es que los hubiera, claro. Como fruto de un humilde razonamiento elaboré esta sencilla hipótesis. Este avatar puede ser una de las siguientes 4 cosas, a saber: a) un simple humorista- acólito o no- ejerciendo su legítimo derecho de hacer reír y reírse de aquello que cree digno de burla; b) un cyber empleado gubernamental ejerciendo el mismo legítimo derecho; sí, como los que el innombrable Lanata expuso- sí, de los que se apresuraban a dar de baja sus cuentas de Twitter mientras el programa PPT aun estaba en el aire-; c) el producto de un ministerio o think tank oficialista, un colectivo de contrainteligencia desinformativa, un Black Op de sofisticado adoctrinamiento y trollin’, también ejerciendo el derecho al humorismo pero en aras de fines más nefastos; d) todas las opciones de arriba o la combinación de algunas de ellas.

Decidido a contrastar mi brillante premisa para refutarla o confirmarla en todo o en parte, me dirigí a la babilonia twittera, la otra gran red social donde Pibe Trosko también es usuario estrella. Allí, en un acto de lucidez extrema, tipee su nombre en el search bar. La cantidad de usuarios dispuestos a afirmar que el Pibe Trosko es un producto K era mayor que los que resultaban de una búsqueda equivalente en tiempo y esfuerzo en Facebook. Tal vez Twitter sí ejercite el desarrollo de ciertos poderes psíquicos o requiere, como alega la golpista Sarlo, destrezas mejor pulidas. Algunos de los tweets de las almas despiertas proclaman: “Pibe Trosko no me saca ni un movimiento de comisuras. Y la manera que describe cierto estereotipo me parece intencionalmente errónea”, “El Pibe Trosko es el paradigma del Kirchnerismo banana”, “A mi no me engañan, Pibe Trosko es un Cyber K”, “Che Pibe Trosko, para cuando un chiste inteligente sobre algún K? O tenés cagazo? Dale. Así nos reímos todos.” 

Algunos de los twits que afirman que Pibe Trosko es un Ciber K

Busqué compararlo primero con  algunos personajes similares de la virtualidad con quienes comparte características de estructura y modus operandi. El avatar ganador del premio ArgenTuits, Dra. Alcira Pignata, (@drapignata) emula una sexagenaria de la derecha ultraconservadora. El nivel de exageración del estereotipo no merece, a mi entender, ser tomado en serio salvo como una excelente obra de humorismo social y político que explota subversivamente lo peor del racismo clasista y fascistoide. Su extremismo deja desnuda cierta voluntad de clarificación que va más allá de una defensa militante. Tal es así que la Dra. Pignata está absolutamente convencida de que los problemas argentinos se solucionan con BALA y FUEGO. Uno de sus slogans más repetidos consiste en comparar a la Argentina con países del Tercer Mundo a los cuales se considera en inferioridad de condiciones: “Somos Zambia” o “Somos Cuba”, son remates frecuentes de sus consignas. Tampoco escatima en mencionar a Barack Obama como “ebony leader” o referirse a Chavez como mico o simio. Otro fake muy popular es el de Coronel Gonorrea (@CoronelGonorrea), cuyo perfil anuncia escuetamente “Cojo mal” y que hace un uso menos incendiario aunque igualmente mordaz del humor, prefiriendo un análisis más sesudo y sin estridencias del panorama político. De esta manera Gonorrea afirma “Obvio, en el pais de la culpa, quien le diga “Hebe, eso que dice es una estupidez” automáticamente tiene un desapa en el ropero.” o “-La política es conflicto -Todo es política -Todo es conflicto -El silogismo mas vendido de la década.” Otro avatar importante en el ámbito del humor político es el de José López Rega (@La_LopezRega), también cultor de la provocación ultra-derechista y ampliamente seguido en Twitter. Rega se declara vuelto de la criogenización hace tres semanas y asegura ser “Amigo de los niños”. Su institución de referencia es la espiritista Escuela Científica Basilio y sus proclamas suelen hablar de una amistad con Lastiri, Osinde y otros personajes de la Derecha Peronista. Normalmente Rega arguye que lo suyo es la “Magia y el Crimen” aunque no escatima en apoyar públicamente al sitio LeakyMails por la censura padecida.

Las comparaciones de Trosko con sus pares twitteros no hacen más que acentuar las limitaciones reflexivas de quién tiene algo que defender o atacar. El análisis más mínimo de sus omisiones y predilecciones arriba a la conclusión de que El Pibe Trosko no es un crítico incondicional de la realidad política y sus actores, ni mucho menos un “trosko”, si no una muy sutil obra de propaganda oficialista. Pero este análisis no alumbra aun quién se esconde detrás del teenager de pseudo-izquierdas.

K de Kafka           

Uno de los tweets resultantes de la búsqueda en el search bar revela: “Pibe Trosko es Abal Medina. Literalmente” y este a su vez es respondido con “ya no lo puede disimular”, “Pibe Trosko es Abal Medina”. Otro usuario arriesga el mismo pronóstico “Che alguno de los de la JGM que maneja a Pibe Trosko se copa y le dice a Juanma Abal Medina (h.) que se ponga los pantalones? Gracias!”

“Pibe Trosko es Abal Medina” gritan los twiteros.

¿Por qué Abal Medina? ¿Qué es la JGM? Bien, esta es la parte más jugosa donde tal vez comienzan a correrse los velos de la inocente virtualidad para dejar entrever algo más grande y más oscuro, o por lo menos con una intencionalidad bien definida. Juan Manuel Abal Medina hijo, es el politólogo de la UBA con maestría en FLACSO (México), cuyo padre fuera el secretario general del PJ durante el tercer gobierno de Perón hasta 1974, quien a su vez se dijo fue asesor del magnate mexicano Carlos Slim (1). Abal Medina (h.) es el actual Jefe de Gabinete de Ministros, de cuya Jefatura (JGM) depende la Secretaría de Comunicación Pública. Según el destituyente panfleto Perfil.com, en agosto de 2012 ya se habían gastado 411,8 Millones de pesos, el 77% del presupuesto anual de esta secretaría, de la cual depende Futbol y Automovilismo Para Todos y cuyo erario escaló un 200% desde 2008 (2). Un artículo de un esbirro de Magnetto señala que la Secretaria de Comunicación Publica supera en presupuesto a ministerios como Industria, en un 10%, y a Turismo por el doble (3). Otro pasquín colonizador de subjetividades, el centenario aunque no prestigioso La Nación, publicó un enorme árbol donde se enumera la ridícula cantidad de dependencias de esta dirección, cada cual con sus respectivos nombres, todos ellos dignos de un inspirado Orwell o Kafka Sci-Fi (4). ¿Será uno de los brazos de este octópodo- la Dir. Gral. de Estrategias y Monitoreo de Comunicación- el supuesto foco de las sospechas de los tuiteros?

Organigrama de la Secretaría de Comunicación Pública, manejada por la Jefatura del Gabinete de Ministros, a cargo de J. M. Abal Medina (h.) publicado en LaNación.com

De acuerdo a lo publicado en el diario mendocino Los Andes, en una nota casi calcada del demoníaco Clarín, se lee “La Dirección de Seguimiento y Monitoreo -así se llama la nueva estructura- funciona dentro de la Jefatura de Gabinete y no está vacía: en los últimos tres meses, el Boletín Oficial consignó la contratación de 40 personas para que se dediquen a controlar lo que se publica sobre el Gobierno. Para realizar ese trabajo, el Gobierno contrató a 40 personas para que hagan seguimiento y monitoreo de televisión, radio, portales web y medios gráficos. La mayoría de los que cumplen esta función son menores de 30 y militan en la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora. El máximo responsable de esa área es el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien la tenía bajo su mando incluso antes de llegar a su actual puesto, cuando era secretario de Comunicación Pública. […] La Subsecretaría de Comunicación Estratégica se volvió un organismo inasible. Está en un proceso de reestructuración y aún no saben en qué esfera del organigrama quedará. Sí es seguro que seguirá en manos de Abal Medina. Mientras tanto, “los chicos” que realizan el seguimiento de medios mudaron su oficina desde la Casa Rosada a la Jefatura de Gabinete, en la avenida Julio Roca. […] Una fuente de la Secretaría de Medios reconoció que no sabe específicamente qué tipo de monitoreo hacen desde la Subsecretaría (5). Según continúa el artículo de Los Andes/Clarín este organismo de monitoreo de medios confecciona regularmente cuadernillos que suman hasta 300 folios, recopilando y analizando escrupulosamente el impacto mediático de las medidas gubernamentales y sus efectos en la población. Sin bien esto se hacía regularmente antes de la llegada de los Kirchner a presidencia, lo novedoso sería en este caso la mega estructura diseñada por Abal Medina y ocupada por los Camporistas con sueldos desde 15.000 $.-

Como su nombre lo indica, esta Dirección General no solo se ocupa de monitorear, sino también de generar estrategias de comunicación. Estimo yo que esto de las estrategias alude en parte a “comunicación no convencional”, a vías alternativas, dispositivos novedosos o relativamente inexplorados.

La periodista Clarisa Ercolano, que escribe entre otros medios para Pág.12 y PlazadeMayo.com, dice lo siguiente: “Pibe Trosko no es un simple avatar humorístico en Facebook, mas allá de que su mensaje se difunde utilizando el humor, quiero decir, no es una persona común y corriente que decidió salir a gastar a los sectores de izquierda y esto puede comprobarse simplemente viendo que cuenta con avisos patrocinados en Facebook. Estos avisos como bien su nombre lo indica, se pagan por click, en dólares y usando una tarjeta de crédito y lógicamente redundan en que el conocimiento del avatar se acelere muchísimo. No son accesibles para cualquier usuario, ya que se debe contar con un capital económico para poder pagar esa promoción preferencial que ofrece Facebook.”

Captura de un anuncio pago posteada por un usuario de Facebook en el muro del Pibe. La foto es la de “La llegada de Lanata a Ezeiza”.

Inicialmente no pude toparme con ningún anunció pago del Pibe. Supongo que por ser habitué de su página Facebook no iría a mostrarme una publicidad de algo que conozco y visito regularmente. No obstante, aunque alerté a mis amistades para capturar una de sus pantallas publicitarias, el fruto de mi paciencia cayó, o mejor dicho lo encontré inesperadamente, momentos antes de la publicación de este artículo. Un post de un usuario en el muro del PT acusa: “Leen la palabra ‘Anuncios’[?] Alguien pasó la visa o el paypal para que el pibe trosko tenga más llegada para con la plebe de facebook”.

Revolución en Prime Time, promete el Pibe Trosko.

Más allá de los anuncios pagos en las redes sociales se cae de maduro que de esta u otra forma, el Pibe cuenta con un empujoncito extra como patrocinio para su gran popularidad cybernética: El programa Bajada de Línea de Víctor Hugo Morales lo tuvo junto al líder piquetero K Luis D’Elia y a la diputada del FAP Victoria Donda como tuiteros en vivo (6). En uno de sus últimos posts Trosko adelanta juegos, videos y más merchandising para su revolución electrónica. También pide apoyo para que Marcelo Tinelli lo lleve al Bailando 2012 a “hacer la Revolución en prime time” e incluso se ha creado un hash tag para dicho fin. Por lo que se prevé, el protagonismo de Pibe Trosko en la escena cultural juvenil tal vez esté en ascenso y está claro que ese éxito no carece de auspiciantes o interesados. ¿Será Pibe Trosko un veinteañero camporista empleado de la Dirección de Estrategias de la Comunicación, o un producto de sus equipos? Habrá que ver cuanto es paranoia del autor y cuanto es realidad programada por el poder corporativo y gubernamental.

Pero ¿Por qué la zaña de un gobierno que se dice progresista con quienes pueden ser más progresistas que ellos?

Continúa en parte 3

Notas

1 Juan Manuel Abal Medina (h.) / Juan Manuel Abal Medina (padre) Wikipedia.com

2 Abal Medina ya gastó el 77% del presupuesto de publicidad oficial. 11/08/20212 Perfil.com

3 Mindez, Leonardo: El costo del relato: La Secretaría de Medios gasta más que un ministerio 25/06/2012 Clarín.com

4 Más personal y recursos para la propaganda oficial 09/09/2012 LaNación.com

5 Ocupan miembros de La Cámpora para revisar contenidos de los medios LosAndes.com.ar El gobierno destina cada vez más recursos para “vigilar” a los medios 30/01/2012 Clarin.com

6 Bajada de Línea nro. 97, la Democracia en los jóvenes. Youtube.com

El Misterio del Pibe Trosko (parte 1)

3 Nov

Entre el humor político y la contrainteligencia militante

por Lisandro Casiardi

Un avatar de las redes sociales, uno que tal vez se corresponda a una persona real con amigos y familia o que incluso comparta rostro con su foto de perfil, se hace llamar Pibe Trosko. Este avatar es cultor de un humor político bastante inteligente, sagaz, de los que escasean en estos momentos nac&pop donde todo parece ir, por lo menos para mi gusto, tan en serio. Sus intervenciones- microficciones, letras de canciones, diálogos con su arquetípica mamá, etc.- cuentan con todos los gags que un militante de pseudo-izquierda podría proferir, con las consignas y parafernalia visual de un psico-bolchevismo lavado por el aspecto más sano y pueril de la posmodernidad. Me divertí mucho leyéndolo durante un par de horas largas y decidí escribir algo acerca de su resuelto uso del humor y de su costado menos claro políticamente, simplemente porque no supe como interpretar ciertos posts en relación a la imagen que todos se hacen de él, o que se entiende proyecta de sí mismo.

Showtime Perejiles           

Como humorista nato que demuestra ser, El Pibe Trosko no repara en reírse irreverentemente de cuanto político, periodista, figura pública e histórica le deje la insólita coyuntura al alcance de la imaginación. En sus textos se mezclan consignas soviéticas, partidas de Play Station con Mauricio Macri, mensajes de texto con el perplejo Ricardo Alfonsín (H.), alusiones al travestismo ideológico de Patricia Bullrich y distópicas apariciones de Jorge Lanata como un Perón llegando a Ezeiza con facciones de seguidores disputándose los palcos. En el grueso de sus publicaciones sus desarrollos se basan en palazos equidistantes a todos los puntos del espectro político. Una de sus publicaciones es un poema llamado Perón era Milico.

Perón era Milico, poema del Pibe Trosko.

El texto reza en una de sus estrofas “Qué vergüenza me daría, Meter las patas en la fuente, Pa pedir que lo liberen, A un tirano Teniente…Decís que cambió la historia, Allá en el 40 y pico, Chabón, no se si me escuchaste, Juan Perón era milico […] Che peruca a vos te digo, Y prestame mucha atención, Nunca verás a un milico, Hacer la revolución”. Estas palabras, con las que uno puede acordar o no, constituyen una excepción al resto de sus textos por lo- digamos- “arriesgado” de pegarle a vaca sagrada semejante y es descriptiva de cierta actitud común tanto a la derecha conservadora como en las izquierdas críticas y no peronistas. Como ha de imaginar el lector, este post en facebook desencadenó, como casi todos los del autor, no pocos re-posteos, adhesiones y comentarios, la mayoría de los cuales celebraban o denostaban con igual vehemencia la autoproclamada posición “antiperonista” del Pibe. Mientras opositores se limitaban a asentir o festejar la lírica, oficialistas lo señalaban, acusándolo de venderse al multimedio corporativo, por tener un espacio en Revista Noticias. Un solo comentario llamome sin embargo poderosamente la atención. El mismo rezaba lo siguiente: “Hay cada perejil que se cree que tiene la mirada afilada por nombrar 3 veces a Clarín, y no son capaces de darse cuenta que el pibe trosko es Kirchnerista. Es sólo una publicidad para burlarse de la izquierda. A quién se piensan que jode este flaco? A Clarín? Al gobierno? No entienden nada.”

comentario de Marcelo Navarro en el post de Pibe Trosko

Tan avezado paréntesis en medio de los ventiladores de mierda de recíproca funcionalidad hegeliana, espejados casi miméticamente por las redes sociales, me pareció una saludable anomalía que venía a confirmar sospechas ajenas y propias. Fueron las ajenas las que me llevaron a conocer el blog del Pibe, mientras que las propias me fueron generadas tras leer varios memes como por ejemplo el que dice “¿Que es eso de andar juntando tan poquitos votos? Ay mi vida que cosa de Troskos” o este otro que ironiza “Para los actos los K tienen 10 agrupaciones y convocan 50.000 personas, nosotros tenemos 50.000 agrupaciones y convocamos 10 personas”, rematando “Igual no nos rendimos”.

fragmento de la breve entrevista por chat a Marcelo Navarro.

Para seguir la pequeña pista encontrada decidí solicitar amistad cibernética al autor del comentario, un estudiante de la Universidad Nacional de La Plata llamado Marcelo Navarro. Marcelo aceptó mi solicitud al instante y lo interpelé acerca de su comentario, anticipándole la primicia de esta nota y convidándole a leer mi blog como credencial de identidad. Él me respondió: “Mirá…el gobierno no tiene muchas excusas ante muchos reclamos que lo corren por izquierda. Su única forma de poder correr a la Izquierda (de cualquier tipo) es desprestigiándola sin caer en las discusiones de base. El Pibe Trosko es una burla a los militantes de izquierda, los toma de infantiles, que se quedan en la teoría y que solo militan desde sus casas, o por Facebook… En realidad las críticas del pibe al gobierno son light y estúpidas, y en cambio juega el 100% del tiempo a desprestigiar a los militantes de cualquier tipo.”

Ecuanimidad sólo inicial

Los dichos de Marcelo se corresponden con casi todos los posts del Pibe. Mientras acusa a los ambientalistas de Famatina de tener Ipads de madera y algas, o generaliza las diferentes marchas opositoras como cacerolazos de clases pudientes, evitando mencionar por ejemplo a Monsanto; a Cristina Fernandez le critica las carteras o comparar a “Chavez con Perón y Jack el Destripador”,pasando por alto cuestiones que supongo más importantes del episodio de Harvard, acerca de la naturaleza de las respuestas, en detrimento de quién hacía las preguntas. Unos de sus memes desnuda, creo, este juego: “¡Sin las viviendas, sin la Asignación Universal por Hijo, sin las nuevas universidades, sin los puestos de trabajo, sin las paritarias, no te vota nadie CFK, nadie!”. El Pibe ignora que las críticas por izquierda al gobierno no pasan por lo positivo de su enumeración. Pero evidentemente tampoco rechaza una ecuanimidad suficiente que le proporcione cierta legitimidad inicial, por eso no puede darse el lujo de dejar de criticar algo, aunque sea un poco, de lo más criticable del gobierno. En un meme menciona “Prefiero que la TV me muestre a la hinchada antes que ver el Futbol Para Todos que financian con la guita de los jubilados y la megaminería”.

No obstante, detrás de la cortina de nihilismo humorístico o presunta crítica incondicional no importa tanto cómo ni a quién critica, si no su burla de los legítimos reclamos del paradigma que satíricamente encarna, los del militante estudiantil de izquierdas y, por extensión, los de sus referentes ideológicos. De la histórica lucha de los movimientos obreros por la autogestión de las fábricas, el muchacho comenta: “Estoy tratando de convencer a un playero de YPF de que él tiene que tomar el control total de la compañía y dirigirla. Dice que no quiere.” Hay una entrevista, tal vez la única que se le realizó hasta el día de la fecha, publicada en la oficialista web Agencia de Noticias Paco Urondo (1). En ella el Pibe afirma “Cuando se aprobó el proyecto de ley salí corriendo a la YPF que tengo en la esquina de casa. Estuve dos horas charlando con los playeros, intentando convencerlos para que ellos tomen el control de la compañía y la dirijan. Ninguno quería. Parecían preocupados por otras cosas.”

Tal vez el Pibe ignore las experiencias de la Republica Española (2) y la Ucrania Makhnovista (3), que lograron precisamente eso durante sus años de persistencia, antes de ser sepultadas en el olvido y la sangre por las falanges fascistas, el PCE y el Ejercito Rojo. Ambas empresas, más cercanas al anarquismo que a la “dictadura del proletariado”, constituyen- por su éxito en haber elevado los niveles de producción, trabajo y vida sin liderazgos despóticos- un mal ejemplo que muchas veces incluso los auténticos izquierdistas ignoran. Un ejemplo muchísimo más cercano pero no menos importante es el de la neuquina FaSinPat (4), la fábrica de cerámicos que hace 10 años está en manos de sus trabajadores y que no se hubiera salvado de la ruina sin su intervención. Estas experiencias demuestran que las utopías no son proyectos irrealizables y que tampoco carecen los seres humanos del interés o la capacidad de autoorganizarse, si logran superar las estructuras de privilegios que, por ejemplo, este gobierno defiende como parte de supuestas alianzas de construcción de poder. Quizás el Pibe también ignore que si los obreros hoy en día están preocupados por otras cosas no es porque no quieran autogestionarse, si no porque tras décadas de asistencialismo han sido adoctrinados para reemplazar su original objetivo revolucionario por el más módico de la “justicia social”, algo así como permutar la libertad total por una cárcel más cómoda.

La entrevista en la ANPU cierra con una sarcástica declaración de anti-principios: “Leo Clarín, no te voy a mentir. Pero también escucho Radio Mitre, o miro a Lanata. Me gusta mucho PlazadeMayo.com, de Gaby Levinas. Pero no escucho solamente una campana, puedo mirar TN también, o escuchar Radio 10, soy un tipo muy abierto para informarme.” (5) Uno puede leer varios medios que se resisten a tomar partido en la riña bipolar, pero me pregunto si escuchando la campana de 678, Víctor Hugo Morales o Página12 podremos sintonizar alguna vez una alusión crítica al gobierno, ya que sería un alivio no tener que recurrir a veces a las fuentes que enumera el Pibe para poder hacerlo.

Continúa en parte 2

Notas

1 Exclusivo: habla el Pibe Trosko, el revolucionario más famoso de la web. Entrevista en Agencia de Noticias Paco Urondo, 9 de Agosto de 2012. http://www.agenciapacourondo.com.ar

2 Documental Vivir la Utopía, 1997 TVE. Dir.: Juan Gamero.

3 Documental Néstor Mahkno, campesino de Ucrania 1996. Dir.: Heleine Chatelain.

4 Documental FaSinPat, fábrica sin patrón 2004. Dir.: Daniele Incalcaterra.

5 Op. Cit: http://www.agenciapacourondo.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: